SE PRESENTA ESTA NOCHE EN AZUL   

Gato Peters: “Tengo la obligación conmigo mismo de mostrar un espectáculo nuevo” 

 

El contador de historias y humorista subirá a escena en el Teatro Español con “Opus Gato, Allegro Concerto Andante”, nominado a mejor unipersonal por un Premio Estrella de Mar 2017. Previo a su escala en la ciudad, uno de los mayores exponentes del stand up dialogó con EL TIEMPO. 

Esta noche, a partir de las 21, el contador de historias y humorista Gato Peters, se presentará en el Teatro Español con “Opus Gato, Allegro Concerto Andante”.
<
>
Esta noche, a partir de las 21, el contador de historias y humorista Gato Peters, se presentará en el Teatro Español con “Opus Gato, Allegro Concerto Andante”.

“Le mando un saludo a la gente de Azul que tan bien nos trata. Marcos (Zucatto, responsable de la administración del Teatro Español) siempre me hace un lugarcito en ese escenario que me parece que me queda grande…”, expresó Gato Peters. Antes de salir de recorrida por Pedro Luro (Partido de Villarino), Río Colorado, Olavarría, Azul y Chacabuco, uno de los mayores exponentes del stand up nacional dialogó con EL TIEMPO. “Soy un tipo bastante conservador y hago todos los años el mismo recorrido. Cuando termino la temporada de verano en Carlos Paz y Mar del Plata, y a veces en los dos lugares, en marzo arrancamos una gira por algo así como 90 salas y recorremos algunas provincias (Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Santa Fe) y la Patagonia. A las ciudades importantes vamos todos los años a los teatros y a los pueblos, año por medio. En Azul es un honor pisar ese teatro hermoso que ustedes tienen”, afirmó respecto del lugar donde hoy se presentará a las 21.

Destacó que “todos los años tenemos la misma cantidad de trabajo porque producimos nosotros la mayoría del laburo”. “Lo que varía es el caudal de público y esto tiene que ver con qué fin de semana toca, cuál es la expectativa, el estado de ánimo respecto de las políticas económicas. Este no es un año fácil pero nosotros venimos bastante bien. Las localidades chicas no las hemos hecho respetando estos momentos, pero no nos quejamos; si mantener este ritmo en teatros, terminaremos bien el año”, subrayó.

De los orígenes al presente 

Peters recordó sus orígenes, allá por 1979, en el “under platense”. “Anduvimos a pura bohemia. Después, ya recibido de veterinario, me encontró Fernando Bravo, me hizo su ahijado artístico y me presentó a los medios nacionales, a la grabadora de discos y al ‘ruso’ Sofovich. Fue el inicio de una etapa más profesional que viene desde 1987”, dijo.

“Hay un mito que dice que si no estás en la televisión, no existís. Sin embargo yo laburo más ahora que cuando estaba con el ‘ruso’, y eso que tenía 30 puntos de raiting en la televisión abierta. Mientras la gente te de bolilla y acompañe es fácil estar, y no es una carga; es una bendición”.

Aclaró que, si bien realiza 10.000 kilómetros por mes desde hace años, “también tengo muchos días de descanso”.

Dijo que “siempre trata de innovar” el libreto, más allá que pueda haber historias parecidas. “Sospecho que la gente que nos va a estar acompañando en el Teatro Español ya estuvo –en un 70 u 80 por ciento-en espectáculos anteriores. Tengo la obligación conmigo mismo de mostrar un espectáculo nuevo. Ya tengo escrito el espectáculo para el año que viene”, afirmó.

“He visto que mis hijos en el secundario no le daban bola a lo que yo hacía, pero cuando llegaron a la vivencia del terciario o irse a estudiar afuera, en sus guitarreadas empezaron a escuchar y hacer las cosas mías. El secreto de la vigencia es que la gente se sigue encontrando reflejada en esas historias”, agregó.

En tren de citar a un referente, aseguró que Luis Landrisina es “un norte”. “Este género existe porque existe Luis. Es un recitador devenido en humorista que nos enseñó a todos que se puede estar una hora en el escenario haciendo stand up, donde no hay otros recursos que la palabra, el silencio, las pausas, los gestos y la expresividad”, manifestó.

“Tengo la suerte que para mi segundo libro él me hizo el prólogo y lo presentó. Además, nos escribimos, nos hablamos”, completó.

La docencia y la función pública

Dijo que tiene para destacar sólo aspectos positivos de sus incursiones en la docencia –acredita tres décadas- y la función pública, cuando estuvo a cargo del área de escuelas rurales en territorio bonaerense. “Los años como docente me ayudan, aunque sea intuitivamente, a armar frases, párrafos, parlamentos y silencios. La escuela agraria tiene una misión antes que ninguna tecnología, que es la de enseñar cómo se vive en el interior, con un compromiso con el medio ambiente, interactuando con la naturaleza”, indicó.

Gato dijo que venía de presenciar el espectáculo de su amigo y colega en las tardes de Radio Continental Roberto Moldasky, quien tiene un éxito importante en un teatro de calle Corrientes. “Cuando puedo voy a ver a Les Luthiers o a Pinti, que son tipos que me parecen maestros. He laburado hasta con Jorge Corona, Yayo y otros de los chicos de Videomatch”, mencionó.

Por lo demás, confió que le generan alarma “las mismas cosas que a cualquier hijo de vecino: la violencia, la pérdida de valores, la urgencia con la que se vive, las enfermedades, las ausencias…”.

“Yo te puedo llevar al fondo del patio de la casa de un abuelo en el relato, y allá nos vamos a reír cuando le hagamos volar ese baño por el aire porque el viejo, para matar las cucarachas, le echaba nafta y tiraba un fósforo. Cuando nosotros ‘estábamos yendo’ para el fondo de la casa, vos ‘te encontraste’ con la ropa tendida de la casa de tu abuela, o con el olor a comida casera o un cerco de ligustrina o un perro que había. Lo mío siempre va entre lo ocurrente y lo emotivo, la nostalgia por un tiempo ido”, agregó.

Vivir en la ruralidad 

Mientras se realizaba la entrevista telefónica, de fondo se escuchaba el típico sonido de los teros. “Yo vivo en una casa de pueblo, con 40 metros de fondo de patio con tierra, cerco y mucho verde. Tengo perro, tero, gato y en una quinta, a veinte cuadras, criamos gallinas, ovejas y pavos. Aprovecho esto de vivir en la ruralidad”, afirmó.

Para cerrar la nota se le pidió uno de esos relatos que lo caracterizan y dio cuenta de una historia que le envió un poblador de Nogoyá. “‘En una quinta habían robado una vaca y la policía tenía una pista: un vago en una panadería quería comprar 500 kilos de pan rallado para hacer milanesas’. Esto me parece original. Si no fue cierto, merecería serlo y alguna vez va a formar fila con otros relatos que pasan a ser mini salvaciones”, señaló.

Como parte de su vida cotidiana, dijo que “escribo permanentemente y a mano. Después, meto las cosas en procesadores de texto y las archivo en máquina, pero los tiempos de escribir a mano y de probar y borronear versos no se fueron; me permite pensar distinto”.

 

“DEL QUE TE JEDI…”

Ese título lo escribió el propio Gato Peters en su página de internet. Allí donde resume su “biografía, datos, antecedentes, prontuario y currículo (sic). Nacido en Carhué (Buenos Aires), el humorista cursó el secundario en las escuelas Agrarias de Rivera y Coronel Vidal, y se recibió de veterinario en La Plata. Formó su familia y vive en Las Flores. Con su padrino artístico, Fernando Bravo, participó de los festivales de Cosquín, Baradero, Villa María, la Fiesta Nacional de la Manzana de General Roca, etc.

Sus espectáculos se llamaron: “Humor en contraste, 4 bolúmenes”; “Campechano y entrador (Un stand up criollo)”; “XXXXL Humor a medida”; “Monologato (con mucho humor propio)”; “Gatomicina Forte”; y “Dicho(s) y hecho(s) – Perorata criolla”.

Produjo artísticamente ediciones del festival “Las Flores Canta” por el que pasaron, entre otros, Horacio Guarany, León Gieco, Teresa Parodi, Soledad, El Chaqueño Palavecino, Los 4 de Córdoba, Cacho Castaña, Víctor Heredia, Baglietto-Vitale, Ralli Barrionuevo, Abel Pintos y Argentino Luna.

Editó los discos: “El Gato con-voca”, “Con-cierto Gato”,  “Muchas Gracias”, “Es lo que hay”, “Humor a gatas”, “Humor a medida”, “Campechano” y “Monologato”.

Hizo shows en todo el país y en Uruguay, junto con más de 300 apariciones televisivas y radiales, un video-home y tres libros: “El primo del campo”, “Parece mentira” (con prólogo de L.Landriscina) y “Campechano – Perorata criolla (en un solo relato)”.

Este año presenta “Opus Gato, Allegro Concerto Andante”, nominado a los premios Estrella de Mar 2017 como mejor unipersonal.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *