TRABAJADORES DE FANAZUL

“Hasta diciembre hay producción, después no sabemos qué va a pasar” 

Lo expresaron al hablar con este diario los dirigentes de ATE Marcelo Laporte, Daniel Firpo, Juan Cacace y Raúl Godoy. Ayer por la mañana los trabajadores realizaron una jornada de protesta: dejaron por unos minutos sus trabajos y concurrieron a una asamblea en las puertas de la fábrica. Hoy, según contaron, casi no tienen materia prima ni insumos y la incertidumbre se acrecienta por la falta de respuestas del gobierno nacional.

A las 11 de la mañana los trabajadores dejaron sus puestos y participaron de la asamblea  en las puertas de la fábrica. GENTILEZA ATEMarcelo Laporte, Daniel Firpo, Juan Cacace y Raúl Godoy -dirigentes de ATE- manifestaron ayer al hablar con este diario su preocupación por la situación de Fanazul. NACHO CORREA
<
>
Marcelo Laporte, Daniel Firpo, Juan Cacace y Raúl Godoy -dirigentes de ATE- manifestaron ayer al hablar con este diario su preocupación por la situación de Fanazul. NACHO CORREA

Trabajadores de Fanazul llevaron adelante ayer una jornada de protesta. En ese marco, a la mañana dejaron sus puestos de trabajo para participar de una asamblea ante la preocupación por el futuro de sus fuentes laborales.

Los dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado -ATE- Marcelo Laporte, Daniel Firpo, Juan Cacace y Raúl Godoy, hablaron ayer con este diario sobre la situación que están atravesando en la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos. Sostuvieron que casi no tienen insumos ni materia prima y que el mayor temor es que no puedan seguir produciendo. Hasta diciembre, dijeron, saben que hay producción y que los sueldos están asegurados, pero a partir de ahí todo es incertidumbre. Y las respuestas que les han dado las autoridades nacionales, no ayudan a llevarles tranquilidad.

En Fanazul, donde trabajan 267 personas, se fabrican explosivos de uso civil comercial -para canteras- y de uso militar, como dinamita, TNT, mastermix -que es la pasta base de la dinamita que se exporta-, y nitroglicerina.

“Necesitamos producir”    

Ayer a la mañana, puntualmente a las 11, los trabajadores dejaron por un rato sus puestos para participar de la asamblea que se realizó en las puertas de la fábrica. No fue un paro sino una jornada de protesta. En ese sentido, los dirigentes de ATE comentaron que “no hicimos paro porque lo que estamos buscando en realidad es que la fábrica produzca”, y en ese marco explicaron que “estamos atravesando un momento difícil con lo que tiene que ver con la falta de materia prima e insumos. Algunas cosas que faltan -como motores, tornillos, discos de corte, entre otras tantas-, pueden parecer chiquitas e incluso ridículo que no tengamos, pero no las tenemos y nos afecta a la producción de lo diario”.

A esto se suma que, según indicaron, hace dos años que están sin parada de planta anual. Las máquinas de la fábrica tienen 65 años y todos los años paran la planta para hacerles un mantenimiento preventivo. “Hace dos años que no se hace porque no hay plata. Nos dicen que tenemos que esperar que se apruebe el presupuesto nacional, después la partida presupuestaria que corresponde a Fabricaciones Militares y todo el circuito burocrático que lleva. Conclusión: hace dos años que estamos trabajando contrarrotura”, detallaron.

Advirtieron que han hablado estas cosas con los directores de la fábrica en repetidas oportunidades, pero no tienen respuestas.

“Visto que lo que necesitamos es producir, tomamos la modalidad de hacer jornada de protesta y asamblea”, sostuvieron, lo que implicó que dejaran sus puestos de trabajo en un horario que no entorpeciera la producción.

“Nos preocupa perder mercado”    

En ese marco, sostuvieron que “el temor es no producir y que por no tener materia prima, se importe”.

Los dirigentes advirtieron que “mientras nosotros estamos trabajando a media máquina y con pocos insumos, las canteras no han parado. A nosotros nos preocupa perder el mercado, como hace tantos años que no se hace una inversión real en equipos para producir, va a llegar el momento en que nos vamos a quedar sin maquinaria porque trabajamos a rotura”.

Recordaron el discurso que la gobernadora María Eugenia Vidal dio el martes pasado cuando inauguró la presa. “Hablando de educación, dijo que no quiere que se apueste a la educación privada y que quiere que lo público se reactive. Nosotros entramos en ese esquema. No queremos que lo privado venga a hacer lo que estamos haciendo nosotros desde hace años”, aseguraron.

Y luego, marcaron los problemas a los que se enfrentan más allá de las faltas antes mencionadas. “Como trabajadores, nos cuesta creer que nos digan que no pueden comprar armonio porque tienen problemas con los proveedores. Es más, hace unos meses desde la Secretaría de Energía de la Nación no nos dejaban usar un gasoil que teníamos en la fábrica por una auditoria interna que habían hecho, y eso nos trababa la producción de Anfo, que es un explosivo”.

Por ese tema, viajaron dos veces a Buenos Aires para que les permitieran usarlo. “Estamos sujetos a todas estas cosas, y nos dicen que no nos preocupemos, que sólo lo hagamos cuando ellos estén preocupados…”, comentaron.

“Queremos saber si vamos a seguir teniendo trabajo”    

En una de las últimas reuniones que mantuvieron con las autoridades de FFMM, indicaron que “nos preguntaron si podríamos ser autosustentables. Eso es no querer hacerse cargo del papel que tienen que jugar. Queremos que el Estado pierda lo menos posible, porque la plata que se pierde, derrocha o mal gasta, es plata que la ponemos todos con los impuestos. Pero no podemos asumir el rol de ser autosustentables porque es como pedirle al Ejército o la Policía que sean autosustentables”.

Ante este panorama, lo que los dirigentes indicaron es que “queremos que tengamos una programación de producción en la fábrica. Más allá de diciembre, no tenemos horizonte. Hasta ese mes sabemos que hay producción y que los sueldos están garantizados. Después de eso, no sabemos qué va a pasar y estamos trabajando con la cabeza puesta en que nos podemos quedar sin laburo”.

Por esto, insistieron en que “queremos saber si vamos a seguir teniendo trabajo, porque eso nos va a dejar tranquilos. Estamos en posibilidad de producir mientras tengamos materia prima y lo único que hacemos es reclamar con la herramienta que tenemos, como es la medida de fuerza”.

Añadieron que “hay funcionarios que se enojan porque es un año electoral y no quieren que estas cosas se sepan. Ellos creen que estando todo tapado, nada les hace mella. Cuando nos respondan, y ojala que así pase porque significaría que tienen un plan, que sea con fundamentos, no con promesas electorales”.

Entendieron que las autoridades “para afuera pueden disimular o mentir lo que quieran, pero para adentro, los trabajadores de la fábrica sabemos cuál es la realidad. La fábrica es la que nos da de comer y la vamos a salir a defender, y vamos a hacer todo lo que haya que hacer porque es el sustento de nuestras familias”.

Ayer fue la jornada de protesta con el cese de labores por unos minutos y asamblea, y la semana que viene seguirá con la realización de un Plenario de las cuatro fábricas. “Nos vamos a juntar para tomar una medida en bloque, porque así se consigue más fuerza”, dijeron por último.

SIN REUNIÓN CON BERTELLYS

En un tramo de la nota, consultados si hablaron con el intendente Hernán Bertellys, ya que pertenece a la fuerza política que gobierna la Nación, comentaron que “fue a la fábrica cuando estaba en campaña y después volvió cuando el cumpleaños de la fábrica. Lo vimos con buenos ojos porque es el único Intendente que ha ido a hablar con nosotros”.

Pero ahora “estamos pidiendo una reunión con él y nos dijo que tenemos que hablar con el secretario de GobiernoAlejandro Vieyra-. Pero nosotros tenemos la necesidad de hablar con el Intendente, no con el secretario”.

No obstante consideraron que si bien “somos concientes que hablar con el Intendente no nos va a dar una solución porque lo que estamos viviendo son políticas que bajan del gobierno nacional a todo el Estado”, el hecho de que hiciese alguna gestión o mostrase preocupación por la situación, podría llegar a ayudar.

Por esto, remarcaron que “pedimos al poder político local que intercedan y levanten los teléfonos que hagan falta”.

La que sí va a recibirlos es la diputada nacional del Frente Renovador, Liliana Schwindt, oriunda de Olavarría. “Se puso a disposición y la semana próxima nos va a atender para interiorizarse de nuestra situación”, dijeron.

Paralelamente, fueron a plantear su preocupación al Coordinador Técnico, Administrativo y Legal de Fabricaciones, Hernán Gestoso, de quien recibieron una respuesta que aún no olvidan. “Nos dijo que si tenemos tantos problemas, por qué no buscamos otro trabajo”.

TRABAJADORES CONTRATADOS

El 85 por ciento de los trabajadores de la fábrica de Azul y el 90 por ciento de todo Fabricaciones Militares, son contratados. Algunos llevan 20 años contratados.

Sucede que según explicaron, “el ex presidente Menem, en la nefasta década del ’90, congeló los ingresos y no pudo pasar más personal a planta. Por eso, somos todos contratados”.

En ese contexto, advirtieron que “en vez de estar peleando por un Convenio Colectivo Sectorial, por el pase a planta, por apertura de paritarias, estamos viendo cómo logramos hacer lo que veníamos haciendo y cómo seguir más allá de diciembre”.

Trabajan “con un contrato sobre la cabeza”, según describieron y añadieron, para ejemplificar más la condición en la que están, que “a nosotros, por ejemplo, no nos tienen que echar. Con no renovarnos el contrato ya está. Todos los diciembres tenemos ese problema”.

“Y si nos echan, no tenemos indemnización ni derecho a nada”, subrayaron.

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *