Hernán Barbieri, el héroe industrial

El arquero de Piazza volvió a tener un papel fundamental en el pase del villero a la final del certamen. El “Uno” desvió, en los últimos minutos del encuentro, un remate a quemarropa de Rubolino; y luego en los penales, se quedó con el disparo de Aliz. El conjunto de Carlos Hourcade le ganó a Athletic por 4 a 2 en la definición desde los doce pasos, luego de igualar en un tanto en tiempo reglamentario.

Hernán Barbieri ya le desvió el penal a Ignacio Aliz. Lo celebra arrodillado, con los puños apretados y mirando a sus compañero. Luego, Jesús Gómez completaría el trabajo para que Piazza esté en una nueva final. NACHO CORREA
<
>
Hernán Barbieri ya le desvió el penal a Ignacio Aliz. Lo celebra arrodillado, con los puños apretados y mirando a sus compañero. Luego, Jesús Gómez completaría el trabajo para que Piazza esté en una nueva final. NACHO CORREA

Piazza está en una nueva final. El equipo de la Villa Industrial superó a Athletic por 4 a 2 en la definición por penales, luego de igualar en un tanto en el tiempo reglamentario, en el cotejo que correspondió a la vuelta de las semifinales de Apertura de Primera División.

Este encuentro, que se disputó en el estadio Emilio S. Puente, puede dividirse claramente en dos. La primera parte fueron los cuarenta y cinco minutos iniciales donde los dos buscaban el arco de enfrente y las situaciones se sucedían. La segunda fue en el complemento, periodo que fue para el olvido, porque con el correr de los minutos ambos se iban encariñando con la igualdad y que todo se definiera desde los doce pasos.

En el inicio del partido fue Piazza el que sorprendió. Con un 3-3-3-1 muy ofensivo se adueño del juego. Lo hacía con un manejo muy seguro y preciso  de pelota. Su actor principal era Ramón Sánchez, que por la izquierda encontraba espacios para pensar y elegir lo que más convenía en cada jugada.

Desde sus pies nacieron los ataques más riesgosos. El primero fue un remate suyo desde el borde del área, que el arquero José Matos desvió cuando el balón ingresaba en el ángulo. Luego, con un pase perfecto para Maximiliano Timpanaro, que llegó por la derecha, y cuando enfrentó al arquero definió desviado.

Con el correr de los minutos la estrellita fue superando la sorpresa inicial y comenzó a emparejar el trámite del partido. El 4-4-1-1 elegido por Celso Ivanoff fue dando su fruto, porque Maximiliano Lapalma ya podía tener más tiempo la pelota en su poder y darle un buen destino.

El lugar elegido para avanzar era por la derecha. En ese lugar Braian Carrizo tenía espacio para atacar, porque no volvía Sánchez y Giménez tenía que cerrarse para darle forma a la línea de tres. Eso le permitía al “Carri” correr con la pelota varios metros.

Con sus subidas empezó a inquietar a la última línea industrial. Pasado el cuarto de hora, tiró centro preciso para la llegada de Marco Rodríguez, que entró sólo y su cabezazo fue a las manos de Barbieri, que contuvo sin problemas.

En la siguiente jugada llegó el gol. El centrodelantero de la estrellita dominó la pelota en el área y tocó para Carrizo, la “bocha” pegó en un defensor pero Rodríguez la recuperó y sacó un potente remate, que el arquero industrial desvió y la redonda cayó en los pies de Mariano Borda, que con un toque suave puso en ventaja a Athletic.

Ese tanto le permitió al equipo de Celso Ivanoff afianzarse en su idea de juego y con toques cortos y precisos. Eso le permitía manejar el trámite del partido y los tiempos del cotejo.

A pesar de no tener tanto la pelota, el industrial era el que tenía las mejores situaciones para convertir, pero estaba impreciso en la definición, porque falló dos jugadas muy claras. En la primera, Lucas Iztueta desde el borde del área chica, sin arquero, remató muy suave y la sacó Chacón. Luego, Parodi remató desde el punto del penal y la pelota se fue apenas desviado.

En Piazza ya había quedado de lado el juego asociado de los primeros minutos y todo eran arrestos individuales. Pero a pesar de ellos llegó la igualdad. Un saque potente de Barbieri, la bajó Valdez de cabeza para Parodi, el “Choni” tocó para Maximiliano Timpanaro que se acomodó y desde la medialuna sacó un potente remate rasante que superó a Matos y estableció el 1 a 1.

Así terminó la primera etapa. Todo lo bueno que se vio en esos cuarenta y cinco minutos se quedó en el vestuario, porque en el complemento todo cambió y el encuentro comenzó a ser friccionado, con discusiones y con muy poco fútbol.

Los arcos le quedaban muy lejos a los dos. La única manera que encontraban para llegar al marco rival era por alguna jugada individual o un error. El tiempo transcurría y cada segundo que pasaba se iban enamorando del empate y que todo se definiera desde el punto del penal. Pero a pesar de eso los dos tuvieron una ocasión para impedir eso.

Primero fue para Piazza. Agustín Parodi dominó la pelota en el área y tocó para Maximiliano Timpanaro que desde el ángulo derecho del área chica, tiró el centro para Bedoya, quién no llegó a impactar bien la pelota y el balón cayó en las manos de José Matos.

La jugada de la estrellita fue sobre el final. En tiempo de descuento, Lorenzo Burgos recuperó cerca del área rival, dejó en el camino a Gómez y tiró un preciso centro para Nicolás Rubolino, que desde el punto del penal sacó un potentísimo remate que Hernán Barbieri desvió de manera espectacular.

Luego fue el tiempo de los penales. Con la gran actuación de Hernán Barbieri que contuvo uno, cuando Athletic tenía la posibilidad de igualar la serie, y luego, Jesús Gómez con un gran remate bajo a la izquierda superó a Matos para darle el triunfo a Piazza y el pasaje a una nueva final.

El industrial está nuevamente en el partido decisivo, llegó a su quinta final en los últimos tres años, y el rival será Sarmiento, con quién inició esta serie de finales a mediados del 2014.

LA FIGURA 

Hernán Barbieri

Redondeó noventa minutos buenos y terminó de convertirse en figura sobre el final. En tiempo de descuento realizó una atajada espectacular ante un potente remate de Rubolino y de esa manera le permitió al industrial llegar a los penales. En esa instancia contuvo uno y así facilitó el pasaje a Piazza a una nueva final.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *