DARDO RESTIVO SE VA DE AZUL

¡¡Hasta siempre!!

ARCHIVO/EL TIEMPO
<
>
ARCHIVO/EL TIEMPO

Fue una decisión difícil de tomar. Beatriz hace mucho tiempo que me lo pedía. Fernanda y Federico también. Finalmente me convencí que era lo mejor. Nos vamos a vivir a Capital cerca de ellos y nietos.

En estos momentos tengo sentimientos encontrados. Ya que por un lado me hace feliz estar cerca de hijos y nietos en este ocaso de nuestras vidas, por otro lado experimento una profunda nostalgia por los afectos que aquí dejo.

Azul es la ciudad donde nací y de la cual me alejé, siendo muy chico, durante 25 años, para regresar e instalarme aquí desde hace más de 50 años, compartiendo trabajos docentes en instituciones y colegios lugareños, de Olavarría y Cacharí.

Son imborrables los recuerdos que tengo. Afortunadamente la mayoría de ellos los pude volcar en mi libro “Vivencias de un docente”, que presenté en el año 2010, donde constan los recuerdos y anécdotas vividas en Azul, Olavarría y previamente, en General Alvear, donde dí mis primeros pasos como profesional de la educación.

Haber sido co-fundador de la Escuela Secundaria de Alvear fue una de las grandes satisfacciones que me dio la docencia. Fue en el año 1953. El mismo lugar donde mi hija mayor, Catalina, es la actual directora.

De Olavarría tengo muy presente al Instituto de Educación Física, del cual también tengo el honor de haber sido partícipe de su creación en el año 1971. Quizás sea lo más importante de toda mi extensa carrera profesional, como muy bien lo demuestra el hecho de los 2.000 egresados. Fue el primer Instituto de Educación Física de la provincia de Buenos Aires.

En Cacharí trabajé algunos años en el Colegio Del Carmen, donde era director el querido padre Nicolás Basile, a quien tuve de prefecto en el Seminario Diocesano de Azul durante mis estudios secundarios en ese lugar.

Y en Azul es muy larga la lista de los lugares por los cuales tuve oportunidad de prestar mis servicios docentes: la Escuela “Vicente Pereda”; Dirección de Deportes de la Municipalidad; Departamento de Educación Física del club Boca Juniors; Escuela Integral del Deporte de Azul Athletic; Club de Niños de Alumni Azuleño; Asociación Azuleña de Atletismo; Club de Remo y luego, en estos último años, como secretario del Club Velocidad y Resistencia.

A través de la tarea realizada en la Dirección de Deportes de la Municipalidad, allá por el año 1982 pudimos crear el Centro de Formación Profesional y el Centro de Educación Física Nº 35.

En todos los lugares que nombré he dejado amigos. Algunos muy cercanos. Otros no tanto. Y sobre todo, alumnos. Esos mismos a los que volqué todo lo que tuve a mi alcance para influir positivamente en su formación como personas de bien y que fueran útiles a la sociedad de su propio futuro.

A todos, sin excepción, los llevo en lo más recóndito de mi corazón. Un abrazo grande y les digo: ¡¡HASTA SIEMPRE!!

Profesor Dardo Restivo (texto publicado en el muro de Facebook).

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *