UN ESCENARIO QUE PREOCUPA

“Este gobierno viene por la clase trabajadora”

Este concepto fue vertido durante la charla que mantuvieron con EL TIEMPO Vanina Zurita,  secretaria General de la Seccional Azul de ATE, y Nerina Martín, delegada local del RENATEA, quien el lunes fue a la oficina local del organismo y se encontró con que las cerraduras habían sido cambiadas y que la habían desvinculado de la actividad. “No solamente se trata de mi fuente laboral sino que se están vulnerando los derechos de los trabajadores rurales”, manifestó.

Nerina Martín evaluó lo acontecido como “un desastre” en razón de que “no solamente se trata de mi fuente laboral sino que además se están vulnerando los derechos de los trabajadores rurales”.   La delegada local del RENATEA, Nerina Martín, el lunes pasado fue a la oficina local del organismo y se encontró con que las cerraduras habían sido cambiadas y que la habían desvinculado de la actividad. Ayer -acompañada por Vanina Zurita, secretaria General de la Seccional Azul de ATE-, brindó detalles acerca de esta preocupante situación.
<
>
La delegada local del RENATEA, Nerina Martín, el lunes pasado fue a la oficina local del organismo y se encontró con que las cerraduras habían sido cambiadas y que la habían desvinculado de la actividad. Ayer -acompañada por Vanina Zurita, secretaria General de la Seccional Azul de ATE-, brindó detalles acerca de esta preocupante situación.

La delegada local del RENATEA, Nerina Martín, en la mañana del lunes pasado fue a la oficina local de ese organismo para dar inicio a una nueva jornada laboral, pero al llegar al lugar se encontró con la ingrata sorpresa de que las cerraduras habían sido cambiadas y con la desagradable noticia de que la habían desvinculado de la actividad. En horas de la tarde de ayer -acompañada de Vanina Zurita, secretaria General de la Seccional Azul de ATE-, Martín  brindó detalles acerca de esta preocupante situación.

“Un desastre”

En principio Martín comentó que el lunes fue a la  sede local del RENATEA y se encontró con que “la cerradura de la oficina estaba cambiada. Habrían venido -creemos- durante el fin de semana desde la Delegación Buenos Aires Sur, a cargo de Marcela Bossio, y también pegaron cartelería la puerta que indicaba que para informarse había que dirigirse a UATRE, OSPRERA y a la Sociedad Rural, o comunicarse con un número telefónico y una dirección de Necochea”.

En ese aspecto, la delegada local consideró que ante el escenario planteando se están vulnerando los derechos de los trabajadores rurales de Azul  y de la zona. “Acá llegan trámites de Bolívar, Rauch, Tapalqué, Saladillo, Olavarría, Laprida, Azul, Cacharí y Chillar. De hecho, hoy (por ayer) me llamaron del Correo para avisarme que habían rechazado un bolsín (el último que yo mandé), dentro del cual hay desempleos de trabajadores rurales y sepelios de familiares de trabajadores rurales que inician su prestación”.

También evaluó lo acontecido como “un desastre” en razón de que “no solamente se trata de mi fuente laboral sino que además se están vulnerando los derechos de los trabajadores rurales”.

Igualmente Martín dio a conocer que mantuvo una charla con la Delegada de Necochea, quien le informó que tenía que comunicarse con el área de Recursos Humanos. “Yo le pregunté si estaba segura de lo que estaba haciendo, porque hay cosas personales mías, documentación que se relaciona con un telegrama que me mandaron -que ni siquiera es un telegrama de despido-, que es una carta documento donde hacen mención a un recurso de amparo que yo no poseo. Eso fue el puntapié de todo, ya que cuando me llegó esa carta documento ellos me pidieron que la desestime porque se habían equivocado, que no era lo que correspondía y que regresara a mi puesto laboral, que fue lo que hice. Pero ahora nos encontramos con esto”, señaló.

“Una fiesta a la que los trabajadores no estamos invitados”

A su turno, Vanina Zurita expresó que “esto demuestra el grado de violencia de parte del Estado. El año pasado para esta misma fecha muchos trabajadores se encontraron con que eran despedidos en la puerta de sus trabajos informados por un policía. En este caso se encontró la cerradura cambiada. Una situación absolutamente violenta para el trabajador”.

“El cartel que pegaron dice que hay que dirigirse a UATRE, OSPRERA o a la Sociedad Rural. Es como dejar al zorro adentro del gallinero, ya que este organismo debe controlar a los trabajadores rurales. Y no va a ser la Sociedad Rural la que garantice los plenos derechos de los trabajadores”, agregó la dirigente gremial.

De igual forma, Zurita manifestó que “este gobierno viene con muchísima violencia. No se puede negar el grado de represión que hubo en este último tiempo: lo que pasó con los manteros; lo que pasó en el Sur con los Mapuches; lo que está pasando con los trabajadores de Clarín”.

“Además tenemos un presidente desfachatado e irresponsable en sus dichos, cuando opina que hay fuentes laborales que se van abriendo y que el empleo va creciendo. Son dichos absolutamente provocadores hacia la clase trabajadora. Por eso los que tenemos que estar atentos somos nosotros, la clase obrera. O seguimos comprando el discurso de la derecha y de los grandes medios de comunicación que le hacen el juego a la derecha, o nos sacamos las anteojeras y miramos un poquito más allá del metro cuadrado. Las medidas más anti-obreras se han tomado en este último tiempo”, apuntó la secretaria General de ATE Azul, quien añadió que “tenemos que tomar medidas contra esto porque vienen por nosotros. Este gobierno ha beneficiado a grupos concentrados de poder en una fiesta a la que los trabajadores no estamos invitados”.

“Este gobierno viene por la clase trabajadora”

Por otro lado Zurita hizo hincapié en que “esto hace que no se pueda controlar y que los trabajadores del sector estén absolutamente desprotegidos. Es un plan que tiene este gobierno y que va a seguir hasta las últimas consecuencias, el de ir desmantelando el Estado”.

A su vez, la dirigente de ATE dio a conocer que se presentó “una denuncia, con las mimas características de esta carta documento, pidiendo explicaciones acerca de cuál es la situación laboral de Nerina y denunciando los derechos vulnerados de ella y de los trabajadores rurales”. “Este gobierno viene por la clase trabajadora, razón por la cual está en nosotros ponerle un  límite a esa situación”, acotó la sindicalista local.

“Desmantelan este organismo”

Sobre el final de la charla, Nerina Martín refirió que desde el RENATEA se hizo caso omiso a que cumple funciones como delegada sindical del sector.

Por último Zurita subrayó que “no hay que dejar de mencionar el acuerdo que tienen con uno de los sindicatos más entregadores que tiene la clase trabajadora que es UPCN, que siempre ha estado del lado del gobierno de turno. En ese marco es que desmantelan este organismo; el gremio entrega a los trabajadores y el gobierno los saca de funcionamiento”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *