“BAJEMOS LOS PRECIOS”

“Hay que decretar la emergencia alimentaria”

El dirigente del FR Daniel Arroyo, junto al economista del GEN Gonzalo Guilardes, el ex intendente de Azul y actual titular del OCEBA Omar Duclós, y el concejal Ulises Urquiza.
<
>
El dirigente del FR Daniel Arroyo, junto al economista del GEN Gonzalo Guilardes, el ex intendente de Azul y actual titular del OCEBA Omar Duclós, y el concejal Ulises Urquiza.

Así lo indicó al hablar con este diario el dirigente del Frente Renovador y experto en problemáticas sociales, Daniel Arroyo. Junto al economista del GEN, Gonzalo Guilardes, explicó los alcances de las dos leyes que ambas fuerzas políticas presentaron en el Congreso bajo la consigna “Bajemos los precios”. Dos de las medidas que proponen se relacionan con quitar el IVA de 11 productos de la canasta básica y una Ley de Góndolas que permita la competencia y termine con la cartelización. 

“Bajemos los precios” es la consigna que están llevando adelante el Frente Renovador y el GEN, a través de dos proyectos de ley que presentaron recientemente en el Congreso.

En ese marco, proponen como medidas la exención del IVA en 11 productos de la canasta básica, y también una Ley de Góndolas que permita diversidad de marcas en las góndolas para facilitar la competencia.

Con estas acciones estiman que los precios de esos productos bajarán un 20 por ciento y eso redundaría, desde luego, en un mayor poder adquisitivo de la población.

Daniel Arroyo -ex ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires y experto en el abordaje de las problemáticas sociales- y el economista Gonzalo Guilardes -asesor de la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados de la Nación- son referentes de los equipos técnicos de ambas fuerzas políticas. En diálogo con este diario explicaron los alcances de los proyectos presentados.

En ese marco, Arroyo fue terminante en cuanto al diagnóstico: “si no bajan los alimentos, la situación se va a complicar mucho”, aseguró.

Una baja del 20 por ciento     –

Fue Arroyo quien en principio explicó que “nosotros partimos de una idea y es que estamos con un problema alimentario importante. Bajó el consumo de leche y de carne, y subió el consumo de harina. Hay más gente en los comedores comunitarios y hay más chicos que se quedan a comer en la escuela. Es decir, hay un problema serio en lo alimentario”.

Consignó en ese marco que en marzo “la inflación en alimentos fue del 3 por ciento, es decir que siguen subiendo, y en abril va a ser alta también. Acá la cuenta es bastante simple: si aumentan los alimentos, aumenta la pobreza en Argentina”.

Sobre esa base, desde el FR y GEN armaron un proyecto que tiene tres partes. “Tomamos los 11 productos de la canasta básica de alimentos -carne, azúcar, harina, huevos, yerba, leche, pan, arroz, papa, fideos y aceite- y sobre ellos proponemos hacer tres cosas: primero, sacarles el IVA y otros impuestos nacionales. Además, invitamos a que la provincia y los municipios quiten sus propios impuestos”.

El segundo planteo es asegurar la presencia de productos de distintas marcas en las góndolas para facilitar la competencia. En este sentido, el dirigente explicó que “por la Ley de Góndolas hoy una empresa tiene cuatro o cinco marcas y ocupa toda la góndola. Nosotros lo que planteamos es que ninguna empresa puede tener el 40 por ciento de la góndola, de modo tal de que ingresen otras marcas” para permitir competencia de precios.

La tercera acción, apunta a crear un observatorio, un sistema para llevar adelante un seguimiento “para que si efectivamente no se cumple la baja de precios, el Estado tenga que multar a las empresas”.

Para Arroyo “haciendo estas tres cosas, tiene que bajar el 20 por ciento el valor de los 11 productos de la canasta básica”, sostuvo.

“Hay que decretar la emergencia alimentaria”  —

De acuerdo a las estimaciones de los equipos técnicos que trabajaron en la propuesta, un jubilado a lo largo del mes ahorraría aproximadamente 500 pesos; mientras que una familia tipo aumentaría su poder de compra en alrededor de 1.000 pesos.

“Hoy, para los sectores pobres los alimentos y el transporte representan el 85 por ciento de sus ingresos. Este plan da de lleno en la mejora”, sostuvo, y añadió que la iniciativa “tiene un objetivo que es claramente social. Creemos que hay que decretar la emergencia social y encarar la emergencia alimentaria en términos de que hay un problema serio de alimentación”.

Asimismo, entendió que el plan que proponen “tiene un efecto de reactivación económica. Si se compra más, los comerciantes van a andar mejor y la rueda económica se empieza a mover”.

Agregó en ese sentido que “estamos ante un serio problema: objetivamente aumentaron la pobreza, el desempleo y hay un parate de la actividad económica”.

En ese contexto, dijo que “se da un fenómeno de sobreendeudamiento. A una familia todo le sale caro, le ingresa menos plata porque hay menos changas y se endeuda en una financiera. La plata que le entra es para tapar agujeros y, entonces, nunca termina consumiendo”.

“Con este plan -continuó- dotaríamos de mayor poder de compra, llevaríamos dinero al bolsillo de las familias en lo básico, que es lo alimentario. Uno puede detectar un montón de problemas sociales, pero el principal son los alimentos. Si no se resuelve el tema alimentario, todo lo demás es teoría”.

“Queremos un punto de equilibrio”     —

Consultado qué implicancia tendría para el gobierno nacional la eliminación de los impuestos que proponen, Arroyo señaló que “son 11.000 millones de pesos que el  gobierno dejaría de tomar como impuesto en el año. De ese total, 7.000 millones ya están presupuestados porque hasta hace poco cuando alguien compraba con la tarjeta de débito se le devolvía el 5 por ciento de IVA, y el gobierno lo sacó”.

En lo que respecta al resto, unos 4.000 millones, advirtió que “planteamos usarlo de la subejecución de partidas. Permanentemente vemos que se subejecutan partidas en educación, en salud. Así que proponemos tomar dinero de ahí”.

Aseguró que “no representaría un desbalance presupuestario. Además, en realidad el Estado va a terminar recaudando más, porque si la familia tiene más dinero va a comprar otras cosas que no son alimentos y eso va implicar que el gobierno recaude más por el lado del IVA”.

Remarcó que “hay dos maneras de avanzar en el problema argentino. Una es ajustar y achicar, que claramente es negativa, y la otra es expandir la economía. Esta es una forma de ayudar a expandirla”.

En ese contexto, apuntó que “estamos ante un grave problema. El gobierno anterior entendía que un secretario de Comercio con un revólver sobre la mesa (por Guillermo Moreno) podía controlar la cadena de precios, y la cosa no anduvo. El gobierno actual cree que se corre y que esto se acomoda solo por el mismo mercado, y es evidente que no porque siguen aumentando fuertemente los alimentos. Nosotros queremos un punto de equilibrio”.

“Disociación entre el sentido común y la política”     –

Tanto lo del IVA como la Ley de Góndolas ya ingresaron como proyectos al Congreso.

Ante la consulta de cuándo se tratarán, fue Guilardes quien indicó que “cada vez que se juntaron los diputados de Cambiemos, del FR y del Frente Progresistas, se alcanzaron las mayorías necesarias para sacar las leyes. Si el gobierno tuviese voluntad política de acompañar esta medida, o de traer otra similar, lo podría tratar y aprobar en forma relativamente rápida”.

No obstante el economista apuntó que “el tema es que es un año electoral y muchas veces en estos años hay una disociación entre el sentido común y la política. Para la mayoría de la gente octubre está muy lejos. El problema de que no le alcanza la plata es hoy. Con lo cual si el gobierno aprobara esta iniciativa u otra parecida y lograra bajar los precios en un período relativamente corto, sería beneficioso para él”.

Insistió en que octubre está muy lejos y sostuvo que “a la gente le importa muy poco si es una medida del FR, del GEN o del gobierno”.

Por último, Arroyo advirtió que “el proyecto es de buena fe, para que lo tomen todos y que suceda, porque si no bajan los alimentos, la situación se va a complicar mucho”.

LA FOTO… 

<
>

El acuerdo político que llevan adelante Sergio Massa y Margarita Stolbizer -Frente Renovador y GEN respectivamente-, tuvo su primera presentación el viernes en Azul.

Este diario concertó, a través de Omar Duclós, una nota con Daniel Arroyo y Gonzalo Guilardes, para hablar sobre el plan “Bajemos los precios” que impulsan ambas fuerzas políticas.

Exactamente a la hora pautada llegaron al diario, pero no lo hicieron los tres solos sino que vinieron acompañados por militantes locales de los dos espacios.

En el momento de retratar fotográficamente el encuentro, no faltaron algunos comentarios y sonrisas moderadas.

De izquierda a derecha, posaron para la foto en conjunto Daniel Gamarra (FR), Gonzalo Guilardes (GEN), Diego Colman (FR), Omar Duclós (GEN), Daniel Arroyo (FR), Claudio Molina (GEN), Ulises Urquiza (FR), Pablo Bressa (FR) y Marcos Reales (FR), en lo que fue la primera foto a nivel local de la alianza electoral que encabezan Massa y Stolbizer, que será presentada oficialmente el próximo 25 de mayo.

PARTICIPACIÓN CIUDADANA 

Omar Duclós indicó que “nosotros estamos apelando a la participación ciudadana como manera de fortalecer la propuesta y que todos nos ayuden a instalarla para que el Congreso deba tratarla y que el Gobierno no pueda ser indiferente”.

En Azul habrá distintos lugares donde podrán firmarse las planillas en el marco de la campaña. Las mesas estarán en de lunes a sábado de 9 a 11 y de 18 a 20 en:

– Supermercado Cooperativa Obrera, ubicado en Piazza e Islas Malvinas

– Supermercado La Anónima, en calle Belgrano y Cáneva

– Plaza San Martín, en la esquina de Burgos e Yrigoyen

– Autoservicio D´Alessandro, ubicado en Colón entre Avda. Perón y Olavarría

A su vez, los domingos por la tarde estarán en la entrada principal del Parque Municipal.

Además, está el sitio web bajemoslosprecios.com

“El acompañamiento nos va a ayudar a darle fuerza a la propuesta”, sostuvo Duclós.

ESQUEMA DE INCENTIVOS Y CONTROLES

“Si hay algo que nosotros tenemos que tener barato son los alimentos. Podemos no ser buenos haciendo celulares u otros productos, pero si hay algo que caracteriza a Argentina son los alimentos, que además produce para 400 millones de personas”, dijo en otro tramo de la nota con este diario Daniel Arroyo.

Luego advirtió que “si alguien se tienta con bajar los precios de otra manera, es decir importando, sería una catástrofe social que ya la vivimos. No alentamos la importación. Es más, se mantiene la tasa de ganancia de los empresarios, bajan los precios y eso mejora la situación social”.

Paralelamente, advirtió que “acá hay un tema claro de cartelización. Una empresa tiene la marca A, B, C y D, ocupa todo y mañana sube todos los precios. Así, no está dando lugar a las demás. Por eso es clave la Ley de Góndolas, porque van a entrar otras marcas y se van a incentivar otras PyMES”.

En este punto, Gonzalo Guilardes marcó que “la ley le da herramientas al Ejecutivo para permitirles no sólo competir a otras empresas, sino también que no caigan en las prácticas abusivas de los supermercados que muchas veces las PyMEs no pueden soportar”.

Y agregó que nadie debería preocuparse por el proyecto ya que “las empresas van a ganar más porque van a vender más. Es un esquema de incentivos y de controles para que el gobierno se pueda sentar a negociar y se bajen los precios realmente”.

LOS 11 PRODUCTOS

Los 11 productos representan el 70 por ciento de la canasta básica. Algunos de ellos tienen el 21 por ciento de IVA y otros el 10,5. Lo que se busca es la eliminación total de ese impuesto en los siguientes productos:

– Pan flauta y de mesa

– Arroz blanco

– Harina de trigo, común triple cero

– Fideos secos tipo guiso y otros

– Papa blanca y negra

– Azúcar común tipo A

– Carnes (asado, paleta, nalga, pollo)

– Huevos de gallina

– Leche entera

– Aceite (girasol, maíz, soja)

– Yerba común

 

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. pablo

    mayo 7, 2017 at 2:20 pm

    Que lastima estos muchachos del GEN.son buena gente,pero para juntar votos y acceder a puestos de muy buenos sueldos, se juntan con cada uno? una lastima.Al final por sueldos se hacr cualquieraaaaa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *