Festejó sus 20 años el Museo López Claro

La vieja casona de la calle Mitre 410 de esta ciudad era el lugar donde vivían Alberto López Claro con su esposa Emilia Bettinelli de López Claro. Allí se hacían reuniones de amigos para hablar de arte y otros temas mundanos. Una vez fallecidos sus propietarios los herederos decidieron vender la propiedad y los cuadros de Claudio Lantier.

En ese momento un grupo de vecinos encabezados por Juan Miguel Oyhanarte comenzó a hacer público la necesidad de que esa propiedad se convirtiera en museo. Dentro de sus paredes había historia, presencia de figuras ilustres de la literatura y cultura argentina, allí se publicó la revista PAN durante más de 30 años, y se creo la “Peña de Almas Pan” integrada por unos 15 jóvenes atraídos por su personalidad y bajo su influjo paternal se reunían para reflexionar sobre el arte en su hogar. Las autoridades municipales tomaron a su cargo esa iniciativa y se aprobó la compra de la propiedad y de los cuadros existentes en ese momento en la casa.

Así comenzó a funcionar el museo López Claro en esta ciudad, teniendo un apoyo  por parte de un grupo de vecinos que conformaron la comisión de amigos del museo. Su primer director fue Dante Bustos, después estuvo Silvio Oliva Drys y actualmente Claudia Bogliano.

Han pasado 20 años, siempre brindando un espacio a artistas azuleños que trabajan por la cultura local y trayendo obras de reconocidos baluartes del arte nacional e internacional.

También está muy arraigado en la historia de nuestra ciudad y en la visión de todos los azuleños, porque tiene un patrimonio muy importante con las obras de Alberto López Claro y de otros artistas.

Veinte años de creación, cultura y compromiso, expresó la directora actual.

En los últimos años se le ha dado un impulso al área educativa. Una gran impronta a la educación porque un museo de arte es mucho más que una inauguración y una exposición. Por eso se comenzó a trabajar con los niños y jóvenes, porque son las mentes más permeables, que no tienen prejuicios y asisten para disfrutar y ver arte.

Si bien las muestras son para todos los azuleños pero la parte educativa dentro del museo va dirigida a la primaria y secundaria. Además se realizaron una serie de actividades que van más allá de lo convencional.

La idea es abrir el museo y que la gente siga participando y que desaparezca el halo de sagrado que puede llegar a tener un museo.

Sus autoridades lo que quieren es que el Museo López Claro siga creciendo, que se puedan traer muestras, porque siempre es bueno ver lo que pasa afuera. La gente de Azul siempre tiene sus fechas para exponer y siempre se termina y comienza el nuevo año con todos los creadores azuleños.

Para festejar haber llegado a los 20 años de existencia el Museo López Claro las autoridades dispusieron que se lleve a cabo una gran tertulia en donde hubo música en vivo, y la artista plástica Karina Ruiz realizó performances artísticas realizando body painting. Además los presentes pudieron degustar choripanes y bebidas.

De este modo el encuentro sirvió de excusa para celebrar este número tan importante de años cumplidos por esta institución local.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *