EL FRIGORÍFICO, EX META AZUL, EN LAS PUERTAS DE LA REAPERTURA

“Esto es una gran oportunidad para Azul”

 

 

La aseveración partió del abogado Luis Conti, quien estuvo trabajando codo a codo con la Federación de la Carne para avanzar con el regreso al proceso de producción. Ayer se llevó a cabo una asamblea en la sede local del Sindicato, donde integrantes de la Federación dieron a conocer la propuesta de los nuevos dueños de la planta industrial, que incluye la reincorporación automática de los 182 trabajadores que habían quedado sin empleo. También prevé, por parte de Marcelo Celeste, el empresario que pasará a desempeñarse como asesor del grupo adquirente, el pago de 5.000 pesos por dependiente. Este último aspecto no dejó satisfecho a nadie, pero quedó la sensación que el grueso de los empleados aceptará la iniciativa con tal de recuperar la fuente laboral. 

“Les puedo garantizar que por la trayectoria, por el conocimiento de la industria que tiene esta gente y la vinculación con la producción agropecuaria, estoy convencido que esto es una gran oportunidad para Azul”, expresó Luis Conti, en la imagen acompañado por el dirigente sindical Miguel Otero. Ayer, pasadas las 17, los ex trabajadores de Meta Azul fueron notificados sobre la propuesta del grupo empresarial que acaba de comprar y escriturar la planta del frigorífico local.  FOTOS NACHO CORREA
<
>
“Les puedo garantizar que por la trayectoria, por el conocimiento de la industria que tiene esta gente y la vinculación con la producción agropecuaria, estoy convencido que esto es una gran oportunidad para Azul”, expresó Luis Conti, en la imagen acompañado por el dirigente sindical Miguel Otero.

La posibilidad de la reapertura de una planta industrial en Azul no puede menos que generar esperanza y expectativa. Más aún cuando se trata del frigorífico, ex Meta Azul, cuyas instalaciones ya fueron adquiridas y escrituradas por un nuevo grupo empresario. ¿Marcelo Celeste?. En lo que tiene con este reinicio, el empresario caído en desgracia no tendría nada que ver, más allá de que pasaría a desempeñarse como empleado del nuevo dueño, como gerente de planta o asesor.

Ayer se realizó una asamblea de trabajadores en la sede local del Sindicato de la Carne. Integrantes de la Federación de la Carne dieron a conocer la propuesta que hicieron los flamantes titulares del emprendimiento industrial, que consiste en reincorporar automáticamente a los 182 trabajadores como parte de la primera etapa de la refuncionalización del frigorífico. Miguel Otero, por la Federación de la Carne, y el Dr. Luis Conti, abogado local que estuvo trabajando con la entidad sindical, aseguraron en conferencia de prensa luego de la charla mantenida con los empleados que el nuevo grupo empresarial tiene antecedentes suficientes como para creer que, ahora sí, la planta frigorífica local pondrá proa al crecimiento y la expansión. De hecho, hubo una acción concreta que permite avalar esta hipótesis y que es que, el mes pasado, los empresarios compraron y escrituraron el edificio donde funcionó –previo arrendamiento- el ex Meta Azul.

El futuro de Marcelo Celeste

Teniendo en cuenta la manera en que el ex titular de Meta Azul terminó su vínculo con la planta frigorífica local, dejando completamente abandonados a los trabajadores, era una duda de muchos saber qué iba a ocurrir con el empresario devenido en desgracia comercial. Este punto fue aclarado por el dirigente que llegó a la ciudad en representación de Alberto Fantini, presidente de la Federación de la Carne. Previamente Miguel Otero expuso sus sensaciones tras el diálogo que tuvo con los dependientes.

“La respuesta con la que nos vamos nunca puede considerarse satisfactoria porque no es lo que le corresponde a los compañeros, pero en una negociación siempre se gana y se pierde, y a veces hay que ceder algunos pasos para poder ganar la continuidad laboral. No estoy contento porque el objetivo era otro (se había pedido a Celeste una suma de 15.000 pesos para cada trabajador) pero si la propuesta que se tiró a los compañeros acá en la asamblea sirve para que tengan continuidad de trabajo, bienvenido sea”, expresó.

“A través de los números que me pasaba el compañero Conti nosotros teníamos un tope para las negociaciones de 15.000 pesos. De ahí para abajo era una buena cifra, pero en realidad salió una propuesta de un número (1.000.000 de pesos) a dividir entre los 182 compañeros”, agregó.

Respecto de la permanencia de Celeste en la planta frigorífica, Otero indicó: “Lo que tengo entendido es que Celeste, por conocimiento de la zona, por conocimiento de los usuarios y ser referentes en varios lugares, la gente esta lo toma como asesor o gerente de planta. La verdad es que no sé qué cargo va a ocupar. Tengo entendido que se conocen de otra empresa de Capital Federal y me parece que hay una afinidad de trabajo, pero no tiene ninguna ingerencia en temas patronales o de ser dueño ni nada por el estilo”.

“Una gente que no es improvisada”

El dirigente sindical subrayó las cualidades comerciales que acredita el grupo que se está haciendo cargo de los destinos del ex Meta Azul.

“Es de una gente que no es improvisada, que se dedica a la cría de ganado y que es muy sólida económicamente. La duración o no duración (del emprendimiento) creo que ninguno la podemos asegurar. En realidad uno quiere una continuidad, que la gente tenga una tranquilidad de poder meterse en un crédito y poder terminar de pagarlo, porque creo que no llegan a fin que siempre tienen el frigorífico cerrado. Yo creo que esta gente, si hizo una inversión tan grande, está por hacer cámaras y por tomar a la gente en blanco, nada en ‘negro’, creo que es un desafío económico bastante grande como para venir a improvisar”, explicó.

Otero adelantó que lo producido en la industria tendría destino exclusivo en exportación, y que hay expectativas de un crecimiento exponencial. “A futuro se tomaría a más gente; tienen intención de hacer un par de cámaras (de frío) más para hacer una faena bastante grande, con un promedio de entre 500 y 600 animales diarios; eso es lo que nos comentan ellos”, advirtió el gremialista.

El vocero hizo un paréntesis en su relato para narrar que inicialmente no tuvo con el Doctor Conti encuentros de tono amistoso. “De entrada tuvimos un par de desencuentros hasta que aclaramos la situación y ahora estamos codo a codo laburando porque me di cuenta que trabajaba para los trabajadores. Tenía una visión desacertada sobre él y lo hago público; no se me cae nada por reconocerlo y al contrario, ahora lo quiero más que nunca al lado mío porque me demostró con papeles y con hechos que es así; hicimos cobrar un juicio de 2004 que lo tenían perdido los compañeros. Ahora hay una propuesta que no es la mejor ni la peor, si hay una continuidad de trabajo. Con trabajo se puede revertir todo”, añadió.

En tanto suscribió que la Federación tendrá una activa presencia en Azul una vez que reabra la planta frigorífica, marcando una fuerte diferencia con la gestión del ex delegado normalizador del gremio a nivel local, Roberto Smith. “Nosotros vamos a tener continuidad con presencia gremial. No va a suceder más lo que sucedió antes que no tenían representante gremial. Nosotros vamos a armar mesas de trabajo y, desde el momento que arranque, con presencia sindical y de Federación dentro de la planta hasta que se normalice todo. Después vemos cómo hacemos una mesa de trabajo junto con todos los compañeros”, mencionó.

Aportes que nunca llegaron

Otero remarcó que el ofrecimiento para cancelar la deuda que Marcelo Celeste a los trabajadores estuvo lejos de conformar a alguien. “Nosotros no estamos conformes con lo que se está ofreciendo. Nuestra intención era conseguir un dinero más, por arriba de los 5.000. Tal es así que estamos dejando para lo último de todo el aporte caído federativo y sindical, que jamás llegaron a Federación. A 50 compañeros se le descontaban los aportes como correspondía, tanto federativo como sindical, y allá llegaron aportes sólo por 18 personas”, mencionó.

Consultado el dirigente gremial de si se había conversado con los nuevos dueños sobre la posibilidad de pagar horas extras, indicó: “En la negociación no se ha hablado de horas. Lo que hay que lograr es que se reabra el frigorífico y después nosotros, con los muchachos, vamos a gestionar todo lo que signifiquen horas extras, que se blanquee todo y que se trabaje como corresponde y según lo marca la ley”, añadió.

Instalaciones compradas y escrituradas

A su turno, el experimentado abogado en cuestiones laborales afirmó que “muchos de los planteos que hacen los trabajadores de Meta Azul tienen razón”. “La realidad es que (los nuevos responsables del frigorífico) no han sido dados de baja por Meta Azul, pero también es cierto que hay una nueva firma que compró y escrituró la planta después de 60 años. Ni siquiera cuando se vendió en el concurso y la quiebra de Frigorífico y Matadero Regional Azul se había escriturado y los nuevos dueños no se están haciendo cargo de esta situación”, agregó Luis Conti.

Respecto de la salida de Celeste, el letrado señaló que “él hace un ofrecimiento que ronda el millón de pesos para todos los trabajadores y dice no tener un peso más que ese para el ofrecimiento. La realidad es que aquel que no quiera aceptar el ofrecimiento tiene todo el derecho del mundo de hacer el reclamo. Es más; hay compañeros que hoy están presentes acá que están haciendo el reclamo a Meta Azul y que está judicializado el reclamo, y que hay expedientes armados y que están reclamando no solamente los haberes caídos sino las indemnizaciones y las multas correspondientes a la ley nacional de empleo”.

Más adelante señaló que “A mi modo de ver lo más importante y rescatable acá son dos cuestiones. Una es la posibilidad de que nuevos dueños, como son Tomás Signi, que fue dueño del Frigorifico Finescor y se vendió en el año 2005 a Cargill siendo una planta modelo en el país, y Alejandro Dujó, que es de una familia de productores agropecuarios reconocida en el país, sean los que se hacen cargo de una planta en Azul es muy auspicioso”, indicó.

El apoyo de la Federación

En su contacto con los medios, Conti destacó el rol que estuvo cumpliendo la Federación de la Carne para lograr los pasos que van a terminar derivando en la inminente reapertura de la planta frigorífica. “La realidad es que la Federación, a través del compañero Alberto Fantini y en la cabeza de Miguel Otero, desde febrero a la fecha lo único que han hecho es estar en contacto permanente con los compañeros y venir permanentemente a hacerse cargo de un conflicto. Yo me pregunto, sin querer hacer ningún tipo de conflicto con ninguna entidad gremial amiga, cuántas federaciones se trasladan ante algún conflicto gremial a nuestra localidad y están al pie del cañón defendiendo a sus trabajadores. Nos encantaría decirle a todos los trabajadores que le conseguimos 25.000 pesos. La realidad es que los nuevos dueños dicen ‘no tenemos nada que ver con todo esto’. El que pone esta pone esta plata es Marcelo Celeste. Es lo posible que, a veces, no es lo ideal. Lo que sí me consta porque yo estuve en la discusión cuando Miguel le dijo ‘vos me garantizás que los 182 trabajadores vuelven a trabajar’, y ese es el compromiso fue asumido” por los nuevos empleadores. “Ahí va a estar la Federación para defender esa palabra empeñada”, ratificó el abogado.

Conti recordó los “pesados” antecedentes que tiene la planta frigorífica en materia de pasos frustrados. “Yo conozco desde la época que vino Rama a pedir al ex intendente (Juan Atilio) Barberena apoyo para comprar hacienda y se le ofreció un crédito de 2 millones de dólares en el Banco Provincia; nunca pudo acreditar o garantizar esa compra. Cuando Chalín vino en el 2009, con la posibilidad de reapertura y nunca logró reabrir. Cuando Celeste intentó reabrir, le fue como le fue; yo sí les puedo garantizar que por la trayectoria, por el conocimiento de la industria que tiene esta gente y la vinculación con la producción agropecuaria estoy convencido que esto es una gran oportunidad para Azul. Estoy convencido que los compañeros, dentro de tres o cuatro meses van a tener trabajando acá 300 o 400 compañeros de la carne. Obviamente en un proceso de crecimiento y tienen una vocación, por lo que nos han transmitido, de exportar absolutamente todo; incluso las achuras. Es una noticia más que importante para los azuleños en general”, señaló.

EL DATO

Anotaciones. A partir de hoy, en la sede del Sindicato de la Carne, Burgos 296, de 9 a 11 y de 17 a 19, según explicó Miguel Otero “van a estar recibiendo los datos que se necesitan para armar los convenios que luego se firman en el Ministerio de Trabajo, la empresa deposita en la cuenta del Ministerio de Trabajo y los trabajadores van a cobrar en el Banco Provincia sucursal Azul”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *