DURANTE LOS PASADOS SÁBADO Y DOMINGO

Fútbol por Chilo: el barrio hizo saber de qué se trata

La tercera edición de este festival en homenaje a Héctor Talamonti volvió a poner de manifiesto la voluntad de una barriada local de vencer por goleada la marginación y los prejuicios, sin dejar de mirar para adentro. Decenas de partidos, campeones y fiesta de cierre.

Goles, integración, recreación y un genuino homenaje, algunos de los cimientos de Fútbol por Chilo.
FOTOS CARLOSPROF
<
>
Goles, integración, recreación y un genuino homenaje, algunos de los cimientos de Fútbol por Chilo. FOTOS CARLOSPROF

En una nota previa con este diario, Mónica Habitante dijo, más de una vez, que lo que ella anhelaba de cara a la tercera edición de Fútbol por Chilo era que la gente (fundamentalmente la del barrio San Francisco y aledaños) acompañase la realización, ya que uno de los objetivos primordiales de este festival futbolero sigue siendo “demostrar que se pueden hacer cosas en el barrio San Francisco, parte de San José, que estamos medio olvidados”.

Y vaya si la mamá de Héctor Talamonti tuvo la respuesta que esperaba (la que, por supuesto, siempre podrá incrementarse), ya que durante sábado y domingo el predio de Estrellas de Juventud volvió a convertirse en epicentro de dos jornadas de fútbol, de integración, de memoria emotiva, de aporte a una nueva mirada social. Casi una treintena de equipos, en damas y caballeros, tomaron las dos manzanas sobre avenida Güemes (a propósito: ¿cuándo podrá Estrellas disponer enteramente de su predio, el cual tiene sentido por el uso socio-deportivo que le da la entidad fidelina?), rodeados a su turno todos ellos de una escenografía habitual ya de FpC: vecinos sentados a la sombra, muchos en reposera y mate en mano, algunos de ellos en los portales de sus propios hogares (los más inmediatos al predio); la cantina, a cargo del club Estrellas, despachando casi sin pausa todo su menú, el escenario-palco desde donde se musicaliza la jornada, a cuyo lado –con la familia de Talamonti custodiándola– la hermosa copa Chilo Talamonti, decenas de medallas y trofeos para los meritorios arqueros y goleadores, además de remeras que aluden al certamen.

Hubo campeones, damas y caballeros que pudieron alzar los trofeos previo al show de fuegos artificiales y la música en vivo: por segundo año, San José es el equipo campeón masculino; esta vez venció a Los Viejos en la final. CEF 1 resultó el elenco soberano entre las mujeres, luego de imponerse en el partido culminante a Las Panteras.

Muchos van y otros tanto vienen, de momento una definición por penales centra casi toda la atención en una de las pequeñas canchas demarcadas sobre un costado, a quien se la va a perder pues el choripán que pidió demora unos minutos más de los conveniente, distanciadas ambas y prefiriendo el cobijo de una copa de árbol generosa, una mamá amamante a su beba. Mientras, otra mamá, la mamá en este evento, siente (y nadie más puede percibirlo) que, desde algún lugar, un adolescente le susurra “gracias”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *