TORNEO CLAUSURA DE PRIMERA DIVISIÓN

Floreció Randazzo

El lateral marcó los tres tantos en la igualdad de Cemento ante Chacarita 3 a 3 y tuvo su debut soñado con la banda azul. Luego de un primer tiempo aburrido y con pocas situaciones, los clásicos rivales regalaron una segunda mitad muy intensa, llena de goles y emoción. Los tantos del tricolor los convirtieron Marcelo Miglino y Mariano Escribano, en dos ocasiones. Ambos conjuntos terminaron con diez por las expulsiones de Cristian Vera, en el local; y de Matías Agosta, en la visita. 

Algo repetido ayer en la cancha de Chacarita, Francisco Randazzo festejando un gol. El lateral marcó los tres de Cemento en el empate frente al tricolor.Marcelo Miglino (8) remata al gol y establece el 1 a 1 parcial. En un entretenido encuentro el clásico del Sur finalizó 3 a 3.
<
>
Algo repetido ayer en la cancha de Chacarita, Francisco Randazzo festejando un gol. El lateral marcó los tres de Cemento en el empate frente al tricolor.

Chacarita y Cemento empataron en tres, en un partido muy cambiante que se disputó ayer en el la cancha del tricolor, en lo que marco el inicio del Torneo Clausura de Primera División.

Lo mejor de esta cotejo se vivió en el segundo tiempo. Esos cuarenta y cinco minutos estuvieron llenos de emociones y goles. Si bien el partido no tuvo un juego vistoso si fue muy intenso y con dos equipos que atacaban más de lo que defendían.

En la primera mitad hubo poco juego. Luego un inicio parejo, el equipo de Galizio se fue adueñando del partido. Lo hacía con mucho control de pelota en la mitad de la cancha y atacando por lo costado.

Pero todo lo bueno que realizaba en la creación de las jugadas lo iba perdiendo cuando se iba aproximando al área rival. La única manera que encontraba para llegar al arco rival era con centros o por la pelota parada. De la primera manera se encontró con un Agustín Domínguez que estuvo muy seguro para rechazar con los puños. De la segunda tuvo su oportunidad más clara, el “Mula” Raidigos ejecutó un tiro libre, desde la línea de fondo, directamente al arco y la pelota pegó en el palo derecho, cuando el arquero ya estaba vencido.

El partido cambió cuando el reloj marcaba los 35 minutos. En ese instante, Cristian Vera cometió una fuerte falta y el árbitro Carlos Coria lo expulsó y el dueño de casa quedó con diez jugadores.

En lo que restaba de la primera etapa fue Cemento el que mostró un mejor juego. Aprovechando muy bien el envión anímico que significó quedarse con un hombre de más, pasó a manejar la pelota y los tiempos del partido.

En el inicio del complemento el equipo de Rodolfo Genco seguía siendo el mejor. Con Santiago Bustamante con encargado de manejar todos los ataques de su equipo. El “Cabeza” siempre buscaba juntarse con sus compañeros para avanzar con toques cortos y precisos.

Cemento llegó al gol que merecía. Pero no fue por una jugada asociada sino que llegó con un centro. Cristian Flamengo ganó en el área, bajó la pelota al medio para la llegada de Francisco Randazzo, que llegó solo por la derecha, y con un toque suave estableció el 1 a 0.

Luego de ese tanto se vio lo mejor de la banda azul. Manejaba la pelota y los tiempos del partido casi a voluntad. Lo único malo del equipo del “Ruso” Genco era que no definía el encuentro y dejaba con vida a un equipo que estaba golpeado y no podía reaccionar.

Pero Chacarita tuvo su oportunidad con un centro desde la izquierda y no la desaprovechó. Por el segundo palo llegó Gonzalo Raidigos que cabeceó al medio y por el centro llegó sólo Marcelo Miglino para empujarla y superar a Agustín Domínguez y poner el empate transitorio.

En la siguiente jugada el local volvió a golpear. Simón Pizarro se escapó por la derecha, cuando llegó al borde del área habilitó a Mariano Escribano, el “Tanque”, luego de un pequeña diagonal, se acomodó y con un potentísimo remate al ángulo izquierdo superó a Domínguez, que nada pudo hacer para evitar la caída de su arco.

Con la ventaja Chacarita se tranquilizo e intentaba tener la pelota en sus pies y hacerla circular. Pero el visitante, lejos de caerse en lo anímico, se posicionaba en la mitad de la cancha y le cortaba los caminos al tricolor, el partido se jugaba en ese sector del campo de juego.

El “Taca” Flamengo se volvió a vestir de asistidor. Tomó la bocha pasando el círculo centro inclinado hacía la derecha, sacó un preciso pase bombeado para la llegada de Francisco Randazzo, que rompió el achique de la defensa tricolor, y con un zurdazo estableció el empate.

El partido no daba respiro. En la siguiente jugada, Matías Palermo recuperó por la derecha, llegó hasta el borde del área y tocó para de Mariano Escribano, que con un remate bajó y esquinado volvió a poner en ventaja al dueño de casa.

La defensa de Chacarita trataba de no meterse atrás y eso hacía que jugara en línea y eso permitía que las diagonales de Francisco Randazzo fueran un problema sin solución. El ex Boca tuvo el empate pero Marco González lo atoró y no lo dejó definir.

En un nuevo centro al área del dueño de casa todos los ojos se fueron con el lateral izquierdo. La pelota fue para otro sector y luego de varios rebotes la bocha cayó mansita al “Vasco”, el que todos los hinchas pedían que marquen, sacó potentísimo remate para establecer el empate definitivo.

Ambos se quedaron con un poco de sabor amargo y a la vez conforme. El tricolor porque lo dio vuelta el resultado con un jugador menos pero la bronca llegó porque sobre el final se lo igualaron. La banda azul la insatisfacción llegó porque tuvo para definirlo cuando se imponía por 1 a 0 y se quedó; pero sobre el final llegó la alegría al conseguir un punto cuando el partido se moría.

LA FIGURA 

Francisco Randazzo

El “Vasco” con sus tres goles se quedó con el título del mejor jugador del clásico del Sur, dejando atrás a José Herrera y Santiago Bustamante quienes cumplieron un gran papel en el cotejo.

En su debut con la banda azul, el lateral izquierdo mostró que puede ser importante en las pelotas paradas de su equipo y con sus proyecciones en ataque. Además, se mostró seguro en la marca, aunque en algunas ocasiones le ganaron la espalda con pelotazos largos.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *