“Fue una satisfacción invertir acá, nuestro primer proyecto industrial”

La expresión surgió de Enrique Duhau, quien también afirmó: “Somos el primer empleador privado de Azul”. Duhau, uno de los propietarios del establecimiento, habló con los medios locales por primera vez desde la reactivación de la planta, en 2016.  “Ver una planta totalmente cerrada, que parecía una tumba, transformada en una cosa absolutamente viva con 600 personas trabajando todos los días y ganándose el pan con su esfuerzo, es una satisfacción enorme”, agregó.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *