PROPUESTA TEATRAL

Hacia el XI Festival Cervantino

<
>

Este Festival, que se va armando al calor de las propuestas que se diseñan desde el CODACC, así como con los múltiples proyectos que van acercando personas e instituciones, tendrá a los niños como principales destinatarios de la semana cervantina, en Azul, tierra de raíces pampas.

El teatro español será el ámbito donde se reciba nuevamente a la Compañía del Revés, que acaba de regresar del 40° Festival de Teatro Clásico de Almagro, en España. 

Este será uno de los programas para los chicos (pero no el único) que se irá adelantando.

Una de ellas es “Dulcinea, locura Quijotesca” que se puede resumir como ellos lo hacen: “Quizá aquella aldeana llamada Aldonza sea realmente Dulcinea, ¿por qué no? Quizá ella aún no lo sepa, y cuando se dé cuenta, puede ser que quiera corresponder al amor de don Quijote.” Duquesa Burlona  

En nuestra versión, Dulcinea existe. ¿Cómo? Imaginemos: a Aldonza (la campesina que, en el texto de Cervantes, Don Quijote elije para ser su amada eterna y que bautiza con el nombre de Dulcinea), en algún momento de su vida le llega el libro “Don Quijote de la Mancha” y tanto le gusta, tanto lo lee, que llega a creer que su verdadero nombre es Dulcinea. Entonces, para corresponder a su amado, viaja desde hace más de trescientos años, junto con don Quijote y Sancho Panza, representando sus historias, como los antiguos actores de la legua, aquellos que en carretas iban de pueblo en pueblo. La aventura los despabila, los alienta a descubrir el mundo, a construirlo con sus manos y sus miradas particulares… aunque, a veces, otros los llamen locos

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *