Grupo de exploradores del distrito de San Isidro volvió a elegir a esta ciudad para sus vacaciones

Los jóvenes estuvieron hasta anoche alojados en el sector conocido como reserva del camping municipal. EL TIEMPO conversó con dos de los responsables del grupo y con el presidente del Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú”, entidad que ofició de intermediaria con los visitantes ante el Municipio y la Guarnición local para hacer más confortable la permanencia de unos 20 nenes, 10 animadores y cinco adultos acompañantes. 

Exploradores, animadores y adultos acompañantes en un alto de las actividades de la jornada de cierre de la estadía en Azul.FOTOS NICOLÁS MURCIA


Un grupo de exploradores que tiene su base en la localidad de Boulogne, Partido de San Isidro, eligió por tercera vez a esta ciudad como lugar para vacacionar. Ayer, en el último día de los once que tuvieron de estadía, dos de los responsables de la expedición conversaron con EL TIEMPO para dar cuenta de las razones y fundamentos del viaje. La entrevista se llevó a cabo en el sector conocido como reserva del camping municipal y en el mismo momento que visitaban el lugar dos referentes del Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú”, entidad que hizo de nexo con la Municipalidad de Azul y la Guarnición local con el propósito de lograr alguna prestación que fuera de provecho para los turistas.
Diego Agüero, uno de los responsables de la travesía, confió que es la tercera vez que el grupo eligió esta ciudad para realizar esta salida. Participaron de la excursión unos 20 chicos, diez animadores y cinco adultos, padres de algunos de los menores, que tuvieron a su cargo tareas como la preparación de las distintas comidas.
“Somos un grupo de exploradores, parecido a un movimiento scout pero con sus leves diferencias, por ejemplo por la cuestión de la religión. Nuestro fin es que los chicos salgan de lo que es el barrio, que es lo que hacemos en el día a día los sábados cuando tenemos actividades. Estuvimos tres años sin poder salir de campamento por falta de chicos o de animadores o de otras cuestiones y ahora pudimos; se nota que los chicos la pasaron bien y estamos muy contentos por eso”, expresó.
A su turno Anahí Gómez, otra de las referentes de los exploradores, dijo que “la idea es mostrarle que hay otras realidades más allá de lo que ellos vivencian en el lugar donde se domicilian, y que vean que pueden tener un futuro diferente”.

La sana diversión de los acampantes, uno de los objetivos que persigue el grupo proveniente de Boulogne (San Isidro) que estuvo vacacionando en esta ciudad.


Contrastes locales
Según contó Gómez en la charla, cuando ella tuvo que acompañar a alguno de los integrantes del grupo hasta uno de los hospitales públicos locales, la atención que recibieron fue “buena”. Los inconvenientes, en todo caso, surgieron a partir de los malos ejemplos que algunos azuleños han dado en lo que tiene que ver con la atención que se le da al turista y como consecuencia de una evidente falta de infraestructura y de prestación de servicios acordes (ver página 5).
“No nos molesta que pesquen pero la realidad es que hay muchos metros para pescar y venir justo acá cuatro masculinos, cuando nosotros estamos a cargo de nenes…hubo gente que estuvo gritándole cosas a las chicas menores de edad”, afirmó Agüero, quien agregó: “Los adultos hicimos guardias de 0 a 4 y de 4 a 8 para poder estar vigilando las carpas y por si algún chico se levanta al baño, teniendo en cuenta que son dos cuadras de acá hasta el baño que están en el camping”.

EL DATO
Una veintena de acampantes, aproximadamente, pasaron la última noche y madrugada en el sector central del camping municipal. Los visitantes pernoctaron tanto en carpas como en casillas rodantes.

Anahí Gómez y Diego Agüero dialogaron con EL TIEMPO.


EL ROL QUE CUMPLIÓ EL CENTRO DE VETERANOS

NICOLÁS MURCIA


En su condición de “entidad de bien público”, el Centro de Veteranos de Guerra “Callvú Leovú” de Azul tendió su mano para hacer posible la estadía de once días del grupo de exploradores que estuvo en esta ciudad.
“Nosotros supimos de ellos cuando en septiembre del año pasado fuimos a Boulogne y estuvimos en el Centro de Veteranos, que está a una cuadra de la estación de trenes. Nuestros compañeros tienen allí un grupo hermoso que se llama ‘Hijos de Veteranos de Guerra’ que tiene como una de sus funciones interactuar con el resto de la sociedad. Una chica que está en el grupo me comentó que tienen actividades con los scout. Cuando nos enteramos que venían, nos pusimos a disposición. Vemos que es un grupo que prioriza la convivencia y el compartir absolutamente todo, hasta los juegos”, expresó Juan Pedro Schroh, presidente de la institución con sede en calle Arenales entre Bolívar y 9 de Julio.
Acompañado por Gabriel Luna, también integrante del Centro de Veteranos, Schroh explicó que “lo que hicimos nosotros fue simplemente elevar una nota al Municipio, al  área de Relaciones Institucionales, a fin de ver si había posibilidades de que colaboren en algo con esta gente para que pudieran pasar unos días agradables, en un clima de camaradería y que se lleven una buena impresión de lo que es la gente de Azul, no solamente del camping”.
“Sabemos que en la Municipalidad, en el Ejército y a nivel nacional hay una reestructuración y ajuste pero cuando uno quiere, se puede. La comuna le hizo una bonificación (en el pago por la permanencia en el lugar) que fue algo muy importante para ellos. Como integrantes del Centro de Veteranos de Guerra estamos agradecidos con el Ejecutivo y con la Guarnición Ejército Azul, porque no pusieron reparos en poner a disposición los vehículos y el personal porque los fueron a buscar cuando llegaron en tren, e hicieron viajes”, indicó.
Schroh advirtió, no obstante, que harán llegar al Municipio algunas quejas “con espíritu constructivo” tendientes a poder mejorar determinadas condiciones para el alojamiento en el sector denominado reserva del camping.
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *