POR EL CRIMEN DE MARIANO CAFFERATA

Hernán Faure se entregó y quedó detenido

Después de que Casación lo condenara la semana pasada a doce años y ocho meses de prisión por el homicidio de connotaciones pasionales que tuvo como víctima en esta ciudad -en mayo de 2011- al por entonces jefe del Destacamento Balneario, se presentó espontáneamente ayer en la DDI Azul. Su detención, para cumplir con la casi totalidad de la pena que le fuera impuesta por aquel asesinato, había sido ordenada por el Tribunal azuleño que lo juzgara en julio de 2012 y, al igual que sucedió ahora a través de la Sala Cuarta de Casación, lo hallara autor de un “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

Hernán Faure se presentó espontáneamente ayer en la DDI Azul, donde quedó detenido por el homicidio de Mariano Cafferata, quien en el momento del hecho fuera jefe del Destacamento Balneario de la Policía de la provincia de Buenos Aires, donde el primero también prestaba servicios. ARCHIVO/EL TIEMPO/ADRIÁN GELOSI
<
>
Hernán Faure se presentó espontáneamente ayer en la DDI Azul, donde quedó detenido por el homicidio de Mariano Cafferata, quien en el momento del hecho fuera jefe del Destacamento Balneario de la Policía de la provincia de Buenos Aires, donde el primero también prestaba servicios. ARCHIVO/EL TIEMPO/ADRIÁN GELOSI

Contando con una orden emanada por el Tribunal local que lo condenó en primera instancia y con un pedido presentado desde una Fiscalía departamental, el ex policía Hernán Faure -a quien la semana pasada Casación sentenció a doce años y ocho meses de prisión por el asesinato de connotaciones pasionales del ex jefe del Destacamento Balneario Mariano Cafferata- ayer lunes, en horas de la tarde, se presentó en la sede de la DDI, donde ahora está detenido.

El ex sargento de la Bonaerense, de 30 años, tiene que cumplir casi en su totalidad esa pena que le fuera impuesta ahora desde la Sala Cuarta del Tribunal de Casación Penal de la Provincia.

Tal lo que EL TIEMPO informara en su edición del domingo último, esa decisión fue dispuesta el martes de la semana anterior, después de que el año pasado la Suprema Corte de Justicia anulara el fallo que en segunda instancia -también del Tribunal de Alzada, aunque con la intervención de otros jueces- lo había absuelto en abril de 2013 por ese crimen que cometió el 9 de mayo de 2011 y tuvo como escenario la sede del Destacamento Balneario de esta ciudad.

En julio del año siguiente a ocurrido el hecho, en primera instancia había sido juzgado y condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal número 1 de Azul, en el marco de un debate donde fue hallado autor de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego y sentenciado a “doce años y diez meses de prisión” por los jueces Martín Céspedes, Gustavo Borghi y Joaquín Duba.

Pero Faure había recuperado la libertad en abril de 2013, de la mano de un fallo de la Sala Tercera de Casación que en segunda instancia lo había absuelto.

El año pasado, en octubre, cuatro de los ministros de la Corte bonaerense dejaron sin efecto ese dictamen, al considerarlo “una decisión arbitraria” que “lo descalifica como acto jurisdiccional válido”. Y en consecuencia, ordenaron que en la causa intervinieran otros jueces de otra sala del Tribunal de Alzada, para arribar a lo que definieron como “un nuevo fallo ajustado a derecho”.

En ese contexto, el martes de la semana pasada fueron los Dres. Mario Eduardo Kohan y Carlos Ángel Natiello los que emitieron ese fallo con veredicto condenatorio para el ex policía que ahora está preso nuevamente, lo que implicó que le impusieran una pena dos meses inferior a la que en primera instancia le fuera dictada cuando lo juzgaron en el TOC 1 de Azul.

El hecho por el cual está preso  

Faure fue hallado autor de un crimen de connotaciones pasionales que se produjo en la sede del Destacamento Balneario local de la Policía de la Provincia en las primeras horas del 9 de mayo de 2011.

Aquel día, después de confirmar que su pareja de ese entonces –que era policía, se llama Pamela Bayonés y luego fue exonerada de la fuerza- la engañaba con el oficial principal Mariano Cafferata, concurrió a la sede del destacamento policial ubicado en la prolongación Sur de la Avenida Pellegrini de este medio.

Al irrumpir en el “privado” de la dependencia, los halló a ambos durmiendo en la misma cama. Y utilizando el arma reglamentaria que portaba, ya que trabajaba en la antigua Patrulla Rural de Azul, acribilló a balazos a quien por aquel entonces era el jefe del Destacamento Balneario.

Después de cometido el homicidio, en el mismo móvil policial en el que había llegado hasta el Destacamento regresó a la sede de la Patrulla Rural, donde le confesó lo que había hecho a un superior suyo y se entregó.

En total, Faure estuvo preso en principio por el asesinato un año y once meses. Ahora, nuevamente está detenido, después de conocido ese fallo de Casación que, a diferencia de un primer dictamen emanado desde el mismo Tribunal de Alzada, volvió a condenarlo como el autor de este asesinato de connotaciones pasionales, de la misma manera que había ocurrido cuando lo juzgaron.

A la espera del traslado  

Uno de los principales aspectos que siempre se valoró en torno a lo sucedido fue el  estado emocional del encausado al descubrir la infidelidad de quien al momento del hecho era su pareja.

Mientras que dos jueces de Casación -Ricardo Borinsky y Víctor Violini, de la Sala Tercera- consideraron para absolverlo en abril de 2013, a través de ese fallo que luego sería anulado por la Suprema Corte, que no era “capaz de culpabilidad”, no opinaron lo mismo la semana pasada los jueces de la Sala Cuarta. Y más allá de readecuar la pena que le fuera impuesta al ex policía cuando fue juzgado en el Tribunal 1 de Azul,  prácticamente confirmaron en un todo aquel fallo de primera instancia que había derivado en la condena para el ex policía azuleño que ahora está preso nuevamente.

Además de la orden dispuesta por los jueces Borghi, Duba y Céspedes para que fuera detenido, el pedido de aplicación de dicha medida cautelar también había sido realizado por un fiscal: Marcelo Fernández, señalaron a EL TIEMPO ayer por la tarde voceros judiciales.

Hasta el momento Hernán Faure, después de que horas atrás se entregara en la sede de la DDI Azul de Policía, permanece en esa dependencia.

Se estaba a la espera de conseguir un cupo para su traslado a una unidad carcelaria, algo que también había sido dispuesto por los jueces del Tribunal 1 local al ordenar su detención.

Durante ese tiempo que estuvo preso por el crimen, desde que el hecho se produjo hasta abril de 2013, había permanecido en la Unidad 7, la cárcel de varones del SPB que está en Azul.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *