UNA CARTA DESDE EL DOLOR

Fallecimiento de Ethel Margarita Vazzano 27/10/1933 – 21/3/2017

“Siempre hemos pensado que lo que diferencia al hombre de los otros seres es precisamente su humanidad, una virtud que abre las puertas al otro, que lo contiene, que lo escucha.

Hace escasamente un mes sufrimos como familia, la pérdida de la mayor de nuestras  hermanas, Ethel Margarita Vazzano, quien, como integrante de la comunidad azuleña, se brindaba en servicio de los que lo necesitasen, desempeñando tareas como operadora en la ex Empresa Nacional de Telecomunicaciones por largos años, colaborando ampliamente con sus talentos en la parroquia del Carmen, excelente hermana, amiga, tía, tía abuela, etc, etc.

Refiriéndonos al fallecimiento de Ethel, debemos solicitar excusas por este medio a quienes la apreciaban y no pudieron  conocer la noticia de su muerte,  primeramente porque ésta ocurrió en las últimas horas del día  en que comienza el otoño, y, como sabemos, nuestro diario matutino se edita por esas horas, y luego, por todo lo que relatamos a continuación.

Teniendo familiares en otras ciudades, por ejemplo La Plata, y sabiendo que deseaban venir a Azul, a darle un último beso, habíamos pensado en una sepultura a las 16,30 horas del día 22 de marzo, dado que  el cura párroco del Carmen, agradecido por la tarea que Ethel había  desarrollado  como colaboradora , deseaba celebrar la misa en su memoria, a eso de las 15 horas. Sin embargo, ni los sobrinos pudieron venir, ni la misa se pudo celebrar, ni pudimos realizar el sepelio como lo habíamos pensado, sino que debimos apurar todo y darle cristiana sepultura a las 11 horas, sin  la posibilidad de darles a amigos, vecinos, la posibilidad de darle el último a dios a la persona que nos ha dejado. Siempre supimos que la persona que fallece no es  patrimonio de la familia,  sino que lo es de la comunidad, ya que tiene amigos, parientes, vecinos, compañeros de tareas, etc. Ignoramos si existe una ordenanza,(lo averiguaremos), que le coarta al ciudadano de Azul la posibilidad de velar sus muertos  el tiempo que considere conveniente, y se convierte el velorio en una corrida contra el tiempo, porque  el Municipio ha resuelto (desde la época de Inza ??, es así ??) no sepultar en horas de la tarde. A nosotros se nos perjudicó profundamente. Por favor, señores legisladores, legislen en favor de los ciudadanos, en el cementerio se nos dieron demasiadas explicaciones y ninguna solución. Modifiquen la ordenanza, conozco la antigua ordenanza de Cementerios, que estaba muy bien hecha”.

 

Familia Vazzano.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *