GENERAR CONCIENCIA SOBRE DONACIÓN DE MÉDULA ÓSEA

<
>

Néstor Herrera tiene domicilio en la ciudad bonaerense de General Madariaga. Es un amante de las motos, ex piloto y preparador de moto cross. Llegó ayer a esta ciudad, de paso desde Tierra del Fuego y Chile. Su condición de viajero en una Gilera 400 no es para hacer turismo. Como presidente de la ONG “Almas Gemelas” encabeza la misión de generar conciencia sobre la importancia de la donación de médula ósea.

Una fatalidad de la vida lo motiva e inspira: una de sus hijas murió a los 24 años, víctima de leucemia. La joven –que estaba a punto de recibirse como médica- llegó a ser trasplantada con las células de un donante. Para entonces su cuerpo presentaba un deterioro irreversible y falleció.

Procedente de Olavarría, Herrera –a quien se conoce también como “Negro Gómez”- se encontró en una de las esquinas de la plaza San Martín con tres personas que lo esperaban para escucharlo y acompañarlo: Julio Gardino, quien realiza su propia campaña para que la gente done órganos tras perder a su hijo; y Lorena Alzamendi, quien viene de donar médula ósea para un joven noruego.

José Alberto “Beto” Hourcade, director de Atención Primaria de la Salud del Municipio, se acercó y participó de un interesante diálogo que se dio mientras Herrera conversaba con EL TIEMPO. En la edición de mañana, el testimonios de una batalla que vale la pena abrazar.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *