CINE

Francesca: terrorífica y azuleña

Todos los que aún no vieron “Francesca” hoy a las 19.30 horas pueden hacerlo.
<
>
Todos los que aún no vieron “Francesca” hoy a las 19.30 horas pueden hacerlo.

Por Simón Scalcini

De la redacción de El Tiempo

Ir al cine implica todo un preparativo que va desde arreglarse, salir con tiempo, comprar algo para comer y llegar a horario para no perderse un minuto de la película. Las expectativas suelen ser siempre altas o, quizá, uno se predispone a vivir una experiencia que puede estar buena.

El domingo, impulsado por un compañero de trabajo, fui a ver la película de los hermanos Onetti, “Francesca”. A lo largo de la filmación de la película, su edición final, presentación en festivales y el posterior estreno en el cine local mi trabajo me hizo estar en contacto con los creadores y con el filme tan sólo de palabra.

Entonces, se puede decir, algo ya conocía. Sabía que fue filmada en distintos lugares de nuestra ciudad, que el género dominante es el giallo italiano y que los protagonistas son vecinos de nuestra ciudad. Pero la emoción de ver un filme de terror con gente de conocida lo hacía especial.

Así que me predispuse a ir y cuando llegué vi que la sala tenía un marco de público más que interesante. Al ser una película independiente que no tiene demasiada publicidad de grandes marcas y ver que personas de Azul se interesan por producciones locales ya me puso contento.

Antes que empiece, como siempre, pasaban los trailers de las películas que se estrenarán próximamente. Una de ellas combinaba con la de Luciano y Nicolás, y era “It”, más conocida por todos como “el payaso asesino”. Esta es una remake del filme de 1990 que traumó a más de un niño con su miedo a los payasos y que también está basada en el libro homónimo del gran creador del terror literario Stephen King.

Volviendo al tema pasan los créditos y comienza los primeros fotogramas de la película de los azuleños. El impacto visual es total: de repente me transporté a los años setenta al ver a una mujer que es brutalmente asesinada por otra en donde sólo se ve la mano con un guante morado. ¡Tranquilos! no estoy contando nada revelador.

En esos pocos minutos del comienzo dan una pauta de lo que será el resto de la película: imágenes crudas, sangre y muertes. Un misterio por resolver, una familia signada por la tragedia y un asesino en serie que deja pistas más que confusas. La Divina Comedia, del Dante, se convierte en la clave para entender el porqué de los hechos.

Esta mezcla entre película de terror, misterio y policial hacen que “Francesca” sea un filme en donde la tensión nunca descienda. La tensión sumada al ambiente setentoso, la ambientación de esa época y hablado totalmente en italiano me transportó a un lugar que cumplió con la regla del cine que es creer lo que está pasando y que los nervios ganen la partida.

Las actuaciones de Raúl Gederlini, Silvina Grippaldi, Gustavo D´Alessandro, Luis Emilio Rodriguez, entre otros vecinos nuestros, hacen creer que las personas pueden ser más que siniestras, oscuras y que detrás de una desgracia puede haber cosas peores.

Giros argumentales inesperados, un final revelador, buenas actuaciones, música original, misterio, muertes y mucha sangre derramada generan de esta película un verdadero clima de terror.

La salida del cine, abrumado por una hora y media de terror, fue más que complicada. Ya de noche tuve que recorrer los mismos lugares para volver a casa que hicieron los personajes. Ahí me di cuenta que, más allá del orgullo de ver una producción local, el filme es realmente bueno y que logra su cometido.

Como dice Edgar Allan Poe (no podía no citarlo) en su poética del cuento es que es necesario lograr un efecto y trabajar en base a eso: (el autor) “Si es prudente, no habrá elaborado sus pensamientos para ubicar los incidentes, sino que, después de concebir cuidadosamente cierto efecto único y singular, inventará los incidentes, combinándolos de la manera que mejor lo ayude a lograr el efecto preconcebido. Sí su primera frase no tiende ya a la producción de dicho efecto, quiere decir que ha fracasado en el primer paso”.

Nicolás y Luciano Onetti buscaron –y consiguieron- generar miedo y terror a partir de una historia y todo lo que sucede en la película cierra en el minuto final. El efecto logrado es sin dudas lo mejor de este filme.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *