TENIS – ATP DE BUENOS AIRES

Fognini era el favorito, Delbonis juega octavos

 

El tenista azuleño tuvo que sobrellevar un durísimo partido ante el número 24 del mundo y al cabo de 2 horas y media consiguió vencerlo por 6-7 (4-7), 6-4 y 6-4. En octavos de final del certamen porteño, “Delbo” enfrentará –hoy a las 14 horas– al español Nicolás Almagro (72).

Yo penso positivo. Delbonis pudo imponerse en su debut en el ATP de Buenos Aires, ayer ante Fognini.
<
>
Yo penso positivo. Delbonis pudo imponerse en su debut en el ATP de Buenos Aires, ayer ante Fognini.

Para muchos una sorpresa el gran resultado que Delbonis obtuvo ayer en la primera fase del ATP 250 de Buenos Aires, sobre el polvo de ladrillo (llamele arcilla, si quiere) del Buenos Aires Lawn Tennis Club, bajo una calor por momentos agobiante. Su rival, el italiano Fabio Fognini, es el de los pergaminos, el sexto favorito para obtener el certamen, el que en el ranking mundial ocupa 21 posiciones más de vanguardia. El “tano” fue quizá el que aportó los más bellos destellos de tenis en la tarde de martes, pero el zurdo azuleño lució un carácter imperturbable, supo ganar agresividad a través de golpes importantes y así, contra algunos pronósticos, Federico Delbonis aterrizó en octavos de final del torneo porteño y hoy, desde las 14, tendrá mano a mano con Almagro.

Luego de dos horas y media de un cotejo que fue volviéndose atractivo pasando la hora y media, en la cancha Guillermo Vilas y con una temperatura que por momentos pasó los 35 grados, el tenista de Azul se impuso al nacido en San Remo por 6-7 (4-7), 6-4 y 6-4.

Delbonis comenzó algo errático, demasiado expectante de lo que proponía su oponente europeo, un talentoso que parece que juega bien al tenis cuando se lo propone, y sucedió en el set inicial que se llevó en el tie break. Fognini quebró a Delbonis y se adelantó 3-1, pero el argentino se recuperó y forzó la definición rápida, que perdió por amplio margen (7-4).
Por momentos daba la sensación de que el italiano esperaba a que “Delbo” ajustara las clavijas de su juego para decidir él también optimizar su rendimiento y subir la vara. Eran éstos los instantes claves para comprobar qué respuestas, además de las necesarias deportivas, anímicas podía ofrecer el número 45 del mundo.
En el segundo set, Federico quedó rápido 2-0 abajo y parecía servido en el plato de Fognini,  que generaba aplausos del público presente en las tribunas. El argentino cambió su planteo táctico, comenzó a variar ritmos y no le jugó jamás dos pelotas iguales. Así movía mucho a Fognini y lo hacía errar una y otra vez, lo que le permitió quebrarle dos veces el servicio (4-4 y 6-4) para ganar el parcial y dejar el match igualado.
En la manga tres, Delbonis lucía mejor físicamente y Fognini se arrastraba por la cancha, pero el partido era parejo y ninguno lograba imponer su juego, que era un ‘duelo’ de derechas, con potencia por el lado del tenista local y muchas sutilezas del europeo. El azuleño ajustó su devolución en el momento justo y logró quebrarlo para ganar por 6-4 el set final.

Ahora, en el camino de Federico Delbonis surge Nicolás Almagro, vencedor en el cruce de españoles de Alber Montañés. El que sostendrán hoy a las 14 horas será el cuarto partido entre ambos. Curiosamente, Almagro ganó sus dos partidos en Buenos Aires, en 2012 y 2013, mientras que Federico Delbonis lo derrotó en San Pablo, año 2014.

“ME PUDE IMPONER EN LO MENTAL”   

Consumado el laborioso triunfo ante quien lo había dejado sin título en Río 2015, Federico Delbonis habló con los medios y en ese encuentro abordó lo destacable y lo no tanto del juego ante Fognini.

“Hoy mis ganas pesaron más que el partido en sí. No sé si fue vistoso, pero el partido fue bastante mental para los dos, y creo que prevalecieron mis ganas de seguir luchando. Fue clave mantenerme en el partido y ser positivo cuando el tenis no estaba”, destacó.

“Fue una victoria trabajada, un partido duro, una batalla con bastantes altibajos, pero me pude imponer en lo mental para remontar un partido que casi estaba de su lado”, consideró el zurdo.

Lo anímico fue y sigue siendo un factor fundamental para Delbonis. En el cotejo ante el italiano en la cancha Guillermo Vilas lo fue, y de cara al cotejo de hoy, se sostiene como aspecto básico (como lo sería en cualquier circunstancia deportiva, por supuesto): “Motiva mucho remontar este tipo de partidos, para la parte mental es muy positivo. Trabajamos más la agresividad en mi juego, con la idea de ser yo el que domina, aunque a veces en un partido las cosas no salgan. Pero yo siempre tengo que sacar energía o algo positivo par estar en el partido, como pasó hoy”.

 

 

 

 

 

CANCHALLENA

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *