FÓRMULA A  

Hay motivos suficientes para celebrar este presente 

<
>

A punto de disputar la segunda fecha del campeonato, el informe de Hospitaleche rescata el movimiento de pilotos que llevaría a incrementar el parque en un 80 por ciento aproximadamente. 

Informe: Claudio Hospitaleche

El 9 de abril la Fórmula A correrá su segunda fecha del año, nuevamente en Roque Pérez, con un parque que aumentará casi en seis autos con respecto a la primera competencia.

En primer lugar se destaca el regreso de Nicolás Matta a la especialidad, ahora en binomio con Alejandro Quiles. “Nano” vuelve para ser parte de la segunda carrera y con un auto que ya demostró el “Negro” que va muy bien. No fue casualidad que con ése, Francisco Laborda peleara el campeonato.

Pablo López es otro que retorna y con su auto totalmente remozado. Fue objeto del arreglo correspondiente luego del vuelco que protagonizó en la última carrera del año pasado en La Bota. Ya demostró que va muy bien, fue protagonista en el Gálvez y puede que ahora se haya mejorado y mucho. Esto lo volverá a poner en los puestos de vanguardia.

En lo que hace a Víctor Albarracín, dirá presente para esta carrera. Se sabe de su potencial como piloto, sabe lo que es ganar, pero obviamente depende del auto. El año pasado no fue muy competitivo, su presupuesto siempre está al límite, lo que le impide tener mejores elementos para pelear la punta.

Hernán Denegri también retorna, con su propio auto, ya que el año pasado lo compró. Pintado completamente de negro, está siendo armado con algunas modificaciones. Denegri seguirá en el proceso de aprendizaje que comenzó el año pasado, que lo hizo muy bien, prolijo, a su ritmo. De a poco irá tomando protagonismo.

Facundo Miralles está de vuelta. Nada que decir de su capacidad, lo ha demostrado siempre que se sentó en algún auto de competición. El año pasado pudo quebrar el dominio de Magno y Laborda dos veces en lo que hace a triunfos. Si bien arranca con una carrera menos, de tener todo en orden será protagonista por la punta.

Ya comentamos hace algunos días que Francisco Salamein Ojeda debutará en la Fórmula en esta próxima carrera, y lo hará al comando de un auto que va muy bien como el del “Chato” Huarte. Lógicamente tendrá un período de adaptación al auto, esperemos que pueda tener continuidad (fundamental para hacer la experiencia necesaria).

Juan Larragnetta está construyendo un auto nuevo que destinará a Lucas Sánchez, quien concretó su bautismo en la carrera pasada. De terminarlo para Roque Pérez, el auto de la fecha 1 lo correría Matías Panaciu o Tomás Roldán, en regreso a la categoría local.

Mauro País arma su bólido despacio, con el presupuesto que marca el pulso, no cree que pueda debutar en la próxima, pero es casi un hecho que lo haría a partir de la tercera.

Marcelo Toscani, por otra parte, está reparando su coche luego de aquel ya lejano encontronazo con Luis García en Bs. As. Probablemente pueda reincorporarse a partir de la tercera o de la cuarta competencia. Luis García por poco se perdió el inicio de campeonato, no pudo conseguir motor; pero seguramente ya tendrá impulsor de Román para esta segunda carrera.

En lo que hace al mercado de autos, “Bocha” Sarno casi hace negocio con Mirko Stremel, no se pusieron de acuerdo y se cayó la venta. Pero hay averiguaciones de otros candidatos, al igual que el auto de José Olivetto, ese que corriera en su momento Juan Pablo Michaud.

Como se ve, la Fórmula A tiene movimiento, eso es lo importante, se mantiene viva y es vista con gusto por los pilotos. 2017 puede ser muy importante en el crecimiento del parque, esperemos que así sea.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *