TORNEO FEDERAL C  

Grandes expectativas, pequeña realidad

El debut de Sportivo Piazza en el certamen nacional dejó un fuerte sinsabor luego del 1 a 1 ante Velense, el equipo de María Ignacia-Vela que celebró el punto logrado. El único representante azuleño no pudo plasmar un gran rendimiento y tampoco aprovechó unas cuantas ocasiones claras para ganar. El domingo que viene juega en Tandil.


Así sí, Piazza. Rodrigo Lamardo ya recibió la sutil devolución de Lapalma y, cara a cara con Inza, define a con justeza para poner el 1 a 0.
NICOLÁS MURCIA


Pita el árbitro el final del partido, unos pocos aplausos piazzistas resuenan en el estadio, velenses e industriales intercambian saludos, los visitantes dan forma a una celebración como de final ganada y el plantel local enfila hacia vestuarios: desde el cuerpo técnico intentan animarlos, pero el rictus de casi todas esas caras no asimilan el aliento. Piazza sale enojado (¿triste?, ¿disconforme?) de la cancha y se instala en un vestuario silencio.
La rabieta y la preocupación se explican más allá del empate que Velense logró a diez minutos del final, cuando el mejor jugador del partido (en una puja en ese sentido con Gabriel Durruty, Ignacio Inza  y Franco Irusta), Mauro Ruiz Sánchez, tuvo más facilidades que en el ingreso a su casa y puso el 1 a 1. Parte de ese sentir echa raíces en la escasa expresión futbolística de Piazza ayer, en el debut en el Torneo Federal C 2018 ante el conjunto de María Ignacia-Vela. Los testimonios posteriores que este medio pudo recabar en vestuarios, cada cual con su nivel de énfasis, terminaron por abastecer la reflexión sobre el magro desempeño villero ante un rival que, sin embargo, le insinuó demasiado y no terminó de superarlo rotundamente.
Desde el albor mismo del cotejo comenzó a cristalizarse que Piazza tenía serios inconvenientes para edificar de manera colectiva. Claro que parte del mérito corre por cuenta de Velense, un equipo que ante todo mostró solvencia y potencia física, con jugadores, varios, de gran porte, pero que con el correr del partido fue aportando valorables dosis de buen juego, siempre con Ruiz Sánchez como destinatario. Eso es así, pero la desconexión villera venía también de una conducta inicial de los defensores de lanzar largo para aliviar más que construir, y de una línea de volantes que empezaba a no conseguir estabilidad y,  por momentos, a no ser suficiente –Bedoya, “Chiky” Borda y Lapalma, bien cerrados dentro del círculo, necesitaban de Lamardo y Carrizo en el retroceso y eso no siempre sucedía–. Y pareció que, cuando Piazza poseía el balón y su estructura se expandía, al colombiano y a Maxi no siempre se los ubicaba en lugares cómodos para su mejor rinde.
Inicialmente, el equipo serrano imaginaba caminos fructíferos por izquierda, con buena relevancia de Maineri y oportunas diagonales de Ruiz Sánchez. Aún no había inconvenientes serios para el industrial. Con el paso de los minutos, las espaldas de Giménez dejaron de ser imaginables para Velense y se convirtieron en realidad concreta: se trató del lugar predilecto y mejor redituable para la visita en pos de dañar en ataque.
El juego de Piazza fue tornándose cada vez más lento, en parte por la notoria falta de precisión en los pases (cada intento era un nuevo comenzar) y en parte por no poder transformar pequeñas sucesiones de pases cortos en un impulso vertical, con otra velocidad y otras decisiones con la pelota al pie. De momentos, Valdez quedaba muy lejos, en su típica puja con los centrales y reducido a bajar a tierra los pelotazos. Se había tornado tan previsible el elenco local que facilitaba la resistencia, con muy poco, de Velense.
Llegó el minuto 33 y en menos de 10 segundos Lamardo pudo resolver lo que hasta ahora no tenía manera. A la salida del círculo, levemente hacia la derecha, el “zurdo” comenzó una repentina carrera vertical, conectó en corto con Lapalma que, con mucho tino, devolvió sin distracciones y le facilitó el último tramo de su aventura individual: el estar cara a cara con Inza, ya dentro del área, al que venció con un puntazo bajo al primer palo. Ese arrebato solitario que devino en sociedad, indicaba algo de lo que Piazza (incluido el propio Lamardo) debió tomar nota: cambio de ritmo, verticalidad, conexión a un toque, sorpresa y precisión.
Ese primer tiempo terminó dejando la sensación de que, a grandes rasgos, entre el que perdía y el que ganaba no había diferencias mayúsculas, y que ambos estaban dando forma a un encuentro demasiado por debajo de las expectativas (ahí es cuando surge la pregunta de por qué las expectativas, en una primera fecha oficial luego de una pretemporada de verano, debían de ser altas).
El primer par de minutos del complemento tuvieron a un elenco piazzista que resurgió al partido con otra tesitura (si bien no consiguió sostenerse en el discurrir de minutos). Antes de los tres minutos, el arquero Inza había trepado unos cuantos lugares en la consideración de figura. A raíz de una pelota dividida que devino en contragolpe, tuvo lugar dentro del área menor visitante una curiosa circunstancia, digamos un 3×1 tipo promoción: tres remates a quemarropa, la más nítida una frontal de Valdez, que el 1 rechazó con tres atajadas espectaculares. En un cotejo tan cerrado, la sospecha era que lo que desperdició Piazza en esa triple oportunidad tendría un peso relevante.

Relaciones de altura. Sergio Valdez e Ignacio Inza en pleno salto, en pos del balón en el arco de la calle Prat. Piazza y Velense debutaron con empate.
FOTOS NICOLÁS MURCIA


El trámite del encuentro devolvió casi todo de la escenografía de la etapa inicial. Sólo que ahora la gravitación y la soltura de Velense se hacían notar algo más. Y un gran responsable de esto fue Durruty, el reemplazo del lesionado Tomas Inza en el primer tiempo. Fue quien sacó mucho provecho del costado diestro del conjunto local, esa zona en la que Giménez perdía referencia y protección, donde Bedoya no accedía por su condición de “interno” y su cansancio y donde Lamardo no atinaba a posicionarse. Esa línea de 5 volantes que Peralta pretende en el retroceso del equipo, o no se formaba o no lucía orden y coordinación.
Los cambios que fue introduciendo Peralta rejuvenecieron la dinámica del equipo (Marcelo Duarte ingresó muy bien al partido), pero a Piazza le faltó tiempo para que ese impulso gravitara. No sólo lo afectó la escasez de minutos por disputar, sino que fundamentalmente resultó afectado por el empate de Velense. Por la izquierda de su ataque, como en toda la tarde, la visita hizo negocio: Durruty pudo enfocarse contra el área villera, avistó la soledad de Ruiz Sánchez (con los defensores corridos hacia el otro palo) y lo asistió para que éste definiera con mucha suficiencia ante un desprotegido Barbieri.
La decena de minutos restantes sirvieron para que el local ponga a prueba su capacidad de reacción. Piazza evidenció estar golpeado, pero ya era muy tarde para volver a lastimar a un Velense que tenía muy en claro que el punto en las alforjas era motivo de alegría.
Volvemos al principio, a la desazón industrial al cabo del cotejo, cuando en fila india los jugadores pugnaban por llegar a las duchas. Una mala tarde de Piazza, una expectativa no correspondida y puntos de locales que se escapan, sabiendo que siempre son importantes. Pero a no dramatizar, no es necesario: son tragos amargos, no borracheras.

Franco Irusta, uno de los mejores rendimientos del partido de ayer en el Félix Piazza.


 LA FIGURA

Mauro Ruiz Sánchez
El delantero más pronunciado de Velense coronó con el gol lo que ya era un rendimiento notable. Técnico, dúctil y dispuesto al fragor físico si es necesario, Ruiz Sánchez fue objeto casi constante de la búsqueda ofensiva de sus compañeros y demostró por qué motivos.
 
 
 
FORMACIONES
Piazza 1
Velense 1
 Piazza

  1. Barbieri
  2. Irusta
  3. Borda
  4. Giménez
  5. Borda
  6. Iztueta
  7. Carrizo
  8. Bedoya
  9. Valdez
  10. Lamardo
  11. Lapalma

DT: M. Peralta
 
Velense
 

  1. Inza
  2. Rifé
  3. García
  4. Saracho
  5. Narciandi
  6. Fuentes
  7. Corrado
  8. Fuentes
  9. Ruiz Sánchez
  10. Inza
  11. Maineri

DT: N. Rebollo
 
Cancha: Félix Piazza
Árbitro: I. Liuzzi
Asistentes: G. López y J. Vargas
Suplentes de Piazza: J. Matos, J. Gómez, M. Duarte, A. Pouyannes, R. Sánchez.
Suplentes de Velense: J. Thomas, F. Della Nina, L. Martínez, L. García, G. Durruty.
Goles: PT: 33’ Rodrigo Lamardo (P). ST: 35’ Mauro Ruiz Sánchez (V).
Cambios en Piazza: ST: 25’ A. Pouyannes por D. Bedoya, 31’ R. Sánchez por R. Lamardo, 36’ M. Duarte por M. Lapalma.
Cambios en Velense: PT: 41’ G. Durruty por T. Inza. ST: 26’ L. Martínez por M. Maineri; 38’ F. Della Nina por E. Caracho.
 
TORNEO FEDERAL C  
Región Pampeana Sur 
POSICIONES – ZONA 6  
Pts.      J            G          E           P             GF        GC
Gimnasia          3           1           1           0           0             4           0
Velense            1           1           0           1           0             1           1
Piazza               1           1           0           1           0             1           1
Excursionistas              0           1           0           0             1           0           4
 
PRÓXIMA FECHA
Velense vs. Excursionistas
Gimnasia vs. Sportivo Piazza
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *