“Haciendo las cosas como las vengo haciendo, esto de correr se puede poner mucho más serio” 

Un nuevo viaje fuera del país quizá sea una de las pistas que el ciclista de MTB advierte como síntoma cristalizado de que sus circunstancias deportivas están cambiando. Pasado mañana llegará a Colombia, donde permanecerá 40 días; a fin de abril competirá en Chile y a mediados año, el rauchense se instalará en España.

Fausto Palma estará corriendo la competencia Guerreros Guane en Bogotá, del 16 al 19 de marzo. Luego será tiempo de Panamericano.
FOTOS GENTILEZA FAUSTO PALMA


Se lo nota bastante genuino cuando reconoce que “estoy empezando a ver las cosas de otra manera”. El piso bajo sus pies, él lo nota, cambia de ropajes: por momentos es el suelo bonaerense, por momentos el Atacama chileno, por momentos el océano Atlántico camino a Europa y en breve observará, ampliado, el de la Patria Grande americana. Y eso genera vértigo, desafíos, desapegos y, fundamentalmente, muchas ilusiones.
Se trata de Fausto Palma, el ciclista rauchense afincado largamente en Azul (su ámbito naturalizado) que vuelve a subirse a un avión para sobrevolar fronteras argentas camino a un suelo firme que le permita seguir construyendo su identidad deportiva. El año pasado, entre septiembre y octubre, el equipo al cual pertenece, Corvi, le propuso una estadía en Catalunya en pos de afianzar vínculos y atestiguar directamente sus dotes como pedalista de Mountain Bike. De aquella experiencia (en un amplio sentido) florecieron motivaciones, hipótesis, responsabilidades y nuevas relaciones. Una de ellas le abre el imaginario pórtico de ingreso al suelo cafetero: “El sábado estoy viajando a Colombia”, comenta a EL TIEMPO Palma, al otro lado del teléfono. “Este viaje surgió el año pasado cuando estuve en España; me hice amigo de unos colombianos, les gustó cómo corría. Después de la carrera Catalunya Bike Race, la primera que hice allá, estuvimos charlando y me consultaron sobre mis posibilidades de ir a Colombia. A mí me entusiasmaba la idea de conocer un país nuevo, conocer corredores  nuevos, pero quedaba ver si yo podía instalarme un tiempo allá”. Reconoce que lo que inicialmente se erigía como complicación algo difícil de franquear, en relativo poco tiempo dejó de gravitar, y la chance de llegar a Colombia ganó impulso: “En diciembre me llamaron y preguntaron si podía viajar. Les dije que sí, pero surgió el tema de los gastos y demás; me dijeron que ellos cubrían todo y que de lo único de lo que me debería ocupar era de pagar los pasajes”.
–¿De quiénes se trata esta “gente” de Colombia que te convoca a que viajes?
–La persona de la que me hice amigo y fue el que me invita a Colombia se llama Jaime Bernal, le dicen “El Profe”. Es el profesor de la Universidad Militar de Nueva Granada, Colombia. Además, es entrenador de bicis, tiene una escuela de ciclismo en la facultad que es de las más grandes de Bogotá. Los primeros días voy a estar en Bogotá y después estaré viajando a Bucaramanga, que es donde hago la primer competencia.
–¿Cuál es el propósito de Bernal y cuál es el tuyo para plasmar esta experiencia de más de un mes?
–El propósito de ambos es, primero, que yo pueda ir a conocer nueva gente, nuevos corredores, una nueva consulta. Y el propósito en común es que yo podía ir y, después, Jaime venir para acá. Él me vio con buenas condiciones y quiere que vaya.
Él tiene un equipo de competición en la universidad. Igualmente, yo voy a Colombia y tengo la posibilidad de reunirme con el equipo Orbea; es la marca de la bicicleta que yo estoy usando. Pretenden que mientras esté en Colombia (o puede ser más tiempo), yo esté corriendo con el equipo Orbea.
“Voy a correr representando a Argentina”  
–¿Ya tenés idea de cuál va a ser tu derrotero en Colombia?
–Por ahora hay dos carreras confirmadas, la primera y la última de todas las que voy a hacer; la última es algo muy importante para mí porque es la primera vez que la voy a correr. La primera se llama  Guerreros Guane, una carrera por etapas que se corre en las tierras de Santander, del 16 al 19 de marzo. Y la otra competencia es el Campeonato Panamericano de MTB, es la carrera más importante de Sudamérica. Eso se hace en Pereira (NdR: del 4 al 8 de abril).
Voy a correr representando a Argentina, es mi primera experiencia en un Panamericano. Estuve hablando con la gente de la Selección Argentina y ellos me dieron el OK para correr.
–¿Para acceder al Panamericano tuviste que lograr una marca especial o accedés tan sólo por inscripción?
–Hablé con la Federación Argentina de Ciclismo de Montaña y la gente de la selección; ellos ya tenían un registro de las carreras que vengo haciendo. Y me dieron el OK, si no, no se te permite correr.
“Este año me voy a vivir a Catalunya”  
–El año pasado anduviste por Catalunya y tenés este viaje a Colombia. ¿Son experiencias que modifican tu mirada sobre la magnitud que toma lo que estás haciendo? ¿De qué manera afectan tus relaciones familiares?
–Estoy empezando a ver las cosas de otra manera. Y acá en casa lo ven de otra manera: entienden que estoy haciendo algo que realmente me gusta. El tema de mis viajes, en cuánto a extrañarme, en mi casa no gusta mucho, no les gusta que me vaya solo a otro país. En ese sentido siempre me apoyan y me dan todas las posibilidades de hacer estas experiencias que son únicas. Dejame agradecer especialmente a Julio y Roxana, mis viejos. Ellos son mis pilares, me bancan en todo, son de hierro, me dan esta posibilidad. Es algo muy lindo lo que hacen por mí y yo se los quiero devolver trayendo un triunfo arriba de la bicicleta o que vean que hago mi mayor esfuerzo.
Haciendo las cosas como las vengo haciendo, esto se puede poner mucho más serio. Y a nivel deportivo las cosas afuera son muy diferentes, en todo sentido. Te puedo adelantar algo porque ya está decidido: este año me voy a vivir a Catalunya. A la gente de allá le comenté todo esto de Colombia, también de que voy a correr –cuando llego de Colombia– a Chile el Atacama Challenger (el último fin de semana de abril), hablé hace menos de 15 días y me dijeron que me instale allá. Lo hablé en casa y si todo anda bien, en junio me estaré yendo a vivir a España.
–¿Es decisión tomada?
–El equipo Corvi quiere que esté corriendo para ellos. Ya tengo todo organizado, voy a estar trabajando con ellos en la fábrica de ropa. Me voy a vivir allá.

EL DATO
El 18 de febrero en Rauch, Fausto Palma compitió en una carrera de MTB de 45 kilómetros. Se trató de la primera carrera luego de la pretemporada. Participó en la categoría Pro: culminó en la quinta posición tanto de la general como de la categoría. Una semana más tarde corrió en Balcarce una carrera de parejas; lo hizo en dupla con un Sebastián Cucci, de Tandil. “Quedamos cuartos en la general y segundos en la categoría Master A. Un circuito en la zona del autódromo, con muchas piedras, un sendero duro. Sufrí pero lo disfruté mucho”.


“Este viaje surgió el año pasado cuando estuve en España; me hice amigo de unos colombianos, les gustó cómo corría”.


 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *