LA SEMANA POLÍTICA

Expectativa y pragmatismo

El secretario de Gobierno Alejandro Vieyra es un nombre clave en la administración del intendente Hernán Bertellys.
<
>
El secretario de Gobierno Alejandro Vieyra es un nombre clave en la administración del intendente Hernán Bertellys.

En medio del ajuste sin anestesia de la economía, el intendente Bertellys planifica su estrategia: aceitar las relaciones con los gobiernos Nacional y provincial ante las urgencias del Municipio. Un peronista sin fronteras, juega a su lado el hombre clave de su gabinete: Alejandro Vieyra. Los claroscuros de algunos funcionarios.

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

Una sociedad con bajo aliciente como la azuleña requiere una dosis mayor de expectativa y certeza por parte de quienes gobiernan. Atravesó una dura etapa como la anterior gestión del ex intendente José Inza y sus esperanzas las depositó, como secuela de ese acto fallido, en el actual jefe comunal, Hernán Bertellys. Pero nada es producto de alguna superchería que nos empaña el presente. Azul tiene los dirigentes políticos y sociales que se merece, nada es producto del azar y, en todo caso, hay que mirarse al espejo.

La decadencia siempre es un camino de ida en el que, inexorablemente, termina sumergida una sociedad por acción u omisión cuando dilapida su futuro. Y el índice de ese estado está dado por la agenda cotidiana. Como el perro que se muerde la cola, giramos sobre las mismas letanías tangueras de haber sido y ya no ser.

Y la cuestión se agrava cuando el contexto tiene la complejidad de estos días. Si ya se venía derrapando en el final del ciclo kirchnerista, la flamante etapa abierta en el país desde diciembre pasado agudizó  ese cuadro febril con el brutal ajuste que está implementando el gobierno de Cambiemos.

Tarifazos  

Y aquí no se puede ser hipócrita. La economía era una olla a presión que ya no resistía más y, para reafirmar la tesis de este país pendular, el presidente Mauricio Macri y sus tecnócratas aplicaron un sinceramiento de las variables económica sin anestesia y pegando, sustancialmente, en la línea de flotación de los sectores medios y bajos de la sociedad.

El disparate que se está viviendo con los tarifazos en los servicios públicos es un ejemplo sumado a uno de los peores escenarios económicos que es la estanflación: la suma de recesión e inflación. ¿Esta política de shock servirá para reordenar las variables económicas y comenzar un aterrizaje más ordenado o este modelo va camino a una implosión social?

Sigue siendo ésta una sociedad adolescente, maniatada a las exaltaciones de la épica y a los derrumbes más estrepitosos. Todo en el mismo escenario y con artistas parecidos.

Los laberintos de Bertellys  

¿Cómo se está moviendo con este panorama la gestión del intendente Bertellys? Hay que apuntar algunas precisiones: recibió un Municipio calamitoso por dónde se lo mire. En segundo lugar, todo gira en derredor de su figura y en un funcionario excluyente como el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra. No hay detrás una estructura política fuerte que lo sostenga (léase el peronismo y sus variantes). Tercero: aún se está en las vísperas de un ingreso de dinero sustancial que le dé oxígeno y la concreción de obras públicas claves. Cuarto: la integración del Departamento Ejecutivo tiene inconsistencias  y cierta improvisación. Lo sucedido días pasados con el director de Turismo y Medio Ambiente, Gustavo Lorusso, denunciado por maltrato laboral contra empleadas,  salvándose por milímetros de ser trompeado por otro funcionario, es un ejemplo forzado no sólo de la cuestionable actitud del nombrado, un desconocido en esta ciudad, sino del criterio con el que se han cubierto determinados cargos con funcionarios que sólo están algunos días en el Municipio y, lo más grave, sin conocer la idiosincrasia de esta comunidad. Pero no es el único caso. Esta Municipalidad no se puede dar el lujo de tener funcionarios part time y no alcanza la excusa que hacen gestiones fuera de la ciudad. ¿Cuál es el plan de turismo y medio ambiente? El basural está peor que antes y, por ahora, hay sólo promesas de ingreso de dinero para un proyecto integral.

Pragmatismo sin tapujos  

¿Cuál es la estrategia que está manejando el Jefe Comunal en esta instancia crucial de  los primeros meses de gestión? Demostrando un pragmatismo sin tapujos y entablando una buena relación con los gobiernos nacional y provincial. Esto generó, por ejemplo, que el diario Clarín titulara días pasados que “un intendente del Frente para la Victoria se acerca al PRO”.

Por fuera de cierto tufo a operación política, lo que sí aparece evidente es que Bertellys es un peronista que no está atado a la rémora del Frente para la Victoria que resultó, en todo caso, una herramienta electoral. La palabra clave que utilizan en su entorno es “gestión” y la necesidad de aceitar todos los vínculos que fuesen necesarios con Nación y provincia.

Fue recibido hace unos días por el presidente de la Cámara de Diputados Emilio Monzó (otro peronista que está en Cambiemos) y en las últimas horas por el ministro de Gobierno bonaerense Federico Salvai y el vicepresidente de la Cámara de Diputados provincial Manuel Mosca, acompañado por Vieyra.

En un parte de prensa difundido ayer por la Comuna se reproducen expresiones del Intendente quien resaltó que “tal cual lo venimos percibiendo desde el inicio de la gestión de la gobernadora Vidal, encontramos en sus funcionarios la mayor predisposición para ayudar a Azul. En el caso del ministro Salvai, en esta oportunidad, me manifestó la confirmación de que vamos a seguir en esa línea”.

También reafirmó el acompañamiento del reclamo para que la provincia recupere los puntos perdidos de coparticipación y agradeció al diputado Mosca, de la Séptima Sección Electoral, por posibilitar el armado de este encuentro.

El que avisa no es traidor  

¿Esto implica un pase al PRO o es producto de la las urgencias que hoy atraviesa esta ciudad en todos los terrenos? Además, una cuestión es gobernar y otra vociferar desde la tribuna. Estaría demostrando, además, una madurez entre administraciones de distinto signo político. Hay que esperar, claro, las concreciones.

Haciendo una lectura de la política local, aparece cierta endeblez de Cambiemos que es bien aprovechada por el Ejecutivo.

El que avisa no es traidor y ya Bertellys había anticipado que si tenía que ir con Mariachis y una flor para la gobernadora Vidal, lo haría. Hay circunstancias que no dan demasiado para la especulación política y esto abarca al país y a esta ciudad. Expectativa y pragmatismo, dos palabras en el diccionario de este engorroso inicio de la actual administración municipal.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *