Golpe de Calor

 

En esta época del año hay que profundizar los cuidados para evitar los golpes de calor. Beber abundante agua, comer alimentos frescos, protegerse del sol, vestir ropas sueltas y claras y prestar atención al ánimo de los bebés y los adultos mayores, son algunas de las pautas que hay que tener en cuenta.

Las altas temperaturas son peligrosas, en especial para los bebés, los niños pequeños, las personas mayores de 65 años o aquellos que padecen enfermedades crónicas.

Los recaudos que hay que tener corren para todos, pero especialmente para los chicos y las personas mayores.

Los hábitos saludables son los mejores aliados a la hora de contrarrestar posibles malestares frente a las altas temperaturas y la ingesta de frutas y verduras frescas, y la elección de agua en lugar de bebidas alcohólicas, resultan clave. Se recomienda el agua mineral y jugos sin gas. Por eso no son recomendables las gaseosas.

Cuando se instaló el golpe de calor pueden aparecer síntomas como la hipertermia, o sea que el chico levante temperatura, dolor de cabeza, un gran decaimiento, una gran postración, quiere estar tirado en la cama, no tiene ganas de nada. Resumiendo se puede expresar que las cefaleas, decaimiento, vómitos y a veces diarrea son indicios de la existencia de esta patología y es aconsejable acudir al médico para su tratamiento. Porque no siempre puede ser golpe de calor, sino podrían ser problemas gastrointestinales, diarreas de verano, o virosis de verano con moco y catarro.

Se aconseja que no se puede estar expuesto al sol después de las 10 de la mañana y hasta las 16,30 horas. Y si lo hace es imprescindible usar filtro solar. Los bebés de menos de 6 meses directamente no se pueden exponer al sol, tienen que estar a la sombra y se debe tener cuidado porque muchas veces la sombra es peligrosa. Por ejemplo en una playa o un lugar donde haya mucha pintura blanca  porque irradia los rayos solares y así también los chicos sufren quemaduras. Después de los 6 meses con una alta protección solar se pueden exponer unos minutos nada más. Al año los chicos se empiezan a meter en la pileta. Lo tienen que hacer con una remerita o algo sobre el pecho y tronco, una gorra y el protector.

Es bueno que los chicos concurran a las colonias porque se socializan. Pero la gente responsable de la colonia tiene que saber que los niños no pueden estar expuestos al sol después de las 10,30 horas. Tienen que hacer toda la actividad a la sombra.

El golpe de calor se previene no sólo evitando la exposición al sol, sino también evitando los lugares cerrados y sin ventilación. Esos lugares tienen que estar frescos y ventilados. No se habla de que debe existir aire acondicionado, sino muy ventilados para que sean frescos.

Es muy importante tener cuidado con los más chicos y los adultos porque pierden la sensibilidad de la sed, por eso hay que ofrecerles agua en forma constante.

Con el golpe de calor no tratado y si se perpetúa la exposición a los rayos solares y al calor, los chicos hasta pueden tener alteraciones neurológicas de la conciencia, por eso es muy importante la prevención, o sino el rápido tratamiento por parte de un profesional de la medicina.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *