Hace más de veinte años echaron al Director de Minería que habló de la existencia de oro en las sierras de Azul

“Tal vez haga mal en mencionar el mineral, es oro y eventualmente algunas piedras preciosas”, expresó Mario Markovina, titular de la Dirección Provincial de Minería, en una entrevista que le dio a este diario durante su visita por Azul, en febrero de 1997. “Azul, dadas algunas contracciones geológicas que se han producido en otras partes del mundo, especialmente en Sudáfrica, estaría ubicada en primer lugar por el basamento cristalino”, agregó. Algunas semanas después, el funcionario fue apartado del cargo. Un geólogo que trabajó muchos años en Azul sigue sosteniendo, a la fecha, la misma teoría. “En su momento nadie lo tomó en cuenta”, expresó el experto, que ayer fue contactado telefónicamente por este matutino. 

Febrero de 1997. El entonces director provincial de Minería, Mario Markovina, habló sobre estudios que se tenían por la existencia de oro en las sierras del Partido de Azul. Dos semanas después de esta nota concedida a EL TIEMPO, el funcionario fue echado. Jamás se conocieron las razones de la separación del cargo.


Por Augusto Meyer
ameyer@diarioeltiempo.com.ar
Corría el mes de febrero del año 1997 cuando el entonces director provincial de Minería, Mario Markovina, afirmó en una entrevista con EL TIEMPO que “Azul dadas algunas contracciones geológicas que se han producido en otras partes del mundo, especialmente en Sudáfrica, estaría ubicada en primer lugar por el basamento cristalino”. Luego apuntó: “Tal vez haga mal en mencionar el mineral, es oro y eventualmente algunas piedras preciosas”.
Pocos días después el funcionario bonaerense fue echado –nunca se conocieron los motivos- y puesto en su reemplazo el abogado azuleño Enrique Loustau. Markovina dependía directamente de Carlos Brown, quien fuera ministro de la Producción y Empleo en momentos que gobernaba Eduardo Duhalde.
La realidad minera en territorio bonaerense
“¿Cuál es la realidad minera en el territorio bonaerense? Se podría hablar de la que se hace patente desde hace años, a través de la explotación que hacen algunas canteras. Pero también –y de acuerdo a nuevos estudios realizados- se puede hacer referencia a aquellas posibilidades que todavía se encuentran enterradas en las profundidades de estas tierras surcadas por los antiguos sistemas de Tandilia y Ventania. No es la primera vez que se tratan temas relativos a potencialidades escondidas en la corteza terrestre en este nuestro territorio, pero de hecho se puede decir que surgen novedades a medida que la preocupación por buscar alternativas de producción y desarrollo se manifiesta con mayor fuerza”. Este fue el encabezamiento de la entrevista que, en su paso por Azul, este diario le realizó al titular de la Dirección Provincial de Minería.
“Dentro de lo que es el Programa de Posibilidades Mineras que impulsamos desde el Ministerio de la Producción, estamos tratando de hacer contacto con potenciales inversores y eventualmente, interesados en propiciar el emprendimiento sobre rocas ornamentales, en este caso, bajo el auspicio del área a cargo del señor Julio Varela”, comenzó diciendo Mario Markovina.
Comentó que a partir de la generación de grandes emprendimientos mineros incentivados por el Gobierno nacional por una comparación geológica con Chile, es decir del otro lado de la Cordillera, en la provincia de Buenos Aires “hemos adoptado ese criterio”, propiciando algo similar pero con comparaciones con lo que es el extremo sur del continente africano.
“Ya está comprobado geológicamente que a través de la dinámica de las placas tectónicas, el continente sudamericano estaba en contacto con lo que es el continente africano y, precisamente, los puntos de coincidencia del extremo sur de África que es una zona minera por excelencia, hacían contacto con nuestra zona de la provincia de Buenos Aires”, detalló.
Un auge de la minería
En la nota realizada hace casi 21 años atrás, Markovina informó que los pedidos de exploración pasaron de 2.000 hectáreas en 1992 a 600.000 hectáreas en 1997. “El Partido de Azul es una de las zonas que más pedidos de exploración ha tenido y hablo de minerales de primera categoría”, amplió.
“Las empresas, que son todas privadas, están invirtiendo a riesgo y se encuentran en plena etapa de prefactibilidad, ya están obteniendo resultados, aunque no tengo nada concreto porque todavía ellos no han hecho la manifestación de descubrimiento dentro del derecho que tienen a partir de la zona que se le adjudica para explorar”, dijo también.
En la entrevista el funcionario habló de inversiones millonarias en minería que se estaban haciendo por ese entonces en Azul; cuando no, de capitales olavarrienses.
Lo curioso es que, según precisó, ese proyecto “nació acá en Azul a través de nuestra Jornada del Programa de Posibilidades Mineras (se realizó a fines de 1995) donde un particular se hizo presente, escuchó todo lo que se expuso desde el punto de vista geológico y financiero, se le asistió para la elaboración del proyecto, para la evaluación del yacimiento que es uno de los elementos clave que se necesitan para el financiamiento, y se concretó. Ya está funcionando”.
Se podrá decir que la actividad minera puede conllevar acciones que van en contra del cuidado del medio ambiente si no se ejerce un control a conciencia por parte de los organismos reguladores. De la misma manera es innegable la capacidad de generación de fuentes laborales que, como tantas otras actividades, tiene la explotación de canteras.
Mario Markovina lo dejó en claro cuando, en febrero de 1997, estuvo en Azul. Y que quede claro que no es la finalidad de este informe, hacer “lobbie” por la actividad minera.
“Hoy estamos acá por esa misma razón, pero con otra alternativa, que es muy interesante y muy de tener en cuenta en el Partido de Azul. Es el hecho de hacer los aprovechamientos de algunas rocas, con fines ornamentales. Es una de las alternativas productivas que, buscando que quede el valor agregado en la zona, puede generar muchos puestos de trabajo”.
Separación de tierras, ¿y de futuros?
La intervención que el entonces Director Provincial de Minería tuvo en las páginas de este diario contó con distintas argumentaciones, donde no faltaron las explicaciones geográficas y geológicas.
“En el caso de los contactos que pueda haber habido entre los dos continentes, se formó el cratón de Katbaal que está en Sudáfrica, con el cratón del Río de la Plata. Ese es el primer elemento: estos continentes se separaron. El cratón de Katbaal quedó en Sudáfrica, con importantes explotaciones mineras y algunos casos, muy interesantes. ¿Por qué se va a separar y va a quedar todo de un solo lado, y del otro lado no? Y ese cratón del Río de la Plata, su mayor depresión está en la cuenca del Río Salado: hacia el norte está el afloramiento granítico otra vez, la isla Martín García es una isla de granito; y al norte de Colonia, solamente a 100 kilómetros, en serranías de características geológicas muy similares a las nuestras, hay una mina de oro que está explotando 200 kilos de oro por año, indicó Markovina.
El funcionario subrayó que “la expectativa es por demás interesante”. “La diferencia grande nuestra es que las inversiones de minería son demasiado riesgosas; entonces hay que estudiar en forma preliminar antes de bajar una broca a tomar una muestra. Hay que estudiar muy bien el blanco donde se va a realizar esa perforación, y se apunta que esta siempre tenga éxito, porque es muy caro”, agregó.
El cambio que no fue
Llama la atención que, con los informes que manejaba hace casi 21 años atrás la Dirección Provincial de Minería, no se haya avanzado con la exploración de potenciales yacimientos de oro y piedras preciosas en el Partido de Azul. De la misma manera sorprendió en aquel entonces que, un par de semanas después de realizadas estas declaraciones a EL TIEMPO, Mario Markovina fue literalmente borrado. Los motivos del apartamiento nunca trascendieron, pero se pudo saber que no fue por renuncia.
De ahí que valga la pena transcribir tres preguntas y respuestas que le hizo el cronista de este diario.
-¿Esta es la primera vez que usted hace el anuncio de la existencia de minerales tan valiosos en esta zona?
-Yo lo había mencionado como una posibilidad. Hoy puedo aseverar que de acuerdo a algunos estudios de muestreos superficiales que hicieron las empresas privadas, en algunos casos acompañadas por nuestros geólogos, ya los indicios van mejorando la situación, van dando más factibilidad.
-En el caso de que esto se confirmara, cambiaría fundamentalmente la vida en el centro de la provincia…
-Sí, absolutamente. Sería una explosión. Ya pasaría a ser, no la minería que, hoy por hoy es para la construcción; pasaríamos a ser otro tipo de minería. Que también daría lugar, porque en una explotación de oro se dan tantos gramos de oro por toneladas de material, a que el resto podría ser aprovechado como rocas para la construcción, o cualquier otra alternativa que surja.
-¿Qué expectativas ha traído para las reuniones con productores y potenciales inversores?
-Me han hecho llegar una muestra pulida de esta roca que íbamos a ver, la hice observar y tengo realmente muy buenas expectativas porque es una roca casi única en la zona. Hay una similar en la provincia de San Luis y creo que un importante edificio bancario de la Capital Federal tiene esa roca. Pudiendo tener éxito en llevar adelante este emprendimiento, se podría generar una interesante demanda. Eso lo voy a dejar que lo anuncie el dueño de ese yacimiento.

EL DATO
El 26 de este mes habrán de cumplirse 18 años del fallecimiento de Mario Markovina. Ayer, desde esta redacción se pudo tomar contacto telefónico con una hermana del ex titular de la dirección provincial de Minería en épocas en las que gobernaba Eduardo Duhalde. La mujer, radicada en Sierras Bayas, corroboró que nunca supo, de boca del funcionario, cuáles fueron las causas de su apartamiento del cargo. Indicó que, poco después de su alejamiento de la función que se le había asignado, enfermó y murió. “Él nunca hizo carrera sobre minería pero viviendo en Sierras Bayas se había capacitado mucho en el tema”, expresó la mujer.

RECURSOS HAY EN CANTIDAD; NO SE EXPLORAN NI EXPLOTAN
En la misma nota con EL TIEMPO se consultó al director provincial de Minería sobre el anuncio –a principios de los años 90’- que daba cuenta de la existencia de petróleo en la zona de General Alvear. De hecho se publicó el 23 de febrero de 1997, en un recuadro que complementaba la entrevista con el funcionario, que el citado distrito “era una de las áreas que el Gobierno nacional había licitado para estudios y explotación”. Jamás se volvió a hablar sobre el tema y, mucho menos, se puso en marcha una planta de búsqueda ni extracción del hidrocarburo.
Cuando se le planteó a Mario Markovina si era “descabellada la versión” sobre las posibilidades de la existencia de petróleo en Alvear, respondió: “No es descabellado. En principio, tengo que asegurar que hay petróleo. Y más que petróleo, hay gas en el territorio de la provincia de Buenos Aires. El tema es establecer la rentabilidad, que se pueda aprovechar ese recurso natural”.
La forma de analizar algunas cuestiones que tenía el entonces titular de Minería bonaerense lo alejan y mucho de la visión y proceder de varios de los gobernantes de un año a esta parte. De ahí que, tal vez, se expliquen las razones de su apartamiento. “Partamos de la base de que ya está comprobado que los hidrocarburos están en la provincia de Buenos Aires, en algunos casos muy profundos, pero dado el posicionamiento que tiene la provincia en cuanto a los grandes centros de consumo, es muy factible que realmente sea conveniente invertir en eso y generar ese tipo de explotación”, argumentó.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *