Exitoso primer remate televisado de hacienda en Azul

Una nueva metodología para acercar distancias y brindar más servicios al productor agropecuario. Así lo pensaron desde la casas consignatarias Néstor I. Goenaga y Melicurá S.A. que llevaron adelante esta experiencia innovadora en conjunto con el Canal Rural que lo emitió en directo.

Juan  Ignacio Goenaga, de Néstor I. Goenaga y Cía. y Juan José Enrico fueron los encargados de liderar las ventas en el primer remate televisado de ganado, realizado ayer en la Asociación de Consignatarios y emitido por el Canal Rural. NICOLÁS MURCIA

EL DATO:
Los números y otros detalles del remate televisado de ayer, se darán a conocer en la edición dominical de EL TIEMPO.

Ayer se realizó en Azul el primer remate televisado que se emitió desde las 10 y hasta las 12 por Canal Rural para todo el país e incluso países vecinos.
Lo llevó adelante la firma consignataria local Néstor I. Goenaga y Cía., en conjunto con Melicurá S.A.
El lugar elegido para el remate, lejos de los corrales, fue el salón Carlos R. Azcona, ubicado en el primer piso de la sede de los Consignatarios en la Avenida 25 de Mayo.
El presidente de la casa local, Luis Goenaga, fue uno de oradores en la apertura y en la oportunidad recordó a quien dio nombre a esta sala, ya que tanto él como su hermano Néstor dieron sus primeros pasos en la actividad en la casa Azcona.
El consignatario habló de este primer remate y lo que significó. Se refirió a acortar distancias y brindarles un nuevo servicio a los clientes y productores más allá de las fronteras de Azul.
La apertura de las operaciones estuvo a cargo de la firma Goenaga; y de Juan Ignacio Goenaga y Juan José Enrico -encargados de rematar-, y Alfredo Guarino, quien en representación del Canal Rural dio la bienvenida a los presentes.
Todos valoraron la propuesta, agradecieron esta apuesta de las casas consignatarias y del canal televisivo.
A continuación invitaron a los compradores a estar atentos y unos diez minutos después se iniciaron las ventas. Al término del remate que contempló 31 lotes, tanto referentes de Néstor I. Goenaga y Cía, como de Melicura S.A coincidieron en manifestar su conformidad por el acompañamiento de vendedores y compradores y la presencia de amigos de las firmas.

La subasta fue seguida con atención por parte de los presentes. NICOLÁS MURCIA


La participación     
Hubo productores, invitados, “gente amiga” de ambas casas y empresarios que se sumaron a este experiencia piloto. Cabe destacar también que vinieron al remate compradores de provincias como La Pampa y Córdoba.
Más allá de los presentes, los televidentes interesados en la compra de hacienda pudieron participar de la subasta comunicándose a un 0810 o bien a través de teléfonos celulares de los productores consignatarios que estuvieron especialmente dispuestos en una mesa para atender a los potenciales compradores.
Una nueva metodología    
La metodología de la subasta se basó en transmitir a través de una pantalla de televisión, siendo fundamental al mismo tiempo, las vías telefónicas.
Hubo compradores que directamente estaban en el lugar donde se transmitió el remate y quienes tuvieron la opción de hacerlo por teléfono de acuerdo a lo que iban viendo por TV respecto a la categoría de los animales.
La hacienda se filmó previamente en los campos de los productores, posteriormente se armó un video que se iba pasando “en vivo” en la Asociación de Consignatarios para la correspondiente subasta que, a su vez, fue emitida por el Canal Rural.
En la pantalla iban apareciendo los distintos lotes, un total de 31, con la descripción de lugar de proveniencia, la categoría, la cantidad de animales y el peso.
El sistema luego es igual al que comúnmente se emplea en los remates feria, se muestra la hacienda y los compradores compulsan el precio. No faltó en este nuevo marco el tradicional martillo que sonó cada vez que una venta quedaba efectivizada.

Al término del remate que contempló la venta de 31 lotes, los referentes de las firmas que tuvieron a su cargo las operaciones manifestaron su conformidad por el  acompañamiento de vendedores y compradores y la presencia de amigos de ambas firmas. NICOLÁS MURCIA


“AZUL ES UN CENTRO GANADERO MUY IMPORTANTE” 
El presidente de la consignataria local, Luis Goenaga, habló con EL TIEMPO y destacó que se trató del primer remate de hacienda de estas características en Azul.
Al término de la subasta se mostró conforme con lo sucedido y el acompañamiento de la gente. Los que estuvieron y los que llamaron vía telefónica para participar de la subasta.
El balance fue positivo y, según lo aseguró, es una experiencia para repetir en el futuro.
Frente a lo que fue una nueva metodología de trabajo, dijo que fue ágil y se vendió a buenos precios en todas las categorías.
Más allá de lo puramente comercial y lo que significó para el sector rural, el titular de la firma Néstor I. Goenaga, remarcó que “es muy importante para Azul porque llegó a todo el país e incluso en Uruguay”.
Contó que luego de tantos años de trabajo que lleva la casa en esta ciudad “este era el momento de llevar adelante esta  nueva modalidad al ser Azul un centro de producción ganadera muy importante”.
Detalló además que un paso trascendente en este camino que emprendieron fue la unión con Melicurá S.A, que es una casa consignataria de Buenos Aires que da remates en Chascomús y también en el norte del país.
Goenaga calificó al remate de ayer como “un servicio más a los clientes, y productores de Laprida, Lamadrid, Olavarría, Tandil y la zona. Nosotros hasta ahora siempre hicimos remates feria y ahora nos llamaron de esas localidades para filmar la hacienda”. Al mismo tiempo, evaluó que se trata de una nueva metodología que ha tenido éxito en el norte argentino, y “nosotros quisimos incorporarla siendo que Azul es uno de los centros del país en cantidad de hacienda, producción y en genética”.
UN ESCENARIO DISTINTO
En el salón donde se concretó este remate inédito para Azul había especialmente dispuestos 2 televisores y una especie de atril donde los rematadores hicieron su trabajo.
Además en el espacio de la Asociación de Consignatarios que estuvo especialmente adaptado para la ocasión, había 3 camarógrafos estratégicamente apostados en un salón que estaba colmado de gente.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *