CONTRA LA AFTOSA

Fueron vacunados más de 44 millones de bovinos

 

Son los datos de la segunda campaña. En el caso de la brucelosis, se inocularon a más de 7 millones de terneras.

Un total de 44.260.272 bovinos fueron vacunados contra la Fiebre Aftosa durante la segunda campaña de 2016.
<
>
Un total de 44.260.272 bovinos fueron vacunados contra la Fiebre Aftosa durante la segunda campaña de 2016.

BUENOS AIRES. Un total de 44.260.272 bovinos fueron vacunados contra la Fiebre Aftosa durante la segunda campaña de 2016, según los datos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SE).

Como es habitual, fueron aplicadas distintas estrategias de vacunación, dependiendo de la provincia o región. Las provincias de Buenos Aires (salvo el partido de Patagones), Entre Ríos y Corrientes vacunaron a los bovinos y bubalinos de todas las categorías, al igual que la zona denominada Cordón Fronterizo.

En el resto de las provincias, la vacunación incluyó solamente las categorías menores (terneros/as, vaquillonas, toritos, novillitos y novillos), exceptuando aquellas provincias que ejecutan una estrategia especial de vacunación en establecimientos de riesgo, como La Rioja, San Juan y Mendoza, donde aplicaron la vacunación en todas las categorías bovinas/bubalinas de dichos establecimientos.

 “La vacunación contra la fiebre aftosa es una de las principales estrategias de prevención que permite mantener una situación epidemiológica estable de esa enfermedad en la República Argentina”, recordó el SENASA.

Brucelosis    

En el caso de esta enfermedad, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria precisó que en 2016 fueron vacunadas 7.134.791 terneras en todo el país, con excepción de la provincia de Tierra del Fuego, donde no se realiza vacunación por ser un área libre.

Anualmente y en simultáneo con las campañas de fiebre aftosa y de forma independiente en algunas provincias, se vacunan las terneras de 3 a 8 meses de edad con la vacuna Brucella abortus, cepa 19.

El SENASA argumentó que “la vacunación es la estrategia que permite mantener la enfermedad bajo control, con menor costo y mayor eficacia, ya que constituye una protección estable capaz de reducir la prevalencia en el rodeo de 5 a 10 veces respecto del nivel que se tendría sin vacunación”. (Noticias AgroPecuarias)

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *