COPA DAVIS

Federico Delbonis les puso los puntos  

El azuleño había ganado el primer punto en juego en la serie de cuartos ante Italia, el viernes, y ayer consumó el cuarto en juego ante Fognini, por 6-4, 7-5, 3-6 y 7-5, para poner la serie 3 a 1 y cristalizar la clasificación. Del 16 a 18 de septiembre, la selección albiceleste jugará semifinales ante Gran Bretaña.

 

Triunfo argentino, alegría azuleña. Delbonis venció a Fognini y el equipo nacional clasificó a semifinales de la Davis.

PRENSA AAT
<
>
  Triunfo argentino, alegría azuleña. Delbonis venció a Fognini y el equipo nacional clasificó a semifinales de la Davis. PRENSA AAT

Cuando ese repentino mano a mano sobre la red se resolvió favorablemente, mientras su oponente corría alocadamente en pos de un balón que la resignación le iba alejando cada vez más, mientras la alegría enajenaba a sus compañeros de plantel y el conjunto de argentinos apostado en el estadio de Pesaro, allí estaba él una vez más, cargándose al hombro una coyuntura trascendental y resolviéndola con matices épicos. Federico Delbonis, el punto que consumó ante Fabio Fognini, terminó por catapultar al equipo que dirige Daniel Orsanic a la semifinal del certamen mundial, instancia donde el rival es el defensor del título, Gran Bretaña.

Una victoria de esas donde la emotividad barre con todo (para bien y para mal), un triunfo con las dosis justa para que se le adhiera matices de heroicidad, una celebración de selección que aporta otra óptica para considerar al azuleño como un integrante de relieve.

Delbonis consiguió llevarse el triunfo por 6-4, 7-5, 3-6 y 7-5 para sellar el 3-1 en la serie contra Italia en el Tennis Club Baratoff y garantizar el paso de Argentina a semifinales del torneo (fase que jugó once de las últimas 15 veces que participó en la Copa).

El tenista italiano, número 36 del mundo, salió al toro con imprecisión, lo que fue muy bien usufructuado por Delbo en el albor, que le quebró en el segundo game. Reaccionó Fognini, recuperó el break y ajustó la mira: empezó a meter las que iban afuera y llevó a que el argentino ceda otra vez su saque. Federico estaba atento a los consabidos bajones del local y así se quedó con el primer set. Recuperó el quiebre y logró otro más que redundó en la manga para Argentina y acentuó su confianza con un par de golpes que mostraron su terrible potencia.

Fognini sintió el impacto del set perdido. Hacía mucho daño cuando lo traía al azuleño a la red con los drops, mientras éste trataba de contrarrestarlo moviéndolo para forzar sus errores.

La constancia de Delbonis, la paciencia para aguardar por una oportunidad que ante la mejora de su rival parecía harto difícil, lo sostuvo y le permitió sacar ventaja en el instante más álgido del set: en el duodécimo game, cuando los nervios pesaban, el de más temple fue él. Le jugó a Fognini con mucho riesgo, forzó sus equivocaciones y se llevó un break clave para cerrar el set en 7-5. El argentino daba un paso más y ponía al local, que cada vez daba más señales de cansancio, en la necesidad de buscar un milagro.

Fognini le quebró a un Delbonis impreciso en el comienzo del tercer set y la última esperanza italiana comenzó a alimentarse.  El tenista de Azul se enredó en un reclamo con el árbitro para que le dieran una advertencia, luego fue a sacar desconcentrado y volvió a ceder un break.

El italiano empezó a jugar mejor y a marcar diferencias; asimilaba el peso de los tiros de Delbonis y se defendía muy bien. No extrañó que con un nuevo quiebre, se llevara el set por 6-3.

En el cuarto set, los nervios empezaron a jugar su papel. Delbonis decidió asumir menos riesgos y Fognini no salía de su foco. Se estancaba el partido, aunque no menguaba la expectativa y el cúmulo de tensiones.  El italiano dispuso de un escenario favorable, casi de ultimátum, pero malogró ocasiones que terminarían definiendo la disputa.

Fognini sacó para el set pero no pudo ganar ni un solo punto. Y el décimo game se jugó en medio de un estadio que se había convertido en una caldera. El “levante” del argentino no reconoció limitaciones: cuatro puntos de set para poder ponerse 5-5. Y en el siguiente, apareció la gran chance. A Fognini volvió a pesarle sacar en el momento clave y cuando quedó break point, dejó su revés en la red. Delbo tenía la gran chance de sacar para partido. En el tercer match point con el que contó, cuando el “tano” tiró el enésimo drop, el argentino sacó de la manga un globo para desairarlo y cerrar una sufrida victoria. De esas que se recuerdan toda la vida.

(Informe realizado con base en la información brindada por el periodista Federico Kotlar)
“NECESITABA PASAR POR ESTO”  

Era LA persona más buscada en las bambalinas del estadio Circolo Tennis Baratoff. Delbonis acaba de cerrar el círculo que él mismo había abierto dos días antes y nada costaba advertir la conmoción que le causó el triunfo ante Fognini.

“Jugué todo el partido muy concentrado en lo que tenía que hacer, en mi plan de juego. Me sobrepuse cuando el empezó a mejorar y tuve set point en contra en el cuarto set. Ahí fue importante la cabeza y el apoyo del público”, analizó el tenista azuleño al cabo del juego que llevó a la Argentina a semifinales de la Copa Davis.

“Quiero destacar la importancia del equipo. Cada vez que fallaba, iba al banco en los cambios de lado y ellos me alentaban para que no decaiga, eso me ayudó mucho y lo valoro”, reveló Delbonis, quien será uno de los seis tenistas argentinos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

“Todo lo que viví fue emocionante, ocupará un lugar importante en mi carrera, necesitaba pasar por esto”, destacó y agregó que, de cara a la próxima instancia, por el momento lo que prima es la mesura: “Vamos paso a paso, estoy disfrutando esta victoria, no pienso más allá, pero seguro estaré disponible en septiembre”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *