PAPELONES

Fuera de foco

Dos situaciones insólitas que se produjeron ayer durante el acto comicial dificultaron el normal desenvolvimiento del trabajo de personas que estaban afectadas a la cobertura que realizó Diario EL TIEMPO.

El corresponsal de este medio en Cacharí, Daniel Juárez, se vio impedido de ingresar a la Escuela N° 23 por parte de un integrante de la Armada, de apellido García, que le aseguraba estar actuando a pedido “de un Juez”. Luego de gestiones con integrantes del Departamento Ejecutivo, Juárez logró acceder al colegio para –como corresponde- poder cumplir con su labor.

Un caso aún más extraño se suscitó con un integrante de Gendarmería, que le prohibió el ingreso a la Escuela N° 5 de Parish a los alumnos de la Escuela de Bellas Artes “Luciano Fortabat” que –perfectamente identificados- estaban abocados a una recorrida por establecimientos educativos de la zona rural del Partido de Azul.

Ante el planteo de que cómo era posible entonces que en otros colegios los candidatos pudieran tomarse fotografías mientras introducían el sobre en la urna, el personal afirmó: “Ellos pueden porque son gente importante”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *