“Hay más avance en legislación que a nivel social”

Así lo expresó la representante de Asociación Diversidad Azul en relación a la discriminación que se vive a diario por ser parte de la comunidad gay, y sobre todo ser trans. En la Plaza de la Madre realizaron una movida de concientización charlando con los vecinos sobre cuestiones de la igualdad.

Silvina Lucero, representes de ADA y ATTTA, expresó que las luchas de la comunidad trans en Azul siguen porque el Estado sigue ausente. NICOLAS MURCIA

Los 28 de junio desde hace 48 años no son los mismos. En el año 1969, en Nueva Yorok, la policía de esa ciudad realizó una redada en un pub nocturno lo que provocó un gran momento de tensión que duró días. Así se convino ese día como el Día Internacional del Orgullo Gay, que más tarde se traduciría a Orgullo LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans, Intersexuales y Queer).

Si bien en Argentina la celebración es en noviembre, ayer se recordó en todo el país esa fecha y se realizaron distintas actividades al respecto. En este sentido, la Asociación Diversidad Azul y la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero de Argentina delegación Azul se juntaron en la Plaza de la Madre de nuestra ciudad para realizar una jornada de reflexión y charlar con los vecinos de nuestra ciudad que se acercaran para visibilizar las distintas problemáticas que tiene el colectivo trans en nuestra ciudad.

En este marco, este medio dialogó con la referente local, Silvina Lucero, quien contó en un principio que “estamos muy contentas de poder celebrar esta diversidad en Azul y más con el acompañamiento de ATTTA que es un movimiento a nivel nacional”.

En esta jornada, llevaron a cabo una serie de charlas con vecinos que se acercaban “que venían a preguntarnos cosas, nosotros le contamos el porqué de este día y por qué estamos luchando en este momento”.

A lo largo de toda la mañana se acercó mucha gente “y nosotros le contamos las cosas que nos tocan pasar día a día”. Si bien expresan que hay mucho avance en legislación “falta mucho a nivel social”. Las conquistas que se han realizado desde el nivel legislativo no se traducen en la sociedad.

Esta es una de las problemáticas que más sufre el colectivo trans en nuestra ciudad. En el año 2016 el Concejo Deliberante aprobó la ordenanza de “Cupo laboral trans” que plantea que el 1% de la planta tiene que ser ocupada por personas transexuales y esto es algo que aún no se ha realizado.

Sólo una persona entró a trabajar “en este periodo de tiempo. Por eso seguimos reclamando con las compañeras”. Este panorama hace que “nos sintamos desprotegidas, por eso algunas ya no creen en más nada de todas las promesas que se nos han hecho”.

El Estado es quien debe resolver las cuestiones de discriminación que se dan en nuestra ciudad “porque es fácil decir que consigamos trabajo, pero muy poca gente emplea una persona trans por el alto homofobia que hay en nuestra sociedad”.

Por parte del colectivo trans en Azul están realizando su parte de lo acordado. “Nos dijeron que nos teníamos que capacitar, que era algo que nos abriría las puertas. Muchas ya terminaron el secundario y otras están en proceso de hacerlo con mucho esfuerzo”, explicó.

No sólo es cuestión de entrar a trabajar con el municipio “sino que nosotros planteamos una mesa de trabajo para ver en dónde puede ser el ingreso. Sabemos que el Municipio hace convenios con empresas y eso es una muy buena opción”. A modo de ejemplo citó que “en el frigorífico no fue convocada ninguna chica trans y sabemos que hay posibilidades que el Estado nos puede facilitar y nos pueden incorporar”.

Y esto es algo “que debe hacer el municipio, porque si vamos nosotras sabemos que no nos van a dar oportunidades, pero si hay un Estado presente, le exige como un reglamento local hay más chances”.

Por eso “falta la parte del Gobierno Municipal y que desde el área de Género de la municipalidad no tenemos ningún tipo de apoyo, nunca podemos tener una mesa de diálogo seria. Hemos planteado proyectos de trabajo, pero no hay ninguna respuesta”.

Todo este contexto hace saber que “nos les interesa trabajar con nosotras. Creen que con una sola persona que entre a trabajar ya es suficiente, pero esto es sólo una de las cosas que reclamamos, faltan muchas otras”. Según comentó “todas nuestras compañeras están en una situación de vulnerabilidad, tanto a nivel laboral como social”.

Otro de los reclamos es a la Justicia: “en Azul tenemos el caso de Sofía Santillán que fue un transfemicidio que sucedió en Mercedes hace un año y medio”. La familia de Sofía “no ha tenido ninguna respuesta. Las mujeres trans estamos solas libradas a la suerte de lo que un juez o fiscal pueda decir”.

El pasado 18 de junio se declaró culpable de “travesticidio” al asesino de Diana Sacayán “y esperamos que esa misma justicia la pueda tener Sofía”, dijo por último Lucero.

EL PORQUÉ DE ESTE DÍA

El Día del Orgullo se celebra cada 28 de junio, aunque el colectivo LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales) suele trasladar generalmente sus marchas y desfiles al sábado anterior o posterior a esta fecha. El origen de esta celebración se remonta al 28 de junio de 1969, cuando tuvieron lugar los conocidos como disturbios de Stonewall (Nueva York), que marcan el inicio de la lucha por los derechos de los homosexuales.

La madrugada del 28 de junio de 1969, la policía de Nueva York dirigió una redada contra el pub Stonewall, situado en el Greenwich Village. El colectivo gay respondió con una serie de manifestaciones que derivaron en incidentes violentos. En la historia del movimiento homosexual en Estados Unidos, este episodio señala el momento en que empezó la lucha contra todo un sistema, legal, policial y social, que los perseguía.

En los 60 eran pocos los locales que acogían abiertamente a personas homosexuales. Entre estos estaba el Stonewall, un pub servía a gran variedad de clientes, pero era popular por tener entre sus habituales a personas de la comunidad gay.

Las consecuentes represiones estatales hicieron que en cuestión de semanas, el colectivo se organizara para lograr disponer de lugares donde los homosexuales pudieran estar libremente sin temor a ser arrestados.

Las primeras marchas del Orgullo Gay para conmemorar estos hechos tuvieron lugar en 1970 en Nueva York y Los Ángeles. Luego se expandieron a todo el mundo. En Argentina, las primeras celebraciones se dieron este día pero luego para reivindicar el grupo la marcha del Orgullo LGBT de Buenos Aires pasó a celebrarse el primer sábado del mes de noviembre, en conmemoración del 30º aniversario de la fundación de “Nuestro Mundo”, el primer grupo homosexual de Argentina y de toda Latinoamérica.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *