LA NO RENOVACIÓN DE 95 CONTRATOS

Gremios desmienten a Bertellys y aseguran que no hizo ningún relevamiento para bajar contratos

Eduardo Bercovich, dirigente de ATE,: “Hasta ahora, Bertellys no cumplió lo que prometió porque dijo que iba a hacer un censo de los trabajadores y no hizo nada”. Miguel Ángel Burgos, dirigente del SOEMPA,: “Inza y Bertellys son lo mismo, lo que pasa que este es más pícaro para convencer a la gente y hacerle creer lo que no es”.
<
>
Miguel Ángel Burgos, dirigente del SOEMPA,: “Inza y Bertellys son lo mismo, lo que pasa que este es más pícaro para convencer a la gente y hacerle creer lo que no es”.

Dirigentes de SOEMPA y ATE dialogaron con este diario por la decisión del Intendente de no renovar 95 de los 670 contratos existentes en el municipio. Miguel Burgos y Eduardo Bercovich coincidieron en que fue una determinación arbitraria y aseguraron que muchos de los trabajadores cesanteados son personas que en realidad, y al contrario de lo declarado por Bertellys, cumplen sus tareas en la comuna. Burgos apuntó que el jefe comunal sacó gente para poder ingresar a “sus punteros” políticos, mientras que Bercovich pidió al Intendente que “trabaje bien”.

La decisión del intendente Hernán Bertellys de dar de baja 95 contratos de trabajadores municipales, generó fuertes críticas de dos de los gremios con representación en la comuna por entender que fue arbitraria ya que no se hizo relevamiento alguno sobre los empleados.

Quienes hablaron con este diario luego de que el jefe comunal confirmara la determinación, fueron Miguel Ángel Burgos -secretario Adjunto del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Azul- y Eduardo Bercovich -secretario Adjunto de la Asociación de Trabajadores del Estado-.

Ambos dirigentes desmintieron al Intendente, quien el viernes aseguró que se censó área por área y a partir de allí se decidió qué trabajadores no debían seguir porque no cumplían sus tareas. En contraposición, sostuvieron que muchos de esos empleados dados de baja realmente cumplían sus obligaciones. En ese marco, Burgos aseguró que en realidad la decisión de sacar gente se tomó para que ingresen “punteros” políticos de Bertellys; mientras que Bercovich pidió que se haga un trabajo en serio y que el Ejecutivo muestre los legajos de los empleados donde se compruebe que no trabajaban, porque de lo contrario “es todo mentira y se los saca por sacar”.

Asimismo, advirtieron que el jefe comunal tampoco cumple con su palabra al momento en que sigue manteniendo a muchos funcionarios de la gestión de José Inza.

Por lo pronto, el lunes mantendrán una reunión con el Intendente y los dos dirigentes coincidieron en que, de no haber una solución, comenzarán un plan de lucha.

“Siempre quedan los amigos del poder”   

Sobre la posición del SOEMPA por la baja de los contratos, Burgos explicó que “nosotros no vamos a permitir bajo ningún punto de vista que se corte el hilo por lo más delgado. Vamos a recurrir a todas las instancias administrativas que correspondan”.

El dirigente remarcó que “nosotros somos coherentes. Denunciamos a Inza cuando hacía barbaridades con los trabajadores, y ahora también lo hacemos. Inza y Bertellys son lo mismo, lo que pasa que este es más pícaro para convencer a la gente y hacerle creer lo que no es. Pero en definitiva, son lo mismo. No cambió nada”.

Recordó que durante la gestión Inza “pedimos varias veces el congelamiento de ingresos y Bertellys, que era concejal, no hizo nada. Se quedó callado pensando que iba a ser Intendente y que él también iba a meter a su gente, y para eso necesita sacar a algunos de los que están”.

Ante el comentario de que el Intendente dijo el viernes que la mayoría de los contratos no renovados eran de personas que no iban a trabajar, Burgos sostuvo que “eso es mentira. Hay casos concretos de trabajadores que cumplían sus tareas y sin embargo los dieron de baja. No hubo una revisión, como dijeron, porque siempre quedan los amigos del poder.

Añadió que “Bertellys no conoce las áreas del municipio y se dejó llevar por la gente de distintas áreas que, vaya casualidad, muchos son del tiempo de Inza, pese a que juró y perjuró que no iba a quedar nadie de esa gestión. Mintió una vez más.

En este sentido, agregó que “muchas de estas cosas las acordó con el gremio cómplice, que es el STMA y el que le está marcando la cancha, ubicando gente en todas las áreas. Por ejemplo, el ex jefe de personal de Inza, David Torres, quedó en el municipio no por su capacidad sino porque lo pidió Luciano Varela. Pasó lo mismo con una compañera del Hospital a la que sacaron para poner a Darío Tedesco, que es de la comisión del STMA. Con Donadini quiso hacer lo mismo, pero le salió mal”.

Frente a un posible paro   

Por otra parte, Burgos comentó que el jueves en una reunión informal “el jefe de personal del municipio, Walter Surget, le dijo a Ruben Rodríguez que eran 150 los  contratos caídos y que el martes llegaban 150 más. Además, le dijo si quería marcar alguno y Ruben se negó porque no vamos a ser cómplices de los despidos”.

Advirtió que “Bertellys necesita sacar gente para poner a sus punteros” y en ese marco comentó que también Surget -tal vez en un exceso de confianza, de muestra de poder o por hablar demasiado- “le dijo a Rodríguez que tienen que mantener a algunos punteros políticos. Se lo dijo en la cara. Sacó gente para meter a sus punteros”.

Por lo pronto, el lunes a primera hora el Intendente recibirá tanto al SOEMPA como a ATE, los gremios que le pidieron audiencia. “Le vamos a plantear el tema y si no revé la situación, por supuesto vamos a ir al paro. Nosotros no vamos a ser cómplices de nada, y creo que los 95 compañeros no marcan la economía de un municipio”, sostuvo y añadió que “yo personalmente no voy a ser cómplice de nada. Y si me tengo que instalar cuatro años en el veredón, lo voy a hacer porque el Sindicato está para defender a los trabajadores”.

Por último, siguió arremetiendo contra el Intendente al sostener que “se dice peronista, pero una persona que corta el hilo por lo más fino no es peronista, sino gorila. Nosotros no vamos a permitir que saque a los que realmente trabajan para poner a sus punteros y tampoco que siga dejando a la gente de Inza que tanto mal le hizo a los trabajadores municipales”.

“¿Quién hizo el relevamiento?”  

Por su parte, Eduardo Bercovich comentó que el viernes por la mañana le comunicaron  desde el Hospital de Cacharí que estaba llegando una notificación al director de ese centro de salud, informando que se les daba de baja a cuatro trabajadores, concretamente al pediatra, a la psicóloga, al radiólogo y a una enfermera.

El dirigente desmintió los argumentos de Bertellys sobre las razones de las bajas de contratos. “La enfermera tomaba la guardia a las dos de la tarde y tuvieron que hacer malabares por esa decisión, con eso le respondo al Intendente si trabaja o no. Viernes, sábado y domingo el Hospital se quedó sin enfermería, cuando el Hospital tiene un montón de internados y de pacientes a domicilio”.

Respecto a los tres restantes, aseguró que “también son gente que trabaja. Desde el Ejecutivo le erraron mal. El director del Hospital me llamó desesperado porque todos los cargos se cubren con horas extras porque no hay personal. Un ejemplo es que la mucama hace de cocinera. Además, hace cuatro o cinco meses que no cobran las horas extras que hacen para cubrir la falta de personal”.

En ese marco, se preguntó no sé quién hizo el relevamiento, si echaron gente que es necesaria y que trabaja. El director está desesperado”.

Paradójicamente, Bertellys anunció que lo que se ahorre con esos 95 contratos no renovados, irá al área de salud. Sin embargo, con esa decisión está desmantelando de personal al Hospital de Cacharí.

Puso otro ejemplo de trabajadores del área de Cultura, a quienes “de manera verbal, le dijeron que no les renovaban el contrato y que se fueran. Ellos también iban a trabajar todos los días. Además, es muy desprolijo: el contrato vencía el 31 de diciembre y les avisaron una semana después y de manera oral. Es una falta de respeto.

“El Intendente tiene que hacer las cosas bien”    

En otro tramo de la nota con este diario, Bercovich apuntó que “mientras no haya un  relevamiento en serio y nos sentemos los gremios a una mesa técnica, como habíamos hablado con el propio Bertellys para que realmente se saque a la gente que no trabaja, los gremios vamos a saltar”.

En ese contexto, sostuvo que ATE no defiende a los que no trabajan, a los vagos. En lo que no estamos de acuerdo es en que saquen a gente que está trabajando y que cumple su horario”.

Remarcó que se tiene que hacer un trabajo serio, reviéndose compañero por compañero. Si el Ejecutivo no muestra a través de sus legajos que la gente faltaba o no trabajaba, es todo mentira y la saca por sacar”.

Hasta el momento, conocen muchos de los nombres de los trabajadores a quienes no les renovaron sus contratos, pero no de todos. Por eso, desde el gremio están solicitando que “nos muestren oficialmente los listados para saber uno por uno quiénes son y a qué gremio están afiliados” porque corre fuertemente la versión de que los 95 serían en su gran mayoría de ATE y SOEMPA, no así del STMA.

Insistió en que es necesario “que nos sentemos seriamente y que nos muestren los legajos de esos 95 contratados. Si ahí consta que faltaban o que no iban a trabajar, nosotros no los vamos a defender porque no hay manera de hacerlo” y no olvidó mencionar que de los 575 contratos que sí fueron renovados “también tiene que decir qué criterios usó, porque con dos de los gremios nunca se juntó para esto”.

Este es uno de los temas que plantearán el lunes en la reunión con el Intendente y consignó que “si no hay ninguna solución, obviamente va a haber un plan de lucha. La idea es que el Intendente se dé cuenta que tiene que hacer las cosas bien, porque si no es más de lo mismo”.

Bercovich no quiso dejar de mencionar que “hasta ahora, Bertellys no cumplió lo que prometió porque dijo que iba a hacer un censo de los trabajadores y no hizo nada, al contrario, está actuando igual que Nación y Provincia. Parece más del PRO que del Frente para la Victoria”.

Añadió que “además, tampoco cumple su palabra cuando dijo que no iba a haber funcionarios de la gestión anterior. Es mentira, porque les está dando contratos a funcionarios de Inza, por ejemplo Juan Kubic -ex director de Recursos Humanos del Hospital Pintos- y al “Gato” Narvaja, que le dio un puesto en Medio Ambiente. También sigue manteniendo a David Torres -ex director de Recursos Humanos-, Claudio Ocampo -ex subsecretario de Desarrollo Social-, Daniel Galizio -ex secretario de Cultura-, Victoria Martínez -ex directora de Cultura- y otros tantos más”.

Por último, y en ese contexto, el dirigente apuntó que “Bertellys se tiene que sentar a trabajar en serio porque estas cosas no pueden pasar”.

“NOS LLAMA LA ATENCIÓN QUE UN GOBIERNO DEL FPV APLIQUE LAS POLÍTICAS DEL MACRISMO”

El jueves se conoció el decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal mediante el cual suspende por 180 días la aplicación de la ley 14.656 -sancionada el año pasado- que será reemplazada por el antiguo estatuto municipal. Sobre esto y lo que está pasando en Azul con la baja de contratos, habló Vanina Zurita, secretaria General de ATE.

En principio, señaló que “hay que analizar la situación en la provincia de todos los municipios, a partir del decreto que suspendió por 180 días la aplicación de la nueva ley municipal que permitía las negociaciones paritarias para los trabajadores municipales. Ahora, lo que hace la gobernadora con este decreto es suspender la posibilidad de la discusión”, y no sólo salarios sino también condiciones de trabajo y otros tantos temas de incumbencia de los empleados comunales.

En este sentido, la dirigente añadió que “esta es una situación más de este gobierno con una impronta de ajuste muy complicada, que obviamente se preveía”.

Advirtió que esto se suma a “la grave situación que se están dando en los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires con el despido de compañeros”.

En lo que hace estrictamente a Azul, sostuvo que “nos llama la atención que un gobierno del Frente para la Victoria esté aplicando las políticas del macrismo, como lo que pasó en La Plata donde fueron cesanteados 4.500 compañeros, que cuando fueron a manifestarse hubo una feroz represión por parte del gobierno”.

Añadió que “esta es la lógica con la que viene el macrismo y de la que se hacen eco distintos intendentes, en el caso de Azul Hernán Bertellys”.

Para Zurita, en los medios nacionales hay una campaña de desprestigio contra los trabajadores del Estado “intentando que la población se haga eco. Lo que la población tiene que entender es que nosotros vamos a defender a los compañeros que todos los días van a trabajar, y que justamente son los que han sido despedidos en los distintos municipios o en ministerios”.

Asimismo, apuntó que “se viene un panorama complicado donde los trabajadores deben tomar conciencia y abroquelarnos para dar la lucha. Es el momento de que la clase trabajadora vea que el cambio que esperaba, no es el que se está produciendo”.

Por último, advirtió que no sólo se dan estas cuestiones sino que también está la revisión de los contratos en distintos estamentos del Estado, como es el caso de Fanazul donde se revisarán 88 contratos “lo que implican 88 familias y no hay certezas de nada”. Por esto, el lunes habrá una asamblea en la Fábrica para definir los pasos a seguir ante lo que se viene.

LAS EXPLICACIONES DE BERTELLYS

El viernes por la tarde, el intendente Hernán Bertellys brindó una conferencia de prensa para informar la baja de 95 contratos municipales. Fue después de que por la mañana de ese día dos de los gremios criticaran fuertemente la decisión del jefe comunal.

En ese contacto con los medios, Bertellys informó que de los 670 contratos existentes, 575 se renovaron y los restantes 95 no.

Según indicó, fueron los responsables de cada área los encargados de argumentar cada renovación o baja y que el ahorro -de aproximadamente 15 millones de pesos anuales- de esos 95 contratos se destinará al Hospital.

“Después de 16 años de ingresos a discreción al municipio, en algún momento hay que empezar a congelar y ordenar la estructura”, remarcó en su contacto con la prensa.

A su vez, al hablar de los criterios utilizados para no renovar los contratos -que son de trabajadores ingresados entre 2014 y 2015-, señaló textualmente que “de muchos de los que no se renuevan, no tenemos noticias que hayan ido a trabajar, no los han podido encontrar y el compañero de trabajo, por ejemplo, no lo conoce. Hay otros que han faltado mucho”.

En cuanto a los que sí se renovaron, aseguró que se hizo con un criterio de “antigüedad”, ya que son empleados que entraron hasta 2013 inclusive.

Por último, Bertellys también consignó que la decisión se tomó en el marco de un municipio quebrado y que, así, “esta es una situación hasta lógica de la que hablábamos todos los candidatos en la campaña. En algún momento hay que hacer un reacomodamiento”.

“NI UN SOLO DESPIDO EN LA MUNICIPALIDAD”

“El paquete de ajuste que promete Bertellys y que ya tiene el acuerdo de los concejales del GEN se pone en marcha y comienza con despidos dentro del plantel municipal.

Siguiendo el guión de Cambiemos, Bertellys se propone desangrar la ciudad con el despido de cientos de trabajadores municipales.

Utilizando de manera oportunista la crisis hospitalaria como argumento, el lapridense acaba de dejar a cien municipales sin su fuente de trabajo, en una ciudad donde claramente el trabajo no es lo que abunda. La crisis se descarga sobre los hombros de los trabajadores, mientras que los que la generaron siguen impunes.

Los Intendentes de la provincia habían reclamado en diciembre -y obtenido de la gobernadora Vidal- un proyecto para postergar por seis meses la entrada en vigencia de la sección III de la Ley de Relaciones Laborales y Negociación Colectiva para los trabajadores municipales de la provincia de Buenos Aires, del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) que establece el ingreso a la planta estable todos los contratados con más de 12 meses de antigüedad.

El Partido Obrero denuncia que los Intendentes y el gobierno provincial preparan el terreno para una escalada ajustadora sobre todos los trabajadores de la provincia. Quieren descargar la quiebra provincial sobre las espaldas de los trabajadores y sus condiciones de vida.

Bertellys junto a otros intendentes del FpV están haciendo un intenso lobby para que se apruebe en la Legislatura el proyecto de presupuesto de Vidal que profundiza el hipotecamiento provincial (endeudamiento impagable), perpetúa el derrumbe de escuelas, el vaciamiento de los hospitales, la falta de obras públicas, no establece pauta salarial para los trabajadores del estado y mantiene una estructura impositiva regresiva que exime a los grandes capitales de la provincia.

Denunciamos que los miles de contratados son una prueba irrefutable de la enorme precarización laboral que dejan los gobiernos salientes del FpV en provincia y municipios; el gobierno de Vidal y los Intendentes -de Cambiemos y del FpV- quieren rematar esta precarización laboral con despidos masivos.

Reclamamos: Ni un solo despido; que se renueven todos los contratos; que se cumpla el capítulo de la Ley que incorpora a la planta a todo trabajador municipal contratado con más de un año de antigüedad; que una comisión integrada por los gremios y representantes electos por los contratados revise la situación de todo compañero que no entre en las previsiones de la Ley, garantizando la estabilidad para todos los que trabajan”.

Partido Obrero de Azul

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *