“FANAZUL refleja el fracaso del Estado nacional”

La expresión surgió de Omar Duclós respecto de una “planificación sostenida” del emprendimiento fabril y en lo que respecta a la resolución de los “problemas con eficacia”. Quien fuera intendente municipal entre 1999 y 2011 se refirió a la inconveniencia de la instalación de mineras en torno de la Boca de las Sierras. 

El parador de la Boca de las Sierras no tiene aún un desarrollo acorde con su potencialidad y con las necesidades que a menudo demandan quienes arriban a ese paradisíaco sector serrano.ARCHIVO/EL TIEMPO/NACHO CORREA


“FANAZUL refleja el fracaso del Estado nacional para tener una planificación sostenida y resolver los problemas con eficacia”, afirmó ayer Omar Arnaldo Duclós. Quien fuera intendente municipal de Azul entre los años 1999 y 2011 recordó que “me ha tocado acompañar los procesos de FANAZUL desde la crisis de los 90’ cuando en la época de Menem estuvo declarada por ley sujeta a liquidación y/o privatización” y eso se logró revertir a partir de la resistencia de los propios trabajadores.
“En ese momento la planta tendría 90 empleados. El kirchnerismo, cuando llega, apuesta a una expansión de la fábrica pero, desde mi punto de vista, sin un proyecto racional ni sustentable y sin una inversión armónica. Se invirtió en recursos humanos y en alguna maquinaria pero faltó definir –y en esto no lo responsabilizo sólo al kirchnerismo sino a todo el arco político-. Por supuesto que el Gobierno de turno tiene la responsabilidad de convocar al diálogo pero en este como en tantos otros temas falta una política de Estado”, enfatizó.
“De este Gobierno también puedo dar testimonio de la mentira que se planteó al comenzar la gestión, cuando me tocó acompañar a los trabajadores a una reunión que le pedí a Julio Martínez, entonces ministro de Defensa, y con Héctor Lostri, el interventor de Fabricaciones, nos plantearon un panorama en lo discursivo muy alentador”, dijo Duclós.
“Estaba garantizada la fuente de trabajo, se iban a habilitar nuevas líneas de producción y hacer inversiones para darle sustentabilidad a la empresa. Eso no se cumplió; sabemos que dejaron de invertir, que máquina que se rompía no se arreglaba y obviaron en algún momento la provisión de materia prima. Ese fundamento lo usan ahora para hablar de una baja de productividad y de ineficiencia de la planta”, agregó.
El plan “B”
A criterio del ex jefe comunal, dada las circunstancias actuales “la solución pasa por definir claramente un plan de desarrollo de la empresa y en esto hay una voz muy autorizada, que son los trabajadores. Ellos han generado una propuesta, que es la que está considerando Lopetegui, que debió haber propiciado el Estado como empresario. Esa propuesta demuestra no sólo que la empresa tiene historia sino que tiene futuro y que se puede recuperar la sustentabilidad. El actual gobierno tomó la decisión más fácil y atroz cuando dijo ‘esto da pérdida, lo cerramos’”.
Duclós admitió que, entre otras conjeturas en cuanto a las razones que lleva al Gobierno a querer cerrar y desmantelar FANAZUL y no alguna de las otras cuatro plantas de Fabricaciones Militares, se menciona el hecho de que Córdoba y Santa Fe, son provincias emparentadas con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y con el Interventor, Luis Riva.
“El Estado se ha comportado como el empresario más inescrupuloso cerrando la planta de esta manera. Hubo diálogo entre el Gobierno y el sindicato (ATE) y, sin embargo, no se logró que los trabajadores pasaran a planta permanente, pero la responsabilidad del Estado es mayúscula porque actúa de la misma manera que a veces actúa el sector privado y, por ende, merece la crítica de los gobernantes de turno”, explicó.
POSIBLE DESARROLLO MINERO
El ex intendente dijo que no se opone a la posibilidad avanzar con algún desarrollo minero en el cordón serrano azuleño, siempre y cuando no se afecten otras actividades y se siga un plan estratégico adecuado. “Hay que tener en cuenta, y esto abre un debate importante a nivel local, de cómo se define un planeamiento estratégico para un eventual desarrollo minero. Hay que tener en cuenta el impacto que puede tener una explotación de estas características con la presencia de la fábrica de explosivos, con el Arsenal Naval y con la Reserva Natural de Boca de las Sierras. Hay que compatibilizar todos estos intereses y en base a esa planificación sensata y racional, zonificar muy cuidadosamente cuáles son las áreas que eventualmente pudieran tener un destino minero”, indicó.
En ese sentido recordó que “nosotros definimos un plan de desarrollo turístico en el Camino Pintoresco de la Ruta 80 donde se sugirió que la concentración de servicios fuese en Pablo Acosta y en el recorrido establecer algún servicio básico”.
En la propuesta, indicó, trabajó un reconocido arquitecto que fue contratado por la comuna para asesorarlos.
“Nos dijo que tuviéramos cuidado con desarrollar infraestructura –construir cabañas y demás- porque van a destruir el recurso más importante que es el paisaje. Se planteó en aquel entonces que lo que había que lograr es tener acceso a sitios interesantes como el dique, el corral de piedra, etc. Hacia delante hay que seguir pensando de la misma manera”, reflexionó. Duclós advirtió que “no hay que negarse a la posibilidad de una explotación minera, pero insisto con que esto debe analizarse y definirse de una manera muy racional y con el sustento técnico necesario para ver si pueden convivir las actividades”.
El “CELO” DE FABRICACIONES MILITARES
En la charla con este diario el ex jefe comunal admitió que, en la negociación para poder tener el Municipio un acceso a mayor cantidad de tierras de Fabricaciones Militares y Ministerio de Defensa, notaron “mucho celo” de parte de las autoridades.
“Cuando empezamos a trabajar en el tema nos encontramos con un convenio vencido de la gestión de De Paula, que fue el que logró el primer acuerdo con Fabricaciones por el lugar donde está ahora el parador Boca de las Sierras, y era un convenio por dos hectáreas. Después de muchas gestiones logramos renovar el convenio, pero por cinco hectáreas, y en todas las gestiones siempre encontramos mucho celo por parte de Fabricaciones para ceder terreno por tratarse de zonas donde se realizan pruebas de explosivos”, precisó Duclós.
En este punto recordó que Nicolás Castiglione fue el autor de la ley que declaró la Reserva Natural de la Boca de las Sierras, en virtud de la preservación de la flora.
“Nosotros plantamos un mojón para empezar a generar confianza y demostrar que las actividades pueden convivir. Con ese criterio se estableció el parador, donde hicimos una inversión importante. Ni Inza ni Bertellys le han dado un uso pleno, pero ahí hay que incorporar más servicios”, advirtió.
Mencionó que en los responsables del refugio, quienes le alquilan a Fabricaciones Militares, “empezaron a tener permiso para entrar y hacer algunos senderos; esa fue otra demostración de que las actividades podían convivir”.
“Llegamos a la conclusión que iba a ser un avance gradual el que iba a permitir tener un mayor uso del lugar, por ejemplo con un acceso de servidumbre al dique. Pero insisto que nunca se pensó en desarrollar ahí un proyecto urbanístico. Hay un estudio técnico del Municipio donde se definió el plan sin implementar en Boca de las Sierras un desarrollo urbanístico”, aclaró.
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *