EVOLUCIONA LA JOVEN POLICÍA AGREDIDA CON UNA BALDOSA

“’Fachu’ llegó en coma al hospital y hoy está muy bien; responde a estímulos, pide ver gente y recuerda cosas”

La expresión surgió de Lucio Rancez, quien señaló que ese dato lo tuvieron ayer de boca de uno de los médicos que asiste a su hermana. El ex funcionario municipal reiteró su agradecimiento a todo el personal que se desempeña en el centro asistencial de la comuna y por las distintas manifestaciones de cariño que reciben los diferentes integrantes de la familia. 

Una notoria y esperanzadora mejoría experimentó en las últimas horas –las primeras 36 desde su internación- la joven oficial de Policía que el domingo a la mañana fue cobardemente agredida por jóvenes que se estaban peleando a la salida de un local nocturno sito en la esquina de Avenida Perón y Colón. En relación con el caso, del que se informó en la anterior edición, inicialmente fueron aprehendidos un mayor y un menor, aunque éste último, en horas de la tarde del mismo domingo, fue entregado a sus padres por disposición judicial.

Anoche, luego de horario de visitas y de la difusión a los familiares del parte médico en la sala de terapia intensiva del Hospital Municipal “Doctor Ángel Pintos”, Lucio Rancez, hermano de la chica atacada, confirmó el cuadro de optimismo que existe en torno de la situación de salud de Fabrina, de 23 años de edad.

“Recién salimos de hablar con el doctor, que considera que el cuadro es muy bueno. Un dato que nosotros recién tuvimos hoy es que ella llegó en coma al hospital y para ser que hace dos días tuvo un coma, está muy bien, responde a estímulos, pide ver gente, empezó a recordar cosas. Se ve que no le ha afectado por el momento la cuestión de la memoria, las extremidades las mueve perfectamente, tiene todavía una pequeña parálisis en el sector derecho del cuerpo pero es ínfima y va evolucionando. Y no tiene sangrado interno, lo cual es una gran noticia; si ella está bien, en dos o tres días quieren sacarla de terapia intensiva y pasarla a terapia intermedia”, expresó Lucio cuando desde esta redacción se lo consultó pasadas las 20.30 horas.

“Ella se emociona, habla con nosotros con dificultad pero de a poquito mejora el habla. Estamos muy contentos y fundamentalmente muy agradecidos por todo el apoyo y todas las demostraciones de cariño. Realmente uno se da cuenta del cariño del que la gente emana y que estas son cosas que se solucionan fundamentalmente con la energía que la gente le da. Estamos realmente muy esperanzados, más allá de que estas son horas fundamentales, cruciales para su recuperación, que sigue existiendo un riesgo pero la verdad es que minuto a minuto nos vamos poniendo contentos y esperanzados”, agregó.

“Un cuadro muy complejo”

En la nota telefónica con este diario, Lucio Rancez –funcionario en distintas áreas durante la anterior administración municipal- dijo que a todas luces la evolución del cuadro de salud de su hermana no es común.

“Es una locura. El doctor nos dice que no lo puede creer porque ella llegó en coma al hospital. Este es un dato que no nos habían dado a nosotros hasta hoy (por ayer). Ella llegó con un cuadro muy complejo, se pudo recuperar, no tuvo asistencia de respirador en ningún momento y realmente a pesar de que hubo pérdida de masa encefálica, ella se siente muy bien y está respondiendo muy bien a los estímulos. Ha sido una desgracia con suerte y todo suma a que sea una chica joven y que tenga toda una vida por delante nos hace poner mucha esperanza”, señaló.

Consultado sobre si Fabrina habla o pregunta sobre la agresión padecida cuando en cuatro móviles seis efectivos arribaron al lugar donde dos grupos se estaban enfrentando luego de salir de la disco “Volvé Carmela”, entre las 6 y las 6.30 del domingo, el hermano de la oficial de Policía respondió: “Preguntó qué le había pasado y mi mamá le comentó con lujos de detalles cómo había sido hasta el momento en que se baja de la camioneta; ella recuerda eso concretamente y después no se acuerda más”. Aclaró que el hecho de que también recuerde algunas vivencias de los días previos abriga esperanzas de que no le queden secuelas en los centros nerviosos superiores. “Se acuerda con lujo de detalle un episodio con mi hermano en un local nocturno ocurrido el viernes o el sábado, lo cual da la pauta de que se la ve interesa en recordar y en que nosotros la veamos bien. Es muy lindo verla así después de haberla tenido con tantas complicaciones”, agregó.

AGRADECIMIENTO INFINITO

El hermano de “Fachu” reiteró una vez más el profundo agradecimiento a todo el personal del hospital Pintos involucrado en la atención de su hermana, una de las tantas cuestiones que hacen que se pueda soñar con una recuperación concreta. “Agradezco a todo el personal del hospital, a todos los doctores y a toda la gente que ha colaborado. Vuelvo a insistir y a agradecer las demostraciones de cariño, la gente que nos ha escrito, la gente que ha donado sangre, los amigos de ‘Fachu’ que se acercan; esto ha sido una sucursal de la comisaría porque ha venido muchísima gente, incluyendo las autoridades policiales que han venido a prestar su colaboración junto con gente de La Plata”, indicó.

Lucio Rancez ratificó su convencimiento de la necesidad de activar mecanismos y herramientas para evitar que, hechos como el del domingo, se repitan. “Este hecho tal vez toma otra relevancia porque con papá (el ex concejal Rodi Rancez) somos figuras públicas, pero esto le podría haber pasado a cualquiera y con las mismas circunstancias. La realidad es que habría que activar y ver los mecanismos, las herramientas para tratar de que estos hechos se terminen”, concluyó.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *