A TRES AÑOS DE PRISIÓN EN SUSPENSO

Fue condenado un joven que, utilizando una pistola, había asaltado a una mujer en la calle

 

En un juicio abreviado, tramitado en el Tribunal Oral en lo Criminal número 1, fue hallado autor del delito “robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no fue acreditada”. En agosto de 2014, en España casi Belgrano, el encausado le había robado la cartera y el teléfono celular a una mujer y después de cometido el ilícito se dio a la fuga en una moto. Días después, al joven condenado en este proceso judicial lo habían detenido.

Un juicio abreviado finalizó con la condena a una pena de tres años de prisión de ejecución condicional para un joven que en agosto de 2014 en esta ciudad había asaltado a una mujer, en momentos que la víctima iba caminando por la calle.

El proceso relacionado con este hecho, según informaron ayer fuentes judiciales a EL TIEMPO, se había tramitado días atrás en el Tribunal Oral en lo Criminal número 1, con intervención del juez Gustavo Borghi.

El encausado fue identificado como Juan Iván Sañico, de 20 años, quien en el juicio abreviado fue hallado autor penalmente responsable del delito robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no fue acreditada.

La pena de prisión en suspenso que le fuera dictada como autor de ese ilícito referido derivó en que en el mismo proceso judicial al joven le impusieran diferentes pautas de conducta.

De esa manera, según señaló el juez del TOC 1 en el fallo, por el plazo de tres años deberá fijar residencia y someterse al cuidado del Patronato de Liberados de la Provincia de Buenos Aires. Además, le fue prohibido mantener cualquier tipo de contacto con la mujer que resultara víctima del asalto.

Con una pistola

El hecho materia de este juicio abreviado se registró en Azul el 19 de agosto de 2014.

Aquel día, poco antes de la hora 21.30, víctima de un robo -cuando iba caminando por España casi Belgrano- se convirtió una mujer de nacionalidad paraguaya llamada María Ercilia Meri Acosta.

En el cruce de esas calles, según lo mencionado en la resolución, la mujer fue interceptada por Sañico, quien se hallaba sentado en la esquina y luego de ponerse de pie “le colocó un arma de fuego del tipo pistola, de color negro, cuya aptitud para el disparo no pudo tenerse de ningún modo por acreditada, en el sector derecho de la espalda” a la víctima.

Después, le sustrajo la cartera y también el teléfono celular, “al tiempo que le manifestaba que no mirara para atrás, sino para adelante, porque de lo contrario le daría ‘un plomazo’, se mencionó también en el fallo con relación a la existencia material del hecho y a la autoría de Sañico en el mismo.

Una vez consumado el robo, el joven condenado en este juicio abreviado huyó en una moto, llevándose el ya referido teléfono celular de la mujer y su cartera, en cuyo interior la víctima tenía “un manojo de llaves y carpetas y cuadernos con anotaciones varias”.

Días después a ocurrido el hecho por el que Sañico fue condenado en este juicio abreviado, luego de un allanamiento realizado en su casa durante la investigación de este ilícito se había producido su detención.

Durante ese procedimiento, en una vivienda situada en Lavalle y Sarmiento de este medio, policías habían recuperado el teléfono celular sustraído a la víctima. Además, en la casa allanada fue incautado el cargador de una pistola que había utilizado el autor de lo que fue este robo cometido en la vía pública.

El arma de fuego que Sañico utilizó para cometer el asalto nunca pudo ser hallada por los investigadores.

La víctima de este asalto había identificado al joven condenado a través de Facebook y también por Whatsapp, según se mencionó en el fallo.

Además, por el caso se había realizado una rueda de reconocimiento en sede policial con la presencia del encausado.

El dato

Las partes en este juicio abreviado estuvieron representadas por el defensor Oficial Marcelo Sobrino y por el fiscal Luis Surget, mismo funcionario judicial este último que en su momento, desde la UFI 6 que está a su cargo, había instruido el sumario penal iniciado por el hecho. El juez Borghi aclaró en el fallo que el acuerdo alcanzado por las partes al momento de solicitar la realización de este juicio abreviado le impedía, por lo dispuesto en el Artículo 399 del Código Procesal Penal, “imponer una sanción superior a la solicitada por el Fiscal”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *