ACTIVIDAD AGROPECUARIA  

“Hay que tratar de que la producción sea buena sin perjudicar al medio ambiente”

Lo aseguró a este diario Fernando Sackmann, productor y asesor de los grupos CREA, en el marco de la jornada sobre “Producción Agropecuaria con Manejo Sustentable del Suelo y del Agua” que se concretó ayer en la sede de la Sociedad Rural.

Juan Manuel Ressia de Agronomía, y Juan Pablo Némoz, titular del INTA Azul manifestaron estar conformes por la concurrencia a esta primera reunión que organizaron. JOSÉ BERGER

EL DATO:

Esta actividad es parte de un proyecto de trabajo denominado “Nuevas tecnologías para la gestión de Buenas Prácticas Agrícolas como complemento para mitigar la magnitud de las inundaciones” y los resultados de esta jornada permitirán, seguramente, orientar futuras acciones a desarrollar en este sentido.

Se concretó ayer la jornada técnica sobre “Producción Agropecuaria con Manejo Sustentable del Suelo y del Agua” organizada por la Facultad de Agronomía junto con el INTA, y que contó con la adhesión del Municipio de Azul y la Sociedad Rural de Azul.

La idea de los organizadores, según lo manifestaron a este diario, es que sea el primero de una serie de encuentros para discutir acerca de formas apropiadas de producción agropecuaria que permitan optimizar su potencial, conservar los recursos productivos y utilizar eficientemente el agua de las precipitaciones, así como otros recursos.

“Creemos que hay bastante por hacer en cuanto a evitar los escurrimientos y usar mejor el agua de lluvia”, aseguraron. Por eso, las rotaciones, los rastrojos, las tecnologías para curvas de nivel, entre otros, fueron temas que se trataron ayer en el encuentro que se concretó en la sede de la Sociedad Rural de Azul.

Balance positivo   

El ingeniero Juan Manuel Ressia, profesor de Maquinarias Agrícolas de la Facultad de Agronomía, y el titular del INTA Azul, Juan Pablo Némoz, manifestaron estar  conformes por la concurrencia a esta primera reunión que organizaron.

“Hay muchos estudiantes y son el futuro y también para eso trabajamos, y productores también, y hay algunos técnicos, y las charlas están siendo de muy buen contenido”, evaluaron al hablar con EL TIEMPO.

La pata gubernamental también estuvo presente. Participó el subsecretario de Empleo y Producción municipal, Juan Arruti, quien estuvo en la apertura, al igual que la decana de la Facultad de Agronomía, ingeniera Liliana Monterroso.

Por el Ministerio de Agroindustria y Desarrollo Rural de la provincia, hubo gente del área de Bio-economía y Desarrollo Rural.

En el final hubo un espacio de debate final que fue coordinado por Fernando Sackmann, quien también habló con EL TIEMPO. JOSÉ BERGER

“Tratar de que todo sea sustentable”     

Primero los asistentes escucharon la información científica y técnica y en el final hubo un espacio de debate que fue coordinado por Fernando Sackmann, quien lleva muchos  años como asesor CREA, es productor y tiene un amplio conocimiento de la realidad productiva regional.

El especialista habló con este diario y destacó que “lo fundamental de esta reunión es concientizar de la problemática de la agro-culturización que tenemos para no perder la materia orgánica y el mejor uso del agua. Es un faceta que uno en la diaria se olvida y sin embargo es muy importante tratar de que todo sea sustentable, manteniendo la materia orgánica, que haya poca erosión y menos escurrimiento de agua”.

Resaltó también la presencia de los jóvenes porque “hay que sembrar esto ya que son ellos los que van a cosechar los frutos de estas acciones”.

Los niveles de concientización   

Advirtió que, al menos en los grupos CREA hay mucha concientización del tema, pero  el mayor problema radica en que “el 60, 70 por ciento de la producción se hace tercerizada, o sea son campos alquilados, entonces el contratista en ocasiones hace lo más rentable que es poner lo menos posible y sacar lo máximo”.

En tanto, aseguró que “quien tiene un campo propio tiene más concientización del tema y trata de hacer rotaciones adecuadas, mantener nutrientes y lograr que la producción sea estable y sustentable. El que alquila, no es un demonio, pero trata de maximizar su renta, y entonces no aporta al sistema, sino que está aportando a un cultivo”.

Fomento a las buenas prácticas    

Sackmann explicó que para fomentar las prácticas sustentables hay lugares que otorgan beneficios a los productores que las llevan adelante.

“Por ejemplo en la provincia de Entre Ríos tienen desgravación impositiva en el impuesto inmobiliario por hacer curvas de nivel para evitar la erosión. Entre Ríos tiene un suelo que es muy erosionable porque tiene mucha arcilla y suelos con pendientes, tienen lomas onduladas”, especificó.

“Lo mismo hace Uruguay, país que obliga, entre comillas, porque le pide al productor un plan de producción con cultivos de cobertura, que si no lo cumple, no tiene ciertos beneficios y también penalidades”, agregó.

Entonces, entendió que “se puede hacer” e informó que en esta región la zona serrana es sensible a la erosión hídrica y “sí tuviéramos algún incentivo para ciertas actividades se podría hacer mejor”.
En definitiva, dijo que “hay actualmente muy pocos incentivos y muy pocos campos que logran frenar la erosión porque con siembra directa se atenúa, pero no se detiene del todo”.

La parte social del problema    

Esta no es solamente una problemática que atañe al ámbito rural porque “todos los  escurrimientos están relacionadas con las inundaciones que hubo en Azul. Todo está relacionado. Las escuelas rurales, la transitabilidad de los caminos tienen que ver con este tema y también la cuestión de la planificación urbana, ya que las ciudades crecen sin una planificación hacia dónde tiene que crecer y eso trae restricciones a los productores que no pueden hacer aplicaciones cercanas”.

Vinculado con esto, otra de las temáticas que surgieron ayer en la jornada de reflexión sobre el manejo sustentable del suelo y del agua fue el uso de los agroquímicos.

Al respecto, Sackmann indicó que cuando se habla del exceso de agroquímicos “hay que destacar también que dentro de los mismos, hay muchos más verdes, lo que quiere decir con menos toxicidad, que se están usando”.

Consideró a modo de reflexión final que “hay que tratar de que la producción sea buena sin perjudicar al medio ambiente”.

“La idea es cambiar cosas para el futuro”, remarcó finalmente.

SOBRE LOS DISERTANTES

Disertaron ayer en el marco de esta jornada Alberto Sfeir, profesor de Conservación y Manejo de Suelos de la Facultad de Agronomía local. Lleva más de 30 años trabajando en proyectos de investigación y transferencia sobre conservación y manejo de suelos en campos de productores de la región.

Horacio Forján es investigador-extensionista en la chacra experimental integrada del Barrow de INTA. Cuenta con más de 30 años de experiencia en sistemas de labranza, rotaciones y secuencias de cultivos.

Abordó temas como el análisis del uso del suelo, los paquetes tecnológicos asociados a los cultivos, buscando encontrar opciones de implementación que no afecten el potencial productivo del sistema de producción.

Jorge de Prada es docente e investigador de Planeamiento Agropecuario del departamento de Economía Agraria de la Universidad Nacional de Río Cuarto. Ha participado en más de veinticinco proyectos de destinados a productores, entidades intermedias, municipalidades y gobierno.  Actualmente, investiga sobre cómo valorar económicamente cuestiones ambientales (erosión de suelo y otros) que permitan incluir la dimensión económica en las políticas de aprovechamiento del suelo y de los recursos naturales.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *