TENÍA 17 AÑOS

Falleció el adolescente que la semana pasada había sufrido un grave accidente en una moto

Había resultado con un traumatismo en la cabeza cuando la motocicleta que guiaba chocó contra una columna de alumbrado público. El hecho, en las primeas horas de la mañana del jueves que pasó, se produjo en la Avenida Cacique Catriel, en momentos que la víctima iba acompañada por otro menor que no sufrió lesiones de consideración. Hasta que se realizó la ablación de algunos de sus órganos, permaneció internado con muerte cerebral en el Hospital Pintos.

El deceso de un adolescente que tenía 17 años y se llamaba Franco Tomás Toranza elevó a cuatro la cifra de personas fallecidas a causa de accidentes de tránsito que se han registrado en esta ciudad durante el transcurso de este año, en medio de una problemática que continúa siendo crítica si se toman en cuenta los hechos de estas características que diariamente suceden.

Los restos del menor, que la semana pasada había sufrido un fuerte traumatismo en la cabeza cuando circulaba en una moto que chocó contra una columna de alumbrado público en la zona de la Costanera, iban a ser sepultados hoy en el Cementerio Municipal.

Desde un principio, luego del accidente ocurrido cuando el adolescente conducía una moto en la que iba acompañado por otro menor de su misma edad que sólo resultó con traumatismos leves, el carácter de las lesiones del chico que falleció fueron consideradas de extrema gravedad.

Permaneció desde el jueves de la semana pasada internado en Terapia Intensiva del Hospital Pintos, con asistencia respiratoria mecánica.

Los médicos que lo atendieron concluyeron que presentaba lo que se conoce como “muerte cerebral”, por lo que desde un principio su estado fue imposible de revertir.

El pasado martes en horas de la noche varios de los órganos del adolescente fueron donados, por lo que miembros del INCUCAI estuvieron en Azul para llevar a cabo la ablación en el mismo hospital donde permaneció internado.

De acuerdo con lo informado oficialmente, el deceso del joven databa del pasado lunes, aunque sus restos comenzaron a ser velados ayer, tras la realización en el Pintos de ese procedimiento quirúrgico mediante el cual se le realizó la extracción de algunos de sus órganos al cuerpo del adolescente fallecido a causa de este accidente de tránsito.

Un fuerte golpe

El jueves de la semana pasada, alrededor de la hora seis y media, el adolescente protagonizó ese accidente que días más tarde se tradujo en su deceso.

De acuerdo con lo que fuentes policiales habían informado, conducía una moto en la que iba acompañado por otro menor cuando el rodado terminó chocando contra una columna de alumbrado público situada sobre la Avenida Cacique Catriel, en cercanías a su intersección con la calle Bolívar.

Tanto Toranza como el adolescente que lo acompañaba en el rodado fueron trasladados instantes después del accidente al Hospital Pintos.

En el centro asistencial, al mismo tiempo que se comprobó que no había sufrido lesiones de gravedad el menor que iba como acompañante en la moto, totalmente distinto y mucho más critico se determinó que era el estado del menor que días después murió.

Eso implicó que desde un principio permaneciera internado en Terapia Intensiva, con un pronóstico que en ese entonces ya hacía irreversible ese fatal desenlace que ahora se conoce públicamente con relación a este accidente de tránsito, uno de los tantos que siguen ocurriendo días tras día en esta ciudad.

El dato

En la causa penal que se había iniciado por lo sucedido tomó intervención la Fiscalía perteneciente al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil que en Azul está cargo de la Dra. Mariela Viceconte. Ese expediente judicial, ahora recaratulado a una “muerte por accidente”, implicó también que se instruyeron actuaciones con relación a la moto en la que ambos menores circulaban. Ese rodado, una Gilera modelo “Estilo” de 110 cc, figuraba con pedido de secuestro activo por haber sido sustraído en octubre del año pasado.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *