EL TEMA DEL DÍA: EL EXCESO HÍDRICO EN EL DISTRITO - CON EL PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD RURAL DE AZUL

“Hacen falta propuestas y empujar para adelante”

Guillermo Sonaglia.
<
>
Guillermo Sonaglia.

Guillermo Sonaglia fue consultado acerca de la problemática que hay en buena parte del distrito por acumulación de agua. Admitió la existencia de mortandad de animales y que el estado de los caminos es deficiente, pero instó a los productores a estar “al día” con el pago de la tasa vial rural. –

El presidente de la Sociedad Rural de Azul, Guillermo Sonaglia, en declaraciones a EL TIEMPO admitió el exceso hídrico está generando inconvenientes en el distrito, como la mortandad de animales y el estado de intransitabilidad de muchos caminos. Sobre el último de los aspectos dijo que “todos tenemos que unirnos y apoyar, y arreglar las cosas que haya que arreglar. Hay que olvidarse de lo que pasó. Ya se dijo lo que se tenía que decir. Ahora hacen falta propuestas y empujar todos para adelante”.

El dirigente gremial rural sostuvo que, si bien la zona Norte del distrito es la más afectada, hay sectores altos como el límite con el Partido de Benito Juárez que también están complicados. “Entre alto y alto hay campos bajos o a los campos bajos va a parar el agua de las zonas altas. Para el lado de 16 de Julio, hemos constatado que hay una planicie de poco declive. Toda esa agua va a la nueva presa. He visto la parte de la presa con fotos satelitales y captó bastante cantidad de agua”, expresó Sonaglia.

El presidente de la SR se refirió al “tema caminos” para pedir por “la unión” entre los distintos actores intervinientes.

“Nosotros tenemos que ayudarnos nosotros mismos. No podemos esperar que otros vengan a ayudarnos a solucionar las cosas. Tenemos que unirnos. Nos tenemos que poner todos la camiseta de Azul. Desde el chofer del camión volcador que tira la tosca hasta el intendente, pasando por todas las facetas. Todos tenemos que unirnos y apoyar, y arreglar las cosas que haya que arreglar. Hay que olvidarse de lo que pasó; ya no sirve. Ya se dijo todo lo que se tenía que decir. Ahora hacen falta propuestas y empujar todos para adelante”, amplió.

 

Arreglar los caños rotos

En la charla con este diario Sonaglia afirmó que hay 200 caños rotos en los caminos, y que el arreglo de esas estructuras es clave. “Si no arreglamos primero los caños rotos, de nada sirve que arreglemos los caminos porque no vamos a poder pasar. Muchos han roto el tren delantero o la suspensión o amortiguadores. Hay que comprar otra retroexcavadora chica para el asunto caños porque hay mucho trabajo para hacer que una sola no alcanza. Se rompe y estamos 45 días sin poder trabajar”, manifestó.

Abogó por entrar en un proceso de inversión en maquinaria para poder realizar las tareas que hacen falta.

“Hay que comprar, hay que invertir pero la tasa rural no alcanza para tanto porque también hace falta motoniveladora y una retro grande para sacar tosca. Si usted pone ocho caños, los tapa con tierra y se va, para mí es un trabajo mal hecho. Hay que acuñarlo con cemento armado y no se rompe más; con más razón si el caño que se coloca es de alma de acero. El caño común se raja, se parte y se va para abajo”, explicó.

Indicó que “yo lo veo bien intencionado al Municipio”, tras lo cual aclaró que “lo que falta es la categorización del Municipio en el Banco Provincia”. “Estuve con el Licenciado Fabricio Doré, quien es el gerente, y me dijo que hay que recategorizar al Municipio para que pueda acceder a préstamos para la compra de maquinaria. Lo creo un hombre de bien y creo que se va a ocupar. Lo leí en sus ojos”, explicó Sonaglia.

Luego de mencionar que recientemente se logró la reincorporación de alguna maquinaria que estaba fuera de servicio, remarcó la importancia de que los productores estén al día con el pago de la tasa vial rural.

“Como una forma de protesta hay algunos que no pagan. Yo les aconsejo que paguen porque es en contra de nosotros mismos. Yo, hasta que pueda pagar, pago. El que no paga deberá entrar en moratoria y se le juntará pagar lo viejo y lo nuevo. Si uno tiene, hay que pagar. Y después reclamar, pero reclamar proponiendo y que haya también un buen aprovechamiento de los dineros que ingresan el Municipio; es decir, que lo que haya de recursos, se inviertan bien”, señaló.

 

“Mortandad, hay”

En la entrevista el presidente de la entidad ruralista afirmó que el viernes le confirmaron que hay vacas y terneros muertos por el temporal y sus efectos. Respecto de las causas, sostuvo que eso se debe “no solo por el anegamiento de los campos sino por el rebrote, que hace que algunos yuyos en algunas etapas sean tóxicos; otros porque hay algunos tipos de malezas que crecen mucho pero sin sustancia, por lo que carecen de magnesio y calcio ni sodio. Por eso se le pone los panes de sal que se compran en las veterinarias”.

“Lamento mucho lo que está pasando. Al norte de nuestro Partido debe haber 100.000 hectáreas anegadas con 20 o 30 centímetros de agua, o fuertemente encharcadas. Van a aparecer los terneros chiquitos muertos contra el alambre. A mí me pasó eso en el ‘80. Si hubieran nacido un mes después no pasaba nada”, añadió.

 

Rotación de cultivos

Sonaglia subrayó la necesidad de instar a los productores agrícolas a que avancen con la rotación de cultivos para favorecer el cuidado del recurso tierra. “Es muy importante no hacer un período sobre otro período, repitiendo el cultivo. Hay que diversificar para cambiar el ciclo, lo que impide la repetición de malezas y, por ende, el uso de herbicidas. Lo que es bueno si se tienen vacas es pastorearlo con los animales. En caso de siembra directa es aconsejable el uso del destete para que aprovechen el rastrojo. La orina y el bosteo son beneficiosas para la tierra porque son cosas naturales y biológicas”, indicó.

Advirtió que “hay fumigadoras que tienen lectores inteligentes que van analizando qué necesidad de tirar herbicida”, lo que permite limitar el uso de esos productos. “Con lo que antes fumigabas un potrero, hoy fumigás dos”, amplió.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *