Gestos a imitar

A la vera de la Ruta Nacional número Tres cerca del Cristo Redentor la Municipalidad procedió a la apertura de calles en el barrio Cristo Redentor. Esto produjo un incremento en la construcción de viviendas e instalación de negocios, produciéndose un movimiento más intenso de vehículos y de personas. Lo cual produce una mayor peligrosidad en el tránsito tanto en el ingreso al barrio como en el egreso del mismo.

Por ese motivo el Presidente de ROAS S.A. se dirigió por nota al Intendente Inza  solicitando la habilitación de una calle colectora hasta la rotonda de entrada a la ciudad por la calle avenida Piazza, ordenando el tránsito por dicha arteria, al lado de la ruta y no ingresando a la misma. Dicha nota nunca fue contestada ni avalada por las autoridades municipales.

Con la asunción de las nuevas autoridades municipales el empresario insistió con la propuesta a fin de intentar contribuir con la seguridad vial de quienes transitan por el sector del Cristo Redentor, sea por cuestiones laborales o porque tienen domicilio en la zona.

Sabiendo el crítico estado financiero que afronta la Municipalidad esa empresa ofreció realizar las tareas de apertura, limpieza, materiales y trabajos que sean necesarios, asumiendo los costos que demande la maquinaria y personal privado para la realización de dichos trabajos.

La contestación no se hizo esperar y el director de Obras y Servicios Públicos tomó conocimiento del lugar, autorizándola. Y acompañado por otros funcionarios de la comuna supervisaron las tareas que se estaban realizando de nivelación y colocación de tubos de alcantarillas.

De esta manera, una vez finalizados los trabajos se tendrá una calle colectora hasta la rotonda del Cristo Redentor, que es necesaria para evitar el cruce de la Ruta Nacional número Tres por los vecinos y los comerciantes del lugar, con los riesgos que ello genera.

La actitud asumida por el presidente de ROAS S.A. muestra una vez más el espíritu de la empresa que periódicamente está realizando aportes solidarios a instituciones y entidades intermedias. En esta oportunidad encaró una obra comunitaria que favorecerá a muchos vecinos porque les brinda seguridad frente a la problemática de una ruta nacional que tiene un intenso tránsito de vehículos.

Si bien se desea y se espera que el actual Presidente de la Nación cumpla con su palabra empeñada referida a la construcción de la autovía desde Ruta 226 a Monte, la misma demorará años porque se necesita estudios técnicos, presupuesto, licitaciones, plan de obras, etcétera. Mientras tanto ésta es una pequeña solución a esta problemática.

La actitud adoptada por esta empresa que cumplió 70 años de existencia es un ejemplo a imitar por otras empresas y/o grupos de personas, que no esperan nada del Municipio, de la provincia y de la Nación. Ellos, por su cuenta, se disponen a encarar los problemas y solucionarlos, aunque les genere erogaciones dinerarias. Es necesario destacar que siempre el aporte técnico y aprobación de obra tiene que ser autorizada por el órgano competente municipal, nacional o provincial.

Lo que no pueden hacer las autoridades municipales es obstaculizar, no contestar los pedidos de los vecinos como sucedió en este caso durante la gestión anterior.

Si esta manera de proceder se repite entre los vecinos, Azul no estaría como está.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *