Falta de experiencia

En el aspecto protocolar que deben tener las entrevistas que conceden las autoridades a instituciones o bien en las visitas oficiales que ellos realizan -ya sean nacionales como provinciales- a las localidades, generalmente hay una visita previa de funcionarios de segunda línea para coordinar todos los aspectos con el objetivo de que fuera lo más fructífera posible y se puedan cumplir los objetivos previstos.

Es así que se adoptan ciertas medidas respecto a las personas que pueden ingresar, también con los periodistas, tratando de buscar la mayor seguridad posible y que el funcionario no se sienta incómodo o molesto.

El Presidente de la República, los gobernadores, los ministros, provinciales y nacionales, cuando van a las localidades tienen una agenda previa elaborada y proponen a la gente del lugar ciertas actitudes que se deben cumplir. Sin conocer la idiosincrasia del lugar ni el comportamiento de las personas.

En cada localidad siempre existe un funcionario que sugiere y dispone actitudes, movimientos, presencias, porque él conoce y también busca de que dicha visita sirva para satisfacer las expectativas que se tenía. Muchas veces el pensamiento de éste funcionario hace cambiar lo previsto por parte de aquellos que acompañan al funcionario provincial o nacional. O bien sobre la marcha toma decisiones que son contrarias a las solicitadas desde la provincia o nación. Un ejemplo de eso sucedió en La Plata donde la Gobernadora de la Provincia tenía una reunión con diez directores de diarios y al final asistieron catorce y no existió ningún problema.

También están los funcionarios locales inexpertos o que adoleciendo falta de autoridad aceptan y hacen cumplir estrictamente todo lo que piden desde la Presidencia de la Nación o de la Gobernación, cometiendo errores que pueden llegar a hacer peligrar la visita oficial.

Eso pasó en Azul cuando vino el Director General de Escuelas de la provincia. Desde La Plata le dijeron que en la Municipalidad tenía que estar el Intendente, el secretario de Gobierno, las directoras de educación y el presidente del Consejo Escolar. Y la funcionaria local, responsable del área de Relaciones Institucionales, Protocolo y Ceremonial, cumplió estrictamente esa directiva, por lo que generó un clima de tensión y el rechazo generalizado porque no permitió el ingreso a la vicepresidente del Consejo Escolar.

Tampoco estuvo a la altura de las circunstancias el presidente del Consejo Escolar, que guardó silencio y no gestionó el ingreso al recinto de su vicepresidenta.

Seguramente el Director General de Escuelas de la provincia iba a tener mas afinidad teniendo la posibilidad de conversar con una docente que tiene mucha experiencia como consejera escolar que con personas que no conocen en profundidad toda la problemática de las escuelas en el Partido de Azul.

Por culpa de esta funcionaria municipal, ya sea por falta de personalidad o falta de experiencia -sin querer pensar otras cosas- una visita que podría haber sido muy positiva para Azul, por ceñirse a lo que le dicen desde La Plata, la transformó en una visita protocolar donde el funcionario provincial se retiró sin conocer en profundidad la problemática escolar que se tiene en esta ciudad.

Lo expresado por el ex presidente del Consejo Escolar, muchas personas que se manifestaron en las redes sociales, la UCR y el GEN reflejan el sentimiento generalizado de los azuleños frente a esta actitud por parte de una funcionaria municipal.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *