Hay una mayor demanda de leche en los barrios


Ayer se retomó el operativo de donación que promueve un grupo de empresarios para quienes más lo necesitan. La realidad marca que esperaban con ansias la leche fluida, y la demanda está superando la cantidad de litros previstos por este programa.
EL DATO:
En la recorrida que realizó ayer EL TIEMPO pudo observar que si bien algunos hombres se acercaron a buscar la leche, son las mujeres las que masivamente lo hacen.
Recientemente se renovó el acuerdo anual de la entrega de leche fluida en los distintos barrios de Azul y ayer se retomó el operativo de este programa mediante el cual se entregan en el Partido de Azul 1.000 litros de leche fluida.
Si bien es una iniciativa positiva por el fin solidario que persigue y que ponen de manifiesto muchos azuleños, hay que señalar que, lamentablemente, la demanda va en aumento y eso es un reflejo de la situación social y económica que viven actualmente muchas azuleños.
El Plenario de comisiones vecinales con el objetivo de llegar a quienes más la necesitan es el encargado de coordinar la distribución y, a su vez, en cada barrio hay un encargado de la distribución a las familias que necesitan de este alimento esencial.
 
Detalles el programa    
Este programa lo llevan adelante empresarios de esta ciudad (ACOFAR, Navas, ROAS, la Cooperativa Eléctrica, ENSEMBLE, la Cooperativa Obrera y el productor tambero Mario Julio Layús) a partir de la donación que hacen para la asistencia comunitaria.
Se realiza ininterrumpidamente desde el año 2002 y se basa en la entrega de 1.000 litros semanales de leche fluida, que son distribuidos a las familias de diferentes barrios de Azul, Cacharí y Chillar (800 en esta ciudad y 100 en cada localidad).
El programa incluye 23 barrios y la distribución se realiza de acuerdo a las necesidades y la población de cada uno. Hay cinco centros de distribución que engloban a los distintos sectores de esta ciudad.
La firma Ensemble se ocupa de la logística de los pack que se adquieren a precio de costo en el híper de la Cooperativa Obrera y de la entrega en los cinco puntos clave de la ciudad previamente establecidos.
 
“Nunca alcanza”    
Cristina González junto a su esposo Omar Bermay desde hace años son parte de este operativo que nació con la crisis posterior al 2001 y que perdura hasta nuestros días.
En su casa de Villa Piazza Sur reciben a la camioneta que trae la leche y la distribuyen entre las familias de este barrio.
Ayer este medio estuvo en el lugar y contaron que, una vez que llega la leche, se la sacan de las manos.
Advirtieron que “nunca alcanza” ya que las necesidades de la gente han ido en aumento, un denominador común en todos los barrios, al igual de la solidaridad de los vecinos que ponen sus casas para este operativo de donación de leche.
“No tengo problemas de dedicar parte del sábado a esto”, expresó Cristina, quien desde temprano abrió ayer las puertas de su casa para la reanudación del operativo que se cortó durante el verano.
 
“La gente viene porque lo necesita”    
“Hago pasar a la gente y a veces son un montón y esperan afuera”, comentó.
En su casa se van a entregar cada sábado unos 52 litros, “lo que no alcanza para nada porque Villa Piazza Sur es grandísimo, pero se da hasta donde alcanza”.
Entregan los pack de leche por orden de llegada, aunque según lo especificaron a este diario, generalmente son siempre las mismas personas, a las que se van agregando más.
“Nosotros conocemos a las familias del barrio y a quienes realmente necesitan. Por lo general la gente que viene es porque lo necesita, y no creo que nadie venga si no necesita porque ve las colas que hay”, destacaron estos vecinos.
La entrega de leche de los sábados estuvo interrumpida durante el verano, y según lo contaron los integrantes de esta familia de Villa Piazza, “la gente ya estaba preguntando”.
 
Un operativo que lleva 16 años   
Desde el 2002 se ha mantenido este operativo en Azul y en el resto de las localidades del Partido, lo cual es positivo en un sentido, pero también habla de que se ha mantenido en estos 16 años la necesidad de muchas familias.
No sólo se mantuvo la demanda, sino que, de acuerdo a los testimonios recogidos ayer por este medio en el marco del reinicio del operativo, en la actualidad hay una mayor demanda de este alimento.
Cristina dijo a propósito de esto que “viene muchísima más gente y en este barrio principalmente se han agregado muchas casitas y hay muchos chicos. Hago esta entrega y el lunes ya me vienen a preguntar si tengo leche”.
Paralelamente ocurrió que a lo largo de estos años se sumaron más barrios en la distribución y la cantidad de litros que se entregan son los mismos.
En el caso de Villa Piazza también ocurre que mucha gente vive lejos y no llega a poder buscar la leche aunque realmente la necesita.
 
“Vino un montón de gente”   
En otro de los centros de distribución, María Rosa, quien que entrega en el barrio Alfonsina Storni junto a su esposo Luis Jiménez -que es el coordinador designado pero a la hora del operativo está trabajando-,habló con este diario.
“Hace 15 años que entregamos la leche”, contó.
Destacó luego que pese a ser el primer día del operativo de este año, “vino un montón de gente”, por lo que sostuvo que “se ve la necesidad de la gente”.
Notó además que respecto al año pasado hubo más gente que se acercó incluso antes que llegara el camión.
“Se ve que hay necesidad de la gente y nos quedamos cortos con la leche. Nunca alcanza, hacemos lo posible”, dijo María Rosa.
Como termómetro de la realidad social actual de los barrios, contó también que “nos venían preguntando desde hace un mes por la leche”.
De ahora en adelante con el trabajo este grupo de gente que va desde empresarios a quienes en sus casas hacen la entrega, se llevará adelante este operativo los días sábados en el marco de un programa que nació por una crisis y que continua siendo sumamente necesario.

“ME HACÍA FALTA”

 Silvia es beneficiaria de la donación de leche y la busca cada sábado desde hace 5 años. “Estoy contenta de que vuelva, me hacía falta y hay muchos chicos acá en el barrio que la necesitan”.
Romina, tiene 3 hijos, y expresó que “me alegra que haya vuelto al barrio el operativo de la leche porque es muy necesaria, principalmente para los más chiquitos”.
También forma parte de este programa hace muchos años y está agradecida por la ayuda que esto significa para su familia.
“La verdad es que comprarla sale caro. En el periférico te dan leche en polvo pero en el caso de mis chicos no les gusta, así que estábamos esperando esta entrega. Me levante y enseguida vinimos”, contó.
En su caso sus hijos no van a escuela con comedor, pero tiene una hermana que sí y también necesita la leche de los fines de semana, una situación que es muy habitual por estos días, según lo expresó al hablar con EL TIEMPO.
“Yo vengo porque la necesito, y estoy conforme con este operativo”, resaltó.
Olga tiene 14 nietos y se encarga de buscar la leche para todos ellos.
“Empecé buscando la leche para mis primeros nietos, y dos vivieron en mi casa hasta hace muy poco”, relató.
En su caso se la entregan Cristina y Omar en Villa Piazza Sur y según lo especificó al hablar con este diario “he tenido problemas de salud, no podía llegar hasta acá, se acercaban a casa y me llevaban la leche. También cuando hay mal tiempo, nunca nos dejan sin leche”.
 
 

UN DIRIGENTE VECINAL, EL REPARTIDOR


José Muñoz es dirigente de la comisión del barrio La Tosquera y desde el año pasado se ocupa de hacer la distribución de la leche los días sábados.
En el medio del operativo de distribución, contó a este diario que lo hace porque trabaja de lunes y viernes y puede dar una mano los sábados para la distribución de la leche.
Lo hace en el camión que proporciona LuzAzul. “Todos los sábados salimos del híper y de ahí la repartimos en todos los barrios, son 23 barrios,  pero tenemos puntos de distribución”. Él sabe de antemano cuantos litros debe bajar en cada parada y lo hace de manera solidaria.
 
 
 
 “Todos los sábados salimos del hiper y de ahí la repartimos en todos los barrios”, indicó. NACHO CORREA
 
 
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *