PROTESTA EN EL MUNICIPIO

“Hay gente en los barrios que está en una situación de precariedad extrema”

Lo expresó la dirigente Griselda Altamirano del movimiento vinculado con la economía social y el trabajo en los barrios que ayer se movilizó al municipio. Entregaron un petitorio donde solicitan aportes para proyectos comunitarios y la generación de trabajo genuino a través de las cooperativas. Previamente habían pedido una audiencia al Intendente, pero no tuvieron respuesta.

Fueron recibidos por el subsecretario de Gobierno, Marcos Turón, a quien le entregaron un petitorio. JOSÉ BERGER Integrantes del movimiento 1 de Octubre se movilizaron durante la mañana de ayer al municipio. JOSÉ BERGER Griselda Altamirano fue la dirigente que explicó los motivos de esta protesta. JOSÉ BERGER
<
>
Fueron recibidos por el subsecretario de Gobierno, Marcos Turón, a quien le entregaron un petitorio. JOSÉ BERGER

EL DATO:

Los atendió el subsecretario de Gobierno, Marcos Turón, y les explicó que Bertellys no se encontraba y que podía atenderlos la semana que viene. Lo que hicieron fue organizarles una reunión con representantes del área de Desarrollo Social.

 

Ayer a la mañana integrantes del Movimiento 1 de Octubre vinculado a la economía social y el trabajo en los barrios se movilizaron al municipio para entregar un petitorio y hacer escuchar sus reclamos por trabajo genuino, vivienda y, principalmente, dignidad.

Lo hicieron luego de haber solicitado audiencia al Intendente y no tener una respuesta.

La organización trabaja con tareas comunitarias y entrega de asistencia alimentaria hace más de 3 años en esta ciudad, previamente integraban la Corriente Clasista y Combativa.

Actualmente articulan con otras organizaciones de nivel nacional en el armado de la fuerza liderada por Carlos “Perro” Santillán, denominada “Confluencia”, y tienen representación de los barrios El Carmen, El Sol, San Francisco, Plaza Oubiñas, Villa Piazza y Pedro Burgos

Durante estos años en Azul se han movilizado varias veces durante la anterior gestión y, según lo informaron ayer a la prensa, nunca cumplieron ningún acuerdo, no brindaron la asistencia ni los recursos necesarios para que la organización garantice su trabajo comunitario diario.

Básicamente están pidiendo el pago del alquiler para el salón ubicado en Misia Barranco N° 700 de Villa Piazza donde funciona una panadería comunitaria, un comedor y un ropero; e insumos mensuales para este emprendimiento a través del cual se elaboran y distribuyen 1.500 panes por día, de lunes a viernes, a distintos barrios.

También están reclamando para que la comuna aporte insumos en forma mensual para el comedor y merendero que brindan a 300 personas por día.

A su vez, solicitan la asistencia a los integrantes del movimiento a partir de subsidios de alquileres, materiales para la construcción de viviendas, lotes para la autoconstrucción, garrafas, leña, colchones, frazadas, zapatillas y alimentos.

Otro eje del petitorio entregado es que se les adjudique a las cooperativas que forman parte de este movimiento parte de la obra pública para generar trabajo genuino.

Contexto problemático    

La movilización de ayer se enmarca en un contexto, según lo advirtieron en el petitorio  elevado, “donde la devaluación, la inflación y los tarifazos afectan principalmente a  los que menos tienen”, especialmente “en esta ciudad donde la desocupación crece y el Estado jamás se hizo cargo de las necesidades que genera la exclusión”.

Previamente a manifestarse pidieron hace 3 meses una audiencia al intendente Hernán Bertellys para dar a conocer las necesidades de los barrios y no tuvieron respuesta, razón por la cual, se movilizaron al municipio el día después de haber ingresado por Mesa de Entradas el petitorio.

Esto se resolvió en asamblea “estamos impacientes, producto de la necesidad”.

Griselda Altamirano, coordinadora técnica de Confluencia en el distrito de Azul, explicó que “nosotros venimos pidiendo audiencia con el Intendente hace 3 meses, y ni hablar de los acuerdo no cumplidos que tuvimos con la gestión anterior”.

Desarrollo Social: “cáscara vacía”   

La dirigente contó que “hay gente en los barrios que está en una situación de precariedad extrema en relación a la vivienda, al frío, y a la alimentación”.

“Es increíble que en Argentina haya chicos que no tienen el pan”, remarcó.

Destacó que “están faltando muchísimas cosas y lamentablemente nunca existió decisión política en Azul de brindar asistencia, y de generar empleo a partir de las cooperativas. Mientras no se genere trabajo y no haya viviendas tienen que brindar asistencia a estas familias”.

“Desarrollo Social siempre ha sido un cáscara vacía donde ponen administradores de recursos con muy poca cintura política”, sostuvo.

“Situación insostenible”  

Altamirano expresó además que “no podemos decir que el hambre nació ahora, pero sí  que se agravó en los últimos 6 meses, y esta situación es insostenible al punto que los compañeros han resuelto avanzar en una jornada de protesta”.

Al describir la situación actual, indicó que hay un recrudecimiento de la situación e incluso dijo que “estamos hablando que el trabajador con empleo genuino, no tiene un salario digno. Hoy, una familia tipo, sin estar alquilando, necesita 20.000 pesos. Y estamos muy por debajo de eso en general, entonces el que tiene trabajo no está llegando a fin de mes. Imagínense los sectores que no tienen un trabajo estable y viven de changas”.

Indicó al respecto que a los trabajadores que son albañiles o brindan algún servicio tienen menos trabajo porque la gente no tiene plata.

Opinó por otra parte que Bertellys “es el nuevo ahijado político de (la gobernadora María Eugenia) Vidal, pero no le está pidiendo cosas para la gente. Sí se suben la dieta los concejales, y el Intendente, y cuando Vidal le pide que achique los gastos lo primero que hacen es echar empleados municipales, y los trabajadores tienen que estar peleando en paritarias sus salarios”.

En este mismo sentido, entendió que “no se está gobernando para la clase trabajadora, una clase trabajadora que está muy empobrecida, y además están los cuentapropistas que venden tortas fritas y hacen un montón de cosas para subsistir”.

Recursos insuficientes

En relación a cómo obtienen fondos para solventar las actividades que concreta el  movimiento, explicó que “tenemos recursos de Desarrollo Social de la Nación, y de la Provincia para los alimentos que se venían entregando, pero es insuficiente porque la pobreza ha crecido en este último tiempo, y los municipios tienen que hacerse cargo de insumos básicos como puede ser las garrafas, o alquileres de los espacios físicos donde funcionan los proyectos”.

También aclaró que “los compañeros reciben 1.200 pesos por 4 horas todos los días en estos proyectos comunitarios y eso es insuficiente”.

La dirigente advirtió que, de no mediar una respuesta, las protestas irán incrementándose.

“Nunca hay plata para el pueblo y no vamos a seguir permitiendo que los chicos en los barrios tengan riesgo de desnutrición”, manifestó finalmente.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *