RUBEN RODRÍGUEZ

“Hay malestar en los trabajadores y el Ejecutivo no está en crisis”

Lo expresó el dirigente del SOEMPA en el marco de la reunión que mantuvieron ayer con concejales para solicitarles la derogación de la emergencia económica del municipio de Azul. Consideraron que no hay emergencia porque se aumentan los sueldos, el Intendente compró un auto nuevo, sigue entrando gente y se continúan otorgando funciones.

Sottile aclaró que no está seguro si el aumento será del cien por ciento como dicen. JOSÉ BERGER Cerca del mediodía de ayer se reunieron concejales con dirigentes del SOEMPA. JOSÉ BERGER “El trabajador municipal está molesto y quiero que lo sepan”, les dijo Rodríguez a los concejales. JOSÉ BERGER
<
>
“El trabajador municipal está molesto y quiero que lo sepan”, les dijo Rodríguez a los concejales. JOSÉ BERGER

Ayer se realizó en el recinto del Concejo Deliberante la reunión de ediles con dirigentes e integrantes del SOEMPA por el pedido que tiene la entidad gremial para que se derogue la emergencia económica financiera.

En realidad fue una reunión compleja porque hay malestar en los trabajadores municipales por el reciente incremento salarial que aprobaron los concejales que implican un alto porcentaje de aumento para ellos y el propio Intendente Municipal.

Frente a eso ya no hay más excusas respecto a falta de recursos y los argumentos que se les pueden dar a los empleados que están cobrando un aumento del 34 por ciento en tres veces son muy pocos.

Esa medida generó y seguirá generando malestar en una ciudadanía cansada de esperar por obrar básicas y el derechos esenciales como a la salud, a un ambiente sano, a la vivienda digna y que les pidan la solidaridad para comprar vendas para el hospital, les aumenten las tasas, siempre alegando crisis que son para todos menos para ellos, quienes dirigen los destinos de Azul.

Durante la reunión que se extendió algo más de una hora, el presidente del Concejo, Pedro Sottile, aseguró que es legal lo del aumento, pero también es constitucional garantizar a la ciudadanía un ambiente sano sin un predio de basura que contamina, tener acceso a las cloacas y que el Estado le garantice servicios básicos, por citar algunos ejemplos. Si son legales para los sueldos, tienen que ser estrictamente legales para todo.

Lo que ocurre ahora es que el discurso de la crisis, de alguna manera, se cayó y especialmente para los trabajadores municipales que no cuentan ni siquiera con la ropa adecuada para trabajar.

De esta manera, el aumento de los sueldos terminó siendo el tema principal de la reunión de la cual participaron los concejales Maya Vena, Pablo Yannibelli, Omar Norte, Erica Torena y Pedro Sottile que se sumó más tarde.

Como resultado se puede decir que el SOEMPA se movilizará el próximo martes al recinto para exigir a los concejales que traten este tema sobre tablas, y lo que ayer fue a modo de reunión informativa.

“Hay malestar” 

El secretario adjunto del gremio, Rubén Rodríguez, comenzó diciéndoles que si bien  no está en desacuerdo con la necesidad de incremento salarial para los concejales, no concuerda en la forma en que fue llevado adelante.

Explicó que esto, entre otras cuestiones que vienen observando, hizo que resolvieran pedir la derogación de la emergencia.

“Hay malestar en los trabajadores y el Ejecutivo no está en crisis”, subrayó el dirigente.

Mencionó que sigue ingresando gente al municipio, el Ejecutivo continúa dando funciones y que el intendente Hernán Bertellys se compró un auto nuevo en forma directa. ¿Y los trabajadores?”, se preguntó en este marco.

Consideró además que al dictarse la emergencia no se tomó ninguna medida que la justifique, todo lo contrario.

Por eso les solicitó a los concejales que tengan en el tratamiento de este tema la misma celeridad que tuvieron para aumentarse los sueldos.

Rodríguez ratificó además que “el trabajador municipal está molesto y quiero que lo sepan”.

Les manifestó al mismo tiempo a los ediles presentes que en su opinión el municipio “está igual que con Inza”, advirtiendo que en algunos casos, “las cosas han empeorado”.

La situación en EcoAzul   

Tal es el caso del predio de EcoAzul, cuestión que también se abordó en la reunión de  ayer que se extendió hasta horas del mediodía.

Tanto el secretario adjunto, como la secretaria General, Paulina Marino, informaron que entregaron la ropa, pero la maquinaria sigue rota y no hay sitio para depositar los residuos y todo sigue igual de deficiente.

Rodríguez incluso anticipó que, de seguir así la situación, “vamos a tomar medidas duras”.

Volviendo al pedido de la emergencia, el concejal Omar Norte, consideró que “en los hechos tienen razón, la emergencia no se ve, pero hay que ver los efectos colaterales que la derogación pueda generar”.

E independientemente de la emergencia declarada a principios de año, entendió que “de máxima se termina el 31 de diciembre”.

No obstante, los dirigentes del SOEMPA insistieron en que deben resolver la cuestión y Rodríguez advirtió que “si ustedes no lo hacen vamos a ir a la Justicia”.

La secretaria General entendió por su parte que “tenemos un Intendente que gana 120 pesos y un municipio en emergencia. No es coherente”.

Caminos rurales y algo más  

También surgió durante el encuentro el tema de la ordenanza que recientemente aprobó  el Concejo vinculada a crear una comisión mixta pública y privada para el arreglo y mantenimiento de los caminos rurales.

El SOEMPA expuso su postura respecto a que existe el riesgo de una tercerización de la labor del empleado municipal y por eso están en contra.

Expresaron que el trabajador municipal con las maquinarias y los insumos correspondientes puede llevar adelante esta función. Este es otro de los temas que está siendo materia de debate por estos días y seguirá dando tela para cortar.

Algunas de las perlitas que dejó el encuentro como para finalizar fue que Sottile en un momento dijo que en realidad el aumento no es del cien por ciento, y que no sabía de cuánto era, y eso fue considerado por los representantes de los trabajadores como una tomada de pelo.

El presidente del cuerpo aclaró además que lo del incremento no fue de un día para el otro, sino que se venía estudiando desde marzo de este año.

Otra cosa para mencionar que los dirigentes les informaron a los concejales que el municipio incorporó en el fondo de consolidación de deudas con los proveedores a los empleados a quienes se les adeudan horas extras. Esto sorprendió a los ediles, quienes explicaron que eso no está de ninguna manera contemplado en la ordenanza.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcelo Hilario Rojas Panelo

    agosto 14, 2016 at 9:26 am

    nunca se dijo que los trabajadores municipales y las maquinarias, no lo puedan llevar a cabo. pero la realidad indica que los caminos rurales de azul son intransitables. los chicos muchas veces no pueden ir a la escuela. los que viven en el campo , si les pasa algo no pueden salir. esa es la realidad y basta con salir un poquito del asfalto para darse cuenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *