Festival del CUA en Azul

En el marco del 184º aniversario de nuestra ciudad el Centro Universitario Azuleño (CUA) llevó adelante un festival “Quijotadas Azuleñas X Diagonales”. El evento cultural que consistió en la actuación de conjuntos musicales y la exposición de artistas locales tuvo como fin solidario convocar a la comunidad azuleña para contribuir con los mellizos Bautista y Ceferino Vera.

Los hermanos de 6 años de edad que padecen retinopatía del prematuro (grado 5) y necesitan someterse a un tratamiento de células madre en China.

Además, el producto de la cantina se destinaría a solventar la construcción de un departamento en su sede para ampliar la cantidad de becados azuleños que aspiren a estudiar en la Universidad Nacional de La Plata.

El Centro Universitario Azuleño se fundó en la década del 50. En sus comienzos, entre los fundadores existían dos posiciones: Una, la lucha política, promover la cultura popular. La otra que cumpla una función social, dándoles posibilidades a todos para que puedan estudiar una carrera universitaria en La Plata. Con Francisco Laurini a la cabeza triunfó este pensamiento.

A los pocos años, con el apoyo de la comunidad de Azul se adquirió la propiedad donde hoy funciona la sede social, en la calle 47 entre las calles 11 y 12 de La Plata. Por ahí pasaron muchos estudiantes, hoy excelentes profesionales, que sus padres no tenían recursos para solventar los gastos para que estudien.

Se organizaron actos culturales en esta ciudad con la presencia de Mercedes Sosa en 1955 y Jorge Luis Borges en 1967, para mencionar a dos exponentes de la cultura argentina e internacional. Fue una gestión de las autoridades del CUA para que se presenten en Azul.-

Como norma se estableció que no podían permanecer en la casa aquellos estudiantes que en el período de un año no hubieran aprobado una cierta cantidad de materias o de trabajos prácticos.

Y así siguió funcionando el CUA transitando etapas buenas y otras desastrosas. Donde en algunos períodos la prioridad era organizar bailantas, fiestas, según decían sus organizadores, con la finalidad de conseguir recursos para poder funcionar mejor. Ello generó descuidar la conservación y el mantenimiento del inmueble, pero siempre, ya sea alquilando, tenía estudiantes becados. Existieron épocas donde los responsables en la conducción tenían una muy mala administración de los fondos que recibían.

Hoy se puede sostener que está funcionando con normalidad y sus autoridades pensaron en devolver todo lo que les dio la comunidad azuleña  con la realización de eventos en la ciudad. Que, según sus autoridades, desde la década del 80 el centro de estudiantes no tenía una presencia semejante en la ciudad.

Si bien esta actividad fue con un objetivo benéfico, muy loable, también se les solicita a los estudiantes azuleños que están cursando estudios universitarios en la capital de la provincia de Buenos Aires que está muy bien la realización de este tipo de eventos, pero si pueden lograr la presencia de alguna figura nacional o internacional que acepte venir a esta ciudad para ser parte de un evento que fuera organizado por el CUA, mucho mejor.

El Centro Universitario Azuleño tiene una tradición de más de 62 años con los objetivo claros aprobado por sus fundadores, o sea cumplir una función social alejada a los vaivenes ideológicos y políticos, de facilitar a los jóvenes que quieran estudiar que lo puedan hacer. Además que sea un lugar de reunión de todos los azuleños que están en La Plata. Si se trabaja con seriedad se puede lograr.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *