RECIBIRSE DE GRANDE

“Fui martillera para saldar una cuenta pendiente”

La frase pertenece a Nancy Gaitán, quien pudo saldar la deuda que arrastraba desde que dejó la secundaria. Este emprendimiento, que debió posponerse varias veces por sus múltiples ocupaciones, lo lleva adelante en su oficina, ubicada en 1 de Mayo 610.

En el marco del día del Martillero, Diario El Tiempo entrevistó Nancy Gaitán, quién recordó sus comienzos y opinó sobre las posibilidades de acceso a una vivienda. NICOLÁS MURCIA La martillera transita su experiencia en este rubro desde su oficina, que está ubicada entre 1° de Mayo 610 entre Yrigoyen y San Martín. NICOLÁS MURCIA Nancy Gaitán es asidua concurrente a las capacitaciones que se realizan en el Centro de Martilleros.
<
>
En el marco del día del Martillero, Diario El Tiempo entrevistó Nancy Gaitán, quién recordó sus comienzos y opinó sobre las posibilidades de acceso a una vivienda. NICOLÁS MURCIA

EL DATO:

Sus horarios de atención son de lunes a viernes de 16 a 20.30; sábados de 9 a 13. Teléfono: 02281-15577850. Email: nancygaitanazul@hotmail.com

“Nunca es tarde para estudiar”, es un lema que siempre brinda un familiar, amigo o los hijos, cuando surgen consultas en aquellos que desean poder hacerlo. Hubo muchos historias de personas que lograron cumplir sus metas, otros quedaron a medias y otros no se animaron a dar el primer paso. En el caso de Nancy Gaitán, la cuenta pendiente por estudiar la carrera de Martillero y Corredor Público e Inmobiliario, le venía repiqueteando en la cabeza, hasta que un día pudo cumplir con ese anhelo. Tomó impulso para anotarse y, a través de los años, cerró este círculo con la enorme satisfacción que deja un título universitario.

En su momento, Gaitán no pudo hacerlo cuando salió del colegio secundario porque no contaba con los recursos económicos para abonar la carrera de Martillera. Igualmente, apostó por el estudio y logró recibirse en Técnica Química, su otra profesión, que la desempeña en el laboratorio del Hospital de Niños de la ciudad. Algunos años después tuvo a su primer hijo y así fue postergando su sueño de convertirse en Corredora. Sin embargo, “un día mi hermana se interesa en esta carrera; la aliento a que la empiece porque es una profesión hermosa”, recordó para luego describir cómo termina esta historia. “Me pidió que la acompañe. Ella dejó al mes y yo seguí, por supuesto”, declaró y completó: “Fui martillera para saldar una cuenta pendiente”.

Su familia tuvo un aporte fundamental en este camino ya que la apoyaron en todo momento, por eso está súper orgullosa de ellos, quienes le permitieron que tenga ese tiempo para estudiar.

“Es una experiencia hermosa”

Se inscribió en la Universidad Siglo 21 de Olavarría, donde estudió tres años. “En octubre del año pasado me llegó el título y el primero de mayo de este año juré en Colegio de Martilleros y Corredores Públicas del Departamento Judicial de Azul”, comentó y agregó: “Así que soy muy nuevita” contó entre risas.

En junio emprendió su proyecto al cual denominó Inmobiliaria Gaitán. Este desafío lo pone a prueba todos los días y para ella “es una experiencia hermosa”.

Soy de relacionarme mucho con la gente, primero por medio de mi primera profesión, a nivel salud, que es otro medio, otro ámbito, otras problemáticas”, indicó para luego continuar esta costumbre por la tarde en su oficina, que está ubicada en 1 de Mayo 610, donde realiza diferentes operaciones como compra, venta, alquileres, tasaciones y administraciones de cualquier inmueble.

¿Rubro machista?

En un ambiente en el que la participación laboral femenina es un porcentaje que está muy por debajo en comparación con otras profesiones, Noemí sostuvo que no ha tenido problemas y los clientes llegan sin ningún tipo de prejuicio, permitiéndole crecer e ir adquiriendo más experiencia en el rubro.

“Sí vos ahora me decís que quiero comprar una casa, porque la necesito, es como si yo la comprara para mí; sé lo que es realmente esa desesperación de querer comprar tu casa, que sea tuyo, de querer alquilar algo en condiciones, por eso, trabajo mucho desde esa perspectiva”, describió acerca de sus funciones.

Los créditos hipotecarios reactivan al sector

Según Nancy, “los créditos hipotecarios recién ahora están comenzando a moverse en el mercado y cuando estos salen, hay que salir inmediatamente” en la búsqueda de un inmueble para dar con la compra. En el caso de Procrear “han salido” clientes beneficiados “tanto para la compra de vivienda a estrenar o como para una vivienda común”, destacó.

El movimiento en cuanto a operaciones conlleva “a la ilusión de la casa y por medio de los créditos, empieza todo el furor, desde el inicio del trámite, la búsqueda de la casa”. Sin embargo, también está la contracara a esto último, ya que para muchos “es un punto desesperante, porque los montos que brindan los bancos, no llegan a hacer los ideales, entonces, hay que charlar mucho con la gente propietaria -vendedora- para que merme o no ‘infle’ tanto el valor; tal vez no lo vale o que termine aceptando algunos pagos por medio de cuotas o mediante la entrega de un vehículo como una de las formas de llevar adelante este tipo de operaciones”, explicó.

“Soy oyente de mi colegas”

Tampoco -manifiesta- “hay tantas posibilidades de que se puedan acceder a los créditos; por ejemplo, con mis compañeras del hospital, por el sueldo que uno recibe, estamos muy limitados a este tipo de créditos; no nos da el monto para lograr una propiedad”.

Consultada sobre el Nuevo Código Civil y Comercial que empezó a regir el año pasado, Nancy contó que se adaptó enseguida a todas sus reformas ya que cuando cursaba la carrera, esta estaba aggiornada a los nuevos contratos, entre otras circunstancias.

También asiste a las capacitaciones que se realizan en el Centro de Martilleros local, donde “soy oyente de mi colegas, rescato lo mejor de ellos para ir adquiriendo cada vez más experiencia; tenemos una relación muy buena y me han aceptado bastante bien”, dijo.

Finalmente, “en este día tan especial tanto para mí como para mis colegas, a todos les deseó un feliz día”.

Otras herramientas para vender inmuebles

Las redes sociales no sólo han revolucionado a la sociedad, también han cambiado la manera de entender los negocios. Y para el profesional inmobiliario de hoy representan una potente herramienta de marketing para mejorar las expectativas y desarrollar estrategias de venta, así como optimizar el rendimiento del servicio que ofrece. Y Nancy no está ajeno a esto. “Tengo una página de Facebook: Inmobiliaria Nancy Gaitán, donde publico todo lo que tengo. Fotos, informaciones que también las envió a través del WhatsApp”, contó para después indicar que esta forma es más práctica y llega de inmediata al interesado. “Se ahorra el tiempo de recorrer el espacio”, manifestó.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *