DOS MUERTES, MUCHAS DUDAS, CERO CERTEZAS

“Hay mucha bronca porque en nueve meses no hay ninguna pista”

El hecho ocurrió en Benito Juárez el 9 de enero pasado. Ese día un camionero encontró a Agustín Bustos y Agustín Rodríguez tirados, con severas heridas, a la vera de la Ruta 86. El primero de ellos falleció horas después en el Hospital Eva Perón de la vecina ciudad. El otro chico murió el 16 de agosto en un centro asistencial de Bahía Blanca, luego de pasar 284 días luchando por su vida. La fiscal que está llevando adelante la causa es la Dra. Laura Margaretic. EL TIEMPO dialogó con las mamás de las víctimas de este episodio, quienes desde hace un tiempo están acampando en la plaza ubicada frente a la municipalidad de la mencionada localidad.  

Daniela Guzmán y Alejandra Bustos frente a la carpa que desde hace un tiempo es un icono de reclamo de Justicia en Benito Juárez. Quieren respuestas acerca de qué sucedió el 9 de enero pasado, cuando sus hijos fueron encontrados por un transportista a la vera de la ruta 86, con severas heridas, las cuales posteriormente derivaron en sus muertes.  El lunes pasado se cumplieron nueve meses desde aquel trágico 9 de enero. En ese contexto es que se realizó una manifestación en reclamo de justicia por las calles de Benito Juárez.  “Si la autopsia de mi hijo durante cinco meses reveló que fue un homicidio, no sé por qué se retractaron después; y sin tener ninguna prueba”, remarcó Alejandra Bustos. Bustos y Guzmán fueron recibidas por el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo “Nos dijo que él se iba a hacer cargo y se comprometió a colaborar. Nosotros le pedimos que se investigue bien, porque para mí la investigación está muy mal hecha”, señalaron durante la charla con este medio las mamás de los “Agustines”.
<
>
Bustos y Guzmán fueron recibidas por el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo “Nos dijo que él se iba a hacer cargo y se comprometió a colaborar. Nosotros le pedimos que se investigue bien, porque para mí la investigación está muy mal hecha”, señalaron durante la charla con este medio las mamás de los “Agustines”.

Por Javier Ciappina de la Redacción de EL TIEMPO

jciappina@diarioeltiempo.com.ar

El 9 de enero pasado un camionero encontró a Agustín Bustos y Agustín Rodríguez tirados a la vera de la Ruta 86, camino a Laprida, a unos 20 kilómetros de la planta urbana de Benito Juárez. Ambos presentaban severas heridas, razón por la cual el transportista dio aviso a la policía y al servicio de emergencia del Hospital “Eva Perón”.

Bustos falleció el mismo día, poco después de ser hallado, y tras el terrible episodio los vecinos apedrearon las instalaciones de la Comisaría ante la falta de respuestas de los efectivos, que los reprimieron con gases lacrimógenos y balas de goma.

Este escenario derivó en la remoción del comisario Félix Silva y del subcomisario Luis Cristeche, que fueron reemplazados por Alfredo Puig y Walter Suárez respectivamente.

Las repercusiones de aquella noche llegaron hasta la Jefatura Departamental de Policía donde asumió Luis Albertario, que en las primeras declaraciones periodísticas dijo que estaban trabajando junto a la fiscal, la doctora Laura Margaretic, en procura de esclarecer lo sucedido.

Pero la tragedia y el dolor aún continuarían cubriendo con un manto de mayor oscuridad a esta historia. Agustín Rodríguez, falleció el pasado 16 de agosto, después de pasar 284 días luchando por su vida. El adolescente de 16 años falleció en el Hospital Penna de Bahía Blanca, donde se encontraba internado tras ser derivado desde el centro asistencial de Benito Juárez.

Bajar los brazos no es opción

Alejandra Bustos y Daniela Guzmán, madres de los jóvenes, decidieron iniciar un acampe en la plaza central de Benito Juárez, justo frente al Municipio, para exigir justicia y hacer visible el reclamo.

El lunes pasado -al cumplirse nueve meses de aquel día trágico que conmovió a todo un pueblo- EL TIEMPO dialogó con las mamás de los “Agustines”  junto a la carpa en la que pasan gran parte del día.

La falta de respuestas, el dolor ante las ausencias y la lucha en búsqueda de justicia son algunas de las cuestiones que atravesaron una charla en la cual quedó en evidencia que ambas mujeres no están dispuestas, desde su amor de madre, a bajar los brazos hasta saber qué fue lo que pasó aquel 9 de febrero que cambió para siempre sus vidas.

“Esperando el informe de Gendarmería”

 En principio Bustos manifestó que “de parte de la Justicia todavía no tenemos respuestas. Ahora estamos esperando el informe de Gendarmería, que tenía que estar para el 16 de septiembre pero se atrasaron”.

Por su parte, Guzmán contó que días atrás fueron recibidas por el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, quien en la oportunidad aseguró “que nos iba a ayudar. Nos dijo que él se iba a hacer cargo y se comprometió a colaborar. Nosotros le pedimos que se investigue bien, porque para mí la investigación está muy mal hecha”.

“Fue más de lo mismo”

Asimismo, fue Bustos quien dio a conocer que hace un mes aproximadamente estuvieron reunidas con la fiscal de la causa, la Dra. Laura  Margaretic.

“Fue más de lo mismo. No se puede seguir investigando tanto accidente como homicidio. Si la autopsia de mi hijo durante cinco meses reveló que fue un homicidio, no sé por qué se retractaron después; y sin tener ninguna prueba”, remarcó la mujer.

En ese sentido, ambas mujeres descartan de plano la posibilidad de que se haya tratado de un accidente. “Los dos chicos no tenían nada en el cuerpo, solamente la fractura de cráneo”, señaló la mamá de Agustín Bustos. Además se hizo alusión a que Agustín Rodríguez tenía una lesión en el antebrazo, como si se hubiese cubierto para no recibir  golpes.

“Investigaron mal”

Al ser consultadas acerca de sí recibieron algún tipo de ayuda de parte de la Municipalidad de Benito Juárez, Guzmán respondió que “solamente nos dieron para las fotocopias de los carteles de la recompensa. Eso nomás…en nueve meses”.

De igual forma, la mamá de Agustín Rodríguez comentó que los vecinos de Benito Juárez “nos apoyan muchísimo. Es impresionante como nos están acompañando”.

“Están indignados. Hay mucha bronca porque en nueva meses no hay ninguna pista. Se contaminó la escena del crimen la ropa. Investigaron mal”, añadió Bustos.

“Todo es muy difícil desde aquel momento”

Sobre el final de la charla, las mamás de los chicos que resultaron víctimas de este episodio trágico señalaron que permanecerán en la carpa exigiendo respuestas hasta saber con certezas qué sucedió ese día en el cual sus vidas tomaron un giro inesperado y  fatídico, en tormo al cual el consuelo no suele aparecer a menudo.

“Todo es muy difícil desde aquel momento. Ahora mis tres nenas están todo el día conmigo en la carpa. Pasamos frío, calor, pero no nos queda otra que seguir acá”, apuntó Bustos.

Finalmente Guzmán dijo que “nosotras estamos acá las 24 horas del día. Vamos a nuestras casas, nos bañamos y volvemos. Y así vamos a seguir acá hasta que sepamos qué fue lo que pasó con los ‘Agustines’”.

EL DATO

El fallecimiento de Agustín Rodríguez ocurrió el 16 de agosto. Paradójicamente, sucedió mientras se estaba realizando la reconstrucción del hecho en el sector de Ruta Provincial 86 donde fueron encontrados por el transportista que dio aviso a la Policía y al servicio de emergencias.

La simulación de los hechos contó con la participación de todos los actores, desde las personas que hallaron a los menores, hasta aquellos profesionales de la salud que actuaron en el lugar.

En el lugar estuvo la doctora Laura Margaretic; los titulares de la DDI Azul y de Benito Juárez de Juárez; el abogado de la mamá de Agustín Rodríguez; el cuerpo de peritos de Gendarmería; Alejandra Bustos y Víctor Vega (padrastro de Agustín Bustos) fueron autorizados a ver el procedimiento. Ahora, se está aguardando el informe de Gendarmería a la espera de obtener algún dato fehaciente que pueda traer claridad a este episodio.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *