HAY UN APREHENDIDO POR EL HECHO

Herido de un disparo en una pelea

Alrededor de la hora siete de ayer, el caso se registró en una vivienda situada en Neuquén entre Necochea y Arenales, mismo lugar que después la Policía allanó. El joven lesionado estaba anoche internado en el Hospital Pintos.

Un azuleño que tiene 28 años permanecía internado en el Hospital Pintos a causa de un disparo de arma de fuego por el que tenía alojado en su región cervical un proyectil, hecho por el cual otro joven había sido aprehendido.

En el marco del sumario penal iniciado, en principio caratulado como lesiones graves, se realizó un allanamiento en la vivienda del sospechado de esta agresión, quien había mantenido una disputa con el herido.

Durante el procedimiento, en una casa ubicada en la calle Neuquén entre Necochea y Arenales, fueron incautados una escopeta calibre 14, seis cartuchos compatibles con ese arma de fuego, una munición calibre 9 mm y un revólver “en estado de deterioro y del cual no se puede establecer marca, calibre ni numeración de serie”, informaron voceros policiales.

Del episodio se había tomado conocimiento ayer alrededor de la hora siete, cuando fue convocado personal policial para que concurriera a la casa que horas más tarde sería allanada.

El joven que resultó lesionado y anoche permanecía internado en el Pintos fue identificado por los voceros de seguridad como Emiliano Cardozo.

En tanto, quien fue aprehendido en el lugar por lo ocurrido -y hoy está previsto que sea llevado a Tribunales para ser indagado en la fiscalía que está a cargo del Dr. Luis Surget- se llama Jesús Basilone, de 25 años.

Este último se domicilia en esa casa de la calle Neuquén donde se produjo ayer a la mañana una pelea entre ambos.

Cuando efectivos del Comando de Patrullas se hicieron presentes en esa vivienda, uno de los implicados en este hecho presentaba lesiones en su rostro y en sus extremidades, al parecer después de que había sido agredido.

De acuerdo con las averiguaciones hechas por los policías, Basilone y Cardozo se habían tomado a golpes de puño durante una pelea en la que también habrían utilizado armas blancas.

En presencia de los efectivos de seguridad, fue observado al dueño de la casa portando una cuchilla cuyo filo le apoyó en el cuello a Cardozo, con intenciones de ingresarlo al interior de la propiedad.

Pero los policías finalmente pudieron reducirlo y después lo arrestaron, al tiempo que Cardozo era llevado al hospital, donde se descubrió que tenía alojado en su cuerpo un proyectil calibre 9 mm.

El dato

Un primer informe efectuado por un médico de Policía indicaba que la vida del joven que anoche estaba internado no corría riesgo a pesar del disparo. Una radiografía que le habían tomado sirvió para localizar en su región vertebral al plomo del balazo que lo hirió.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *