HACIA EL 10° FESTIVAL CERVANTINO

Haciendo historia, recordamos el Festival del 2012

Quedan como grandes momentos la conferencia que brindara Pérez Esquivel o la conferencia de Juan Sasturain, entre las tantas figuras que nos visitaron.
<
>
Quedan como grandes momentos la conferencia que brindara Pérez Esquivel o la conferencia de Juan Sasturain, entre las tantas figuras que nos visitaron.

Este Festival tenía el desafío de una gestión que era nueva, y que debía mostrar el afán de continuidad en su programación, con una mirada diferente y en lo posible superadora…Y así fue, con 17 muestras permanentes que ocuparon los distintos espacios de la ciudad, donde el tiempo era poco para poder disfrutar de lo propuesto.

Quedan como grandes momentos la conferencia que brindara Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, o la conferencia de Juan Sasturain, entre las tantas figuras que nos visitaron. Por nuestra parte, se hicieron presentes (y nunca pararon de exponer) las Flores de Dulcinea, con lo que la Escuela Agraria se asocia a otras organizaciones y viste su gran salón con perfumes y colores.

Todavía resuenan las voces de los chicos, que de la mano de sus maestros de música, le pusieron a Tacún Lazarte en escena su “Recreo Mapuche” y cantaron y contaron en la lengua de nuestros pueblos originarios.

Fue maravillosa la muestra plástica de Atilio Pierri, un plástico de fuste, y nos deleitamos con el humor en la gráfica azuleña. Lo de nuestra gente, combinado con lo que nos llegaba y nos enriquecía.

La poesía estuvo más que presente: con una peña digital, con el encuentro académico literario, con muestras de poesía leídas, con Matías Sasale que empezaba a mostrar lo suyo. Pero también escritores como Irene Bauer, o Sergio Pouyol… con tanto para dar.

El SUMAc que se fortalecía como espacio cultural, y que se vistió de colores para albergar a la Feria DAAZ, y en ella las ferias comunitarias, los microemprendedores que vinieron de toda la provincia con sus productos y mercancías.

La música nos colmó de tambores, de ritmos, de alegría, con “Los negros de miércoles!”, Puente Celeste; y Fandermole con Carlos Aguirre en el Teatro Español ¡cómo no recordar lo que fue, y cómo no pretender que podamos recuperar tanta excelencia!

Fue el año que inauguramos el Malón de Piedra, en el lago Güemes, con una puesta en escena que habló de danza, de tambores y de tanta emoción para un artista internacional, autor de la obra, Omar Estela.

Las escuelas de Azul estuvieron presentes en el desfile inaugural, junto a las patinadoras, las bailarinas, junto a un grupo que deslumbró desde el escenario “Babel”. Con el “baila, baila, Babel” la Plaza San Martín bailó deslumbrada conociendo a un grupo que luego veríamos en películas nacionales e internacionales.

El Festival conseguía uno de sus objetivos, conquistar al público local mostrando espectáculos, haciéndolos protagonistas y asombrando al mundo de lo que éramos capaces.

El cierre estuvo a cargo de La bomba del Tiempo. Entre la inauguración y el cierre, una semana que nos dejó con el enorme resultado de un festejo que puso a nuestra ciudad en la tapa de los diarios nacionales e internacionales.

Una vez más José Manuel Lucía Megías había estado con nosotros, una vez más su palabra en diarios nacionales mostraban al mundo que Azul, era un sitio que merecía ser visitado que Azul era una buena plaza para el turismo y la cultura.

Hacia allá vamos con nuestro Festival Cervantino, con la alegría de lo que fuimos y con la enorme satisfacción que, a pesar de las dificultades presentes, estamos y estaremos con los más de 120 proyectos que la comunidad presentó, y que habla de cómo se mueve una ciudad, cuando es consciente que quiere ser protagonista.

EL DATO

Este diario viene publicado desde el pasado domingo una serie de notas referidas a las ediciones pasadas del Festival Cervantino. Las publicaciones se hacen con el propósito de mantener indemnes los recuerdos de lo que se ha logrado con la instauración de este evento de importancia nacional.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *