TESTIMONIOS RECOGIDOS POR ESTE DIARIO

Familiares de pacientes del Hospital “Dr. Ángel Pintos” reclamaron por una deficiente atención

Para saber qué está pasando en Hospital Municipal este medio estuvo en el lugar y tomo contacto con algunos familiares de pacientes internados.Para saber qué está pasando en Hospital Municipal este medio estuvo en el lugar y tomo contacto con algunos familiares de pacientes internados.
<
>
Para saber qué está pasando en Hospital Municipal este medio estuvo en el lugar y tomo contacto con algunos familiares de pacientes internados.

En su mayoría prefirieron mantenerse en el anonimato, pero manifestaron su preocupación por el estado de quienes se encuentran actualmente alojados en el centro de salud municipal. También denunciaron falta de higiene.

Esta semana estuvo en tela de juicio la atención de los pacientes en el Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos” a partir de un reclamo puntual por necesidad de enfermeros y personal de limpieza.

De hecho, una escribana constató la falta de enfermeros en el efector a partir de una denuncia realizada por ATE ante la gravedad de una situación, donde están en el medio no sólo los trabajadores sino también los pacientes.

Luego la directora administrativa del efector, Andrea Añorga; el secretario de Salud y Desarrollo Social, Rodolfo Juárez y el dirigente del STMA Luciano Varela informaron que en julio se habilitarán tres ingresos en enfermería -a los que se suma un pase de área- y cuatro en el servicio de limpieza.

Después de varias conversaciones y pedidos realizados al Ejecutivo, confirmaron que el mes próximo habilitarán estos siete cupos, a los que suma un pase.

Para saber qué está pasando en el mientras tanto, este medio estuvo en el lugar y tomó contacto con algunos familiares de pacientes internado, quienes hablaron con este diario y describieron ciertas situaciones que han padecido, aunque prefirieron, a excepción de uno (ver recuadro aparte), mantenerse en el anonimato por miedo -aunque parezca una locura- a represalias con sus seres queridos.

 Falta de higiene

En el marco de la charla con EL TIEMPO, se habló de una falta de higiene que se ve a simple vista, ya que los elementos de higiene están junto con los alimentos en la misma mesa.

De acuerdo a testimonios recogidos por este diario, los problemas los detectan en los sectores de Terapia Intermedia y Terapia Intensiva. Puntualmente por la falta de enfermeros, ya que según lo precisaron mayormente hay uno solo por turno para atender ocho camas, lo que no es suficiente.

Detallaron al mismo tiempo que el pedido de higiene, aseo personal, de los pacientes no es atendido en tiempo y forma, situación que se complejiza aquellos que no se pueden levantar para ir al baño.

“Piden la chata por ejemplo y pasan, a veces horas, sin que se la lleven”, dijeron.

Asimismo comentaron al hablar con este matutino que lo mismo sucede con el agua.

“Algunos pacientes están hasta el mediodía cuando llegan los familiares sin ese elemento esencial. Ni hablar entonces de quienes están internados y no tienen familiares que los visiten”, indicaron.

Desatención

Lo que aseguran familiares de pacientes internados es la falta de una correcta atención. “Suenan y suenan los timbres, hay llantos y gritos”, contaron.

Fueron más allá y expresaron que “además de la desatención, está el maltrato”.

“Cuando pedimos explicaciones nadie se hace cargo: “no, porque yo no soy de este sector’; ‘no, porque yo no estoy de guardia’. Y así se pasan la pelota entre ellos”, expresaron.

“Es desesperante. Hay pacientes que hasta están desconectados; otros que han estado medio día con el suero vacío. Hay algunos que se han descompuesto y ha pasado tiempo sin ser atendidos”, relataron.

“Si están en terapia es porque necesitan cuidados especiales que vemos que no se los están prestando”, advirtieron además.

“No pueden negar la realidad”

Ante la falta de respuestas que vienen teniendo recurrieron a este medio con el objetivo de que los escuchen y puedan sentirse contenidos, sobre todo cuando de por sí están pasando una situación adversa al tener seres queridos en el hospital.

“No pueden negar la realidad que estamos viviendo. El estado anímico de los pacientes no es bueno y nadie puede curarse o estar mejor bajo estas circunstancias”, puntualizaron.

Frente a esto, los mismos familiares han sugerido colaborar bañando a los pacientes o lo que haga falta y “nos dijeron que no”.

Incluso contaron a este diario que “propusimos quedarnos de noche para facilitar la tarea y nos dijeron que no”.

 El dato

Integrantes del plantel del hospital se acercaron a Santiago Iraci una vez que realizó la nota con este diario para felicitarlo por haber dado la cara, lo que evidencia que quizás haya también cierto malestar también del personal respecto al funcionamiento del efector municipal aunque no lo manifiesten públicamente.

“ENCONTRÉ A MI MAMÁ TRANSPIRADA, MOJADA, LLORANDO”  

Santiago Iraci no tuvo problema en dar la cara y contó que tiene a su mamá internada hace 17 días por una neumonía y ahora le están analizando el pulmón.

“Ella estuvo en Terapia Intermedia y estuvo bárbara, la atención fue espectacular. El problema lo tiene ahora que está en el sector habitacional, que es un desastre”, contó a este diario.´

Luego relató un hecho que le tocó vivir el pasado domingo. “Tuve un percance con una enfermera el día domingo porque llegue al hospital y encontré a mi mamá transpirada, mojada, llorando y con un dolor estomacal terrible. Supuestamente por un dolor de rodilla le habían dado codeína, que es un derivado de la morfina según tengo entendido, y le hicieron bolsa el estómago”. 

Por la situación en que encontró a su mamá fue a hablar con la enfermera de turno de ese domingo a la mañana y “me respondió que si no me gustaba me queje en Dirección, que no podía con todo, que tenía más de 28 pacientes y que eran dos enfermeras. Fui a la dirección y me dijeron que los domingos no atendían”.

“El tema acá es la atención de las enfermeras: la verdad es un desastre”, consideró.

Asimismo, puso énfasis en que “tenemos que traer sábanas, no hay cubiertos, tuve que traer una gota para los oídos porque no había, y como no dan abasto tenemos que higienizar nosotros a nuestros familiares. Y eso habría que ver si es tan así, porque en un momento fui a buscarlas a la oficina para atender a mamá y estaban tomando mate”.

En tanto, remarcó que “la falta de higiene es total. Las sábanas de mi mamá estaban sucias, no me quiere imaginar alguien que no tenga familiares”.

También hizo hincapié en “la mala atención y el abandono de persona que hizo el Dr. Enzo Farina, que es médico de PAMI, a quien llamamos para que vaya a ver a mi mamá a casa porque tenía 40 grados de fiebre y 7.5 de presión y me dijo que no podía ir. Lo único que hicieron fue mandarle una ambulancia y traerla al hospital directamente”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *