DRA. MARISA HERRERA

Formar abogados con una visión específica en la infancia

<
>

Lo aseguró la profesional que disertó en Azul en una charla organizada por la Facultad de Derecho sobre “La reforma del Código Civil y Comercial y su impacto en materia de niñez”. Habló del rol de trascendencia que tienen las facultades en formar profesionales que interpreten las nuevas realidades sociales que fueron volcadas en esta nueva norma.

 

En el marco de la Diplomatura en Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes que lleva adelante la Facultad de Derecho de la UNICEN; el pasado jueves se realizó una clase abierta a cargo de la Dra. Marisa Herrera, cuyo tema tratado fue “La reforma del Código Civil y Comercial y su impacto en materia de niñez”. La actividad se realizó en la sede del Colegio de Abogados del Departamento Judicial de Azul en una sala colmada de público.

La Dra. Herrera explicó, en una nota realizada previamente a la clase, la importancia que una facultad de Derecho realice capacitaciones para abogados sobre temas de niñez.

“Todos los avances que hemos tenido en materia de Derechos Humanos nos han permitido empezar a revisar las especialidades y las diferencias; ya que no es lo mismo tratar con un niño que con un adulto. Empezar a pensar en la interdisciplina ha sido un punto de inflexión muy fuerte en los que hacemos Derecho de Familia, y que ello también se incline a la hora de educar y formar (porque no todos podemos ser abogados en todo). Así, el tema de la infancia ha tenido su propio lugar”.

“Uno tiene que acompañar estos espacios nuevos que se van generando desde la práctica con un correcto espacio educativo para que también haya una formación especializada en temas de infancia, sin perder la columna vertebral del derecho civil, por ejemplo,  o el derecho administrativo o el derecho que elija cada uno”, sostuvo.

Al respecto, advirtió también que “estos espacios son importantes porque pueden confluir distintas miradas para la formación, en ámbitos y sociedades que, a diario, son más complejas”.

“Hoy hablamos de familias ensambladas pero para eso tuvo que haber un cambio de miradas, de una mirada negativa a una positiva, a través de abogados que entiendan este cambio de miradas”, consideró Herrera.

 

“A sociedades más complejas, facultades más complejas”

A su vez, la profesional dijo que “las facultades tiene que tener un rol social importante en la formación de profesionales y en la etapa de posgrado, que es cuando uno ya empieza a darse cuenta cuál es el rol que más le gusta o se siente cómodo para desarrollarse”“A sociedades más complejas, facultades más complejas. Debe ser una obligación para uno, si tiene un compromiso real y cierto por lo que hace. Uno hoy no puede dejar de plantear al alumnado de grado o de posgrado cuales son los problemas actuales de sociedades más complejas, esto es un compromiso básico”, apuntó.

Para finalizar, se le consultó cuál fue el cambio de paradigma en materia de niñez dentro del Nuevo Código Civil y Comercial. “El Nuevo Código Civil y Comercial no podría haber sido lo que es si no se hubieran dado las luchas en materia de Derechos Humanos y en materia de niñez. Visibilizar a la infancia como un sujeto; como un otro; con necesidades propias, fue fundamental”, destacó.

“Entender que es un “otro” es más complejo y esa complejidad es la que también el código tuvo el desafío de dar. Es un sujeto de derecho que tiene voz. Ejemplo: no es lo mismo tener un hijo de 2 años, de 10 o de 17, todos son menores de edad pero tienen miradas diferentes y participaciones distintas y esto también en un código tiene que estar. En definitiva, el Nuevo Código Civil interpela a las Facultades, para justamente hacer una revisión interna muy fuerte de que le doy para el afuera en la formación. Es necesario formar abogados con esta mirada, especializados en la infancia”, concluyó la Dra. Marisa Herrera.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *