FANAZUL: No habría reincorporación del personal contratado

 

¿El cierre es el único camino que se impone a FANAZUL?


Por Augusto Meyer
ameyer@diarioeltiempo.com.ar
Así lo dejaron trascender fuentes que EL TIEMPO consultó en esferas ministeriales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. De concretarse en los hechos esto que es más que una especulación, en el mejor de los escenarios quedará reducida a su mínima expresión la capacidad operativa del establecimiento que está situado en la Ruta N° 80 y que supo ser la única planta de producción de explosivos TNT de todo América Latina. 
Un alto funcionario del Gobierno de la Nación confirmó ayer a este diario la noticia menos esperada y que, hasta el momento, no pasaba de ser una fuerte sospecha: “FANAZUL va a cerrar”. Al no ser una información oficial, sigue existiendo la esperanza de que la decisión –meramente política y del Gobierno de la Nación- pueda revertirse, entre otras cuestiones a partir de las reuniones que los próximos días se lleven a cabo –tal como se adelantó la semana pasada- ante la intervención de la Dirección General de Fabricaciones Militares.
Por el contrario, de avanzarse con el cierre de la fábrica militar de pólvoras y explosivos Azul, América Latina se quedará sin la única planta de producción de TNT.

Luis Riva


Una paradoja encima de otra
El desmantelamiento de FANAZUL, de concretarse, será un contraste con el destino que el mismo Gobierno de Cambiemos pensaba darle algunos meses atrás al establecimiento fabril local.
Es que, según documentación a la que tuvo acceso este matutino, publicada por la Secretaría de Relaciones Parlamentarias y Administración y que depende de la Jefatura de Gabinete de Ministros a cargo de Marcos Peña, hasta agosto no estaba dentro de los planes bajar la persiana del emprendimiento industrial azuleño. Por el contrario, se pensaba en mejorar determinados estándares de calidad y control.
En agosto pasado, precisamente, el Gobierno nombró a Luis Riva como nuevo interventor de la Dirección General de Fabricaciones Militares, a través del Decreto 666/2017 publicado en el Boletín Oficial, con las firmas del presidente Mauricio Macri y el ministro de Defensa, Oscar Aguad.
Riva -reemplazante de Héctor Lostri- es ingeniero industrial.
Según el documento al que accedió EL TIEMPO, la DGFM “solicitó partidas presupuestarias para la continuación y/o inicio de los siguientes proyectos”, entre otros:

  1. a) Instalación de nuevas máquinas en la línea de fabricación de municiones de bajos calibres en la fábrica Fray Luis Beltrán.
  2. b) Infraestructura y servicios auxiliares para la instalación de una nueva planta de armas en la fábrica Fray Luis Beltrán.
  3. c) Readecuación del sistema de alimentación eléctrica de la fábrica Fray Luis Beltrán (incluye transformadores y redes).
  4. d) La readecuación de la planta de nitrocelulosa en la fábrica Villa María.
  5. e) Construcción de un sistema de pre-tratamiento de efluentes industriales en la fábrica Villa María.
  6. f) Modernización de distintos equipamientos de la planta química en la fábrica Río Tercero.
  7. g) Puesta en marcha de una torre de nitración de ácidos residuales de la fabricación de nitroglicerina y TNT en la fábrica Azul.
  8. h) Solución tecnológica basada en tecnología RFID UHF y código de barras para control de stocks y trazabilidad de productos.

Algo más que un pálpito
Jorge Menchaca, integrante de la junta directiva de ATE-Azul y trabajador de tres décadas en FANAZUL, aseveró en una entrevista con la Revista Crítica publicada la semana pasada, que “vimos que no bien ganó el Gobierno de Mauricio Macri, por los años que tengo y por las situaciones que he vivido, me imaginaba que esto iba a terminar mal, y lamentablemente no me equivoqué”.
“En 2015, cuando asume este gobierno, el 24 de enero tuvimos que hacer una asamblea porque se quisieron revisar 80 contratos. Es decir que querían despedir a 80 contratados de la fábrica. En ese momento nos opusimos, le dimos resistencia, y los compañeros pudieron seguir trabajando. Con el paso del tiempo nos fueron cortando las manos. Por ejemplo, yo trabajo en una planta de TNT con ácido nítrico, ácido sulfúrico, olium, y cuando se rompía una bomba, no nos compraban el repuesto. Los trabajadores de mantenimiento la arreglaban como podían, buscando refacciones entre la chatarra, y así seguíamos trabajando. Pero siempre continuamos trabajando con seguridad, porque a pesar de que las máquinas son viejas, nosotros teníamos mucho cuidado, y ante cualquier anormalidad parábamos la producción. Y fue por eso que no ocurrió ningún accidente en estos tiempos”, aseguró.
“En 1991 fui despedido junto a 124 compañeros y volví en 1999, cuando me vinieron a buscar para trabajar. Pero me dijeron que tenía que formar una Cooperativa de Trabajo. Así lo hicimos, porque había muchos compañeros sin trabajo. Era una época terrible en esos años. Y de a poco se fue haciendo grande la cooperativa, llegando a ser 76 compañeros. Hasta que el primero de enero de 2007, el gobierno de Néstor Kirchner nos pone en relación de dependencia, pero bajo la modalidad de contrato, y en ese sistema estamos hasta el día de hoy”, agregó.
CONVOCAN A UN APAGÓN
“Azul: levántate y anda. Doscientas cincuenta familias miran a la comunidad y a sus dirigentes políticos e instituciones, totalmente anestesiadas ante el despojo de FANAZUL y el posible despido de sus 250 obreros y empleados. Por favor: no nos dejemos robar una fábrica que tiene más de 70 años netamente azuleños!!!”. Así comienza el comunicado que se hizo llegar a esta redacción por el cual se convocó a adherir a realizar un apagón. La propuesta llegó de parte de un grupo que se autodenomina Vecinos Autoconvocados por el cierre de FANAZUL.
“¿Adónde iremos a parar? Dos supermercados que disponen de más de diez cajas de cobro originales y que han quedado 2 o 3 para atender al público. ¿Quién va a comprar motos y autos en cuotas? ¿Quién va a pagar las tasas e impuestos? ¿Qué va a pasar con el pago de cuotas con las tarjetas de crédito? ¿Cuántos se van a ‘borrar’ de Cablevisión Somos Azul? ¿Cuántos padres van a sacar a sus hijos de colegios privados de Azul? Estas son sólo algunas preguntas pendientes de respuestas. FANAZUL no es del Gobierno de turno. Es, desde hace más de 70 años, de los azuleños. Hagámonos oír: el jueves 4 de enero de 21 a 21.30 apaguemos todas las luces de todos los comercios de Azul, inclusive vidrieras y carteles luminosos. Pedimos a las iglesias, capillas, parroquias tocar las campanas, sean de la religión que sean: católicas, evangélicas, luteranas y de otros credos a manera de expresar tristeza durante 30 minutos”, se indicó.
“Todos permanezcamos en nuestras viviendas, puertas adentro, sin luces a la vista, tanto internas como externas. Pedimos que en los edificios altos sean apagadas todas las luces exteriores en ventanales y balcones. Por espacio de esos 30 minutos pedimos que nadie circule en autos ni motos, dejando calles y avenidas despejadas para que eventualmente puedan circular ambulancias, bomberos y policía. Sumate a esta manifestación en silencio, sin bombo ni redoblante. Estamos con mucho dolor encima. Tu participación es muy importante. No nos defraudes”, concluyó el comunicado.
 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. CAR 10

    2 de enero de 2018 at 5:04 pm

    Hdp miserables se cagan en La gente no merecen vivir y los medios de bs as otros hdp q no aparecen están todos arreglados q país de mierda por dios vergonzosO

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *