Falleció Héctor “Ruso” Mañandes

Héctor “Ruso” Mañandés durante un ensayo de la banda de rock La Patada, allá por 1980.
<
>
Héctor “Ruso” Mañandés durante un ensayo de la banda de rock La Patada, allá por 1980.

Mañandés fue uno de los pioneros del rock azuleño. El poeta, escritor, músico y político azuleño falleció ayer (el martes) en su casa de Lomas de Zamora. Tenía 61 años. Fue candidato a Intendente por el Movimiento al Socialismo en la apertura democrática de 1983 y siempre estuvo relacionado a diferentes movimientos artísticos y políticos. Fue parte del staff de revistas azuleñas como “El Cuervo” y “PAN”, junto a con lo que fue por la década del 70′ la vanguardia artística crítica local. Colega y amigo de Susana Vilardebó (artista plástica), Rubén Boggi (poeta, escritor y periodista), Luís Felipe Nuñez, (plástico) “Ruso” Grutzky (músico), Beppo Andreolli (titiritero). El “Lile”, como siempre lo llamaron sus mas cercanos fue uno de los fundadores del festival Azul Rock y de la mítica banda LA PATADA que armó en 1978. Esta banda presentó hace menos de un mes su segundo disco con varios temas compuestos por el querido “Ruso”. Su libro de poemas mas conocido se tituló “Segundo vuelo de palomas” y obtuvo varios premios. Fue de los primeros en estar organizando aquellos miniBArocks azuleños por 1971 y 1972 junto a Rogelio Martinez y Edgardo Mauro (fallecidos hace poco) con su banda SIVEN.

Sus amigos y colegas cuentan: “La última vez que lo vimos feliz fue hace varios años atrás cuando fuimos a una feria y él compro un pájaro. Ni bien pago por el ave encarcelada, y se la dieron en una bolsa de papel, la abrió, dejando en libertad a un pájaro de colores. El “Ruso” grito ¡libertad! !Compro todos los pájaros de la feria!

Se ha solicitado a las autoridades municipales instalar un recordatorio en la islade los poetas de nuestro parque municipal, donde en breve se organizará un homenaje especial.

Hasta la victoria siempre compañero!!!.

BIENVENIDA

 

Antes de irme/ Quiero dejarles una canción de bienvenida./ Sucede que una bienvenida es alegría/ Aunque siempre trae despedidas/ Pero pasa que uno entonces/ No piensa demasiado en eso./ Así que para irme (no para siempre sino un poco mas lejos)/ he decidido decirles hola/ y levantar mi copa de vino rojo/ en la que navega el sol de la mañana.

Héctor Alfredo “Rusito” Mañandes

Dr. Miguel A. Mugueta

Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN).

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *